El affaire Bankia: la propuesta de devolución por la inversión en acciones

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn58Share on Google+9Email this to someonePrint this page

Adela del Olmo

Directora de Sepín Mercantil

Ante tanta noticia, novedad y ruido mediático, conviene recordar cómo hemos llegado hasta aquí y cómo es posible que estas situaciones de absoluta indefensión para el consumidor y, en este caso, para el pequeño inversor se sigan produciendo en nuestro país.

Hemos analizado y tratado, atónitos, durante años, cientos de sentencias de las Audiencias Provinciales de toda España tratando el tema de la adquisición de acciones de la OPS de Bankia. Esto nos ha permitido seguir la evolución de todos los argumentos que la defensa de la entidad de crédito ha ido esgrimiendo con el fin nítido de no pagar o de, por lo menos, dilatar al máximo los procesos.

Comenzamos con la tan reiterada alegación de que las acciones como tal no son un producto derivado complejo, ex art. 2 LMV, y de que, por tanto, no pesan sobre la entidad bancaria los especiales deberes de información que conllevan dichos productos. Esta argumentación pretendía que no se declarara la nulidad del contrato de adquisición, puesto que el cliente que adquiere “tiene” que conocer el producto.

Más tarde llegaron las múltiples sentencias con la excepción de prejudicialidad penal: ha de suspenderse el proceso civil, puesto que se halla pendiente ante la Audiencia Nacional proceso penal para dirimir la supuesta participación de los directivos de la sociedad en las inexactitudes contenidas en el folleto de emisión de la OPS. Pero olvidan que los demandantes no fundan su pretensión en esos hechos, sino en que la falta de veracidad de los datos contables, la situación económica y las perspectivas de riesgo del folleto informativo de la OPS, sumada a una inadecuada información sobre la operación, los riesgos y la conveniencia al perfil de pequeño inversor, produjeron error esencial al consentir la adquisición, que por ello es nula.

En suma, se acusa de que ni la información ofrecida ni la consignada en el folleto reflejaban la imagen fiel de la entidad; falta de veracidad que les llevó a error sobre las características básicas del producto ofertado y les movió a una adquisición que no hubieran realizado de haber conocido la realidad económica subyacente.

El resultado de este nuevo argumento obstativo, la prejudicialidad penal, tampoco prospera y las Audiencias Provinciales razonan certeramente, como en la Sentencia de la AP de Pontevedra, Sec. 1.ª, de 15 de diciembre de 2015 (SP/SENT/835180), que a efectos civiles es indiferente si la sentencia penal estima falsedad o manipulación o archiva la causa, pues la pretensión se basa en que la información del folleto de Bankia no responde a la realidad y generó vicio de consentimiento al adquirir. También podemos citar la SAP Asturias, Oviedo, Sec. 1.ª, de 11 de diciembre de 2015 (SP/SENT/836609), que considera que no hay prejudicialidad porque el proceso penal contra Bankia y sus directivos no vincula a los tribunales civiles que enjuician la nulidad del contrato de adquisición de acciones de Bankia y que, además, ya fue rechazada por el Acuerdo de Magistrados de la AP Asturias de 1 de octubre de 2015.

Una vez superada y totalmente rechazada la prejudicialidad, Bankia continúa litigando incansable, llega incluso a sostener que en el momento de la emisión del folleto la situación financiera de la entidad era totalmente saneada, pues las cuentas presentadas en 2012, sin auditar, reflejaban un beneficio de 304.748.000 euros, y que, por tanto, no se proporcionó información falsa, sino que fueron los normales avatares del mercado, junto a la radical disociación entre las previsiones realizadas por todos los sujetos públicos y privados, la economía real del primer trimestre de ese año, y los cambios regulatorios los que llevaron a la total debacle de las acciones de Bankia S. A.

De nuevo son las Audiencias Provinciales las que desestiman radicalmente semejante argumento, acudiendo incluso a la doctrina de los hechos notorios sobre la falsa solvencia de Bankia, las irregularidades de su salida a bolsa, la necesaria suspensión de cotización y la urgente recapitalización que hubo de realizarse, como no, con dinero público. Se aproxima la ineludible realidad a la que se llega por imperativo de la lógica y de la razón jurídica, la falsedad del folleto.

Este ha sido el glorioso final de una historia que no debió suceder, de la crónica de una muerte anunciada que se ha dejado morir matando. La responsabilidad por graves irregularidades en el folleto, ex art. 28 de la Ley del Mercado de Valores, queda plasmada con rotundidad en las Sentencias del TS, Sala Primera, de lo Civil, Pleno, de 3 de febrero de 2016 (SP/SENT/839033) y de la Sala Primera, de lo Civil, Pleno, de misma fecha (SP/SENT/839046). Tenemos que reconocer que estas dos resoluciones de capital importancia han sido precedidas de múltiples resoluciones de las Audiencias que adelantan, incansablemente, sus fundamentos jurídicos, entre otras SAP Ávila, Sec. 1.ª, de 22 de octubre de 2015 (SP/SENT/830148), SAP Albacete, Sec. 1.ª, de 8 de octubre de 2015 (SP/SENT/830853) y SAP Baleares, Sec. 3.ª, de 30 de septiembre de 2015 (SP/SENT/828695), entre muchísimas más.

Volviendo a las dos Sentencias del Pleno del TS, concluyen que no hay prejudicialidad penal, que es irrelevante la decisión penal sobre falseamiento y que, además, debe primarse el derecho a un proceso sin dilaciones indebidas; que el accionista demandante, como tercero, puede instar, por responsabilidad del folleto, la nulidad de adquisición de acciones por error heteroinducido, dejando de lado la repercusión que la nulidad de las adquisiciones pudieran tener en el aumento de capital realizado por Bankia, S. A., a través de su Oferta Pública de Suscripción; la valoración de los hechos y las pruebas acreditan la existencia de una enorme disparidad entre la situación patrimonial y financiera de Bankia y la reflejada en el folleto; si este hubiera sido veraz, no cabe duda de que la información y la opinión generada habrían disuadido de invertir a los pequeños inversores y, por último, que la nulidad que se declare del contrato de adquisición de acciones debería tener efectos “ex tunc”.

Esto es lo que ha sucedido en el plano jurídico.

En el plano fáctico, desayunamos ayer con el comunicado de Bankia sobre el proceso que inicia para devolver toda la inversión a los accionistas minoristas que acudieron a la salida a Bolsa, del que resaltamos unas breves notas: se pueden adherir los inversores minoristas, aunque estén inmersos en cualquier iniciativa, judicial o extrajudicial, de reclamación a la entidad. Una vez restituida la inversión, si el accionista había interpuesto demanda, firmará un acuerdo por el que desiste del proceso. Bankia dice tener la total certidumbre de que los pequeños inversores que acudieron a la OPS, recuperarán el 100 % de la inversión, más los intereses compensatorios y ahorrarán tiempo en la obtención de la restitución y reducirán costes para conseguirla, además de evitar las dilaciones del proceso judicial. Dilaciones que, en un lapsus, olvidan aclarar, que las generan ellos, recurriendo sin cesar cuando ya saben que el pleito está perdido, además de colapsar de paso, los órganos judiciales.

El plazo de adhesión a este proceso se inicia hoy 18 de febrero y se extenderá por tres meses, plazo que la entidad considera suficiente para gestionar todos los casos.

Sobre el modelo a complementar por cada inversor y el esquema de la devolución que al comunicado se adjuntan, obviamos los comentarios.

Para terminar no puedo dejar de pronunciarme, si yo estuviese en el caso de cientos de miles de pequeños inversores que han visto evaporarse su dinero de una forma tan absolutamente escandalosa, seguiría pleiteando y confiando en los órganos judiciales.

Ya hemos visto los ineficaces y ruinosos resultados de los arbitrajes y las soluciones extrajudiciales de otros casos, como las famosas Participaciones Preferentes.

participaciones preferentes y obligaciones subordinadas

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn58Share on Google+9Email this to someonePrint this page

19 comentarios en “El affaire Bankia: la propuesta de devolución por la inversión en acciones

  1. Buenas tardes.
    Completamente de cuerdo con la Sra. directora de Sepin, autora de este artículo.
    Al parecer, algunos de los letrados que representan a Bankia ahora quieren utilizar el argumento de la temeridad para forzar acuerdos antes de la fecha de juicio o en la misma puerta de los juzgados. Es decir, si aceptas el acuerdo que te proponemos perfecto, Si no, “entramos a juicio y lo primero que le voy a decir a SSª es que no quieres acuerdo y que por tanto, eres un temerario, motivo por el que se te deben de imponer las costas.
    Sobran las palabras…

  2. Tengo pendiente la interposición de una demanda para solicitar la nulidad de losbonos convertibles de B.Popular…..entiendo Que El argumento es el mismo verdad?

    • En el caso de los Bonos Convertibles del Banco Popular, la respuesta no es tan directa.

      Es imprescindible hacer un análisis del caso concreto y del perfil (formación, profesión y otras inversiones anteriores) de cada cliente.

      Si el cliente ha tenido otros productos complejos (como puedieran ser otros bonos estructurados) el caso se podría complicar.

      También es necesario hacer una revisión de la documentación del caso.

      Saludos

  3. La propuesta de Bankia ¿es la última estafa a los estafados? Eso parece, pues se ve su ánimo de dolo con su propuesta engañosa. Pese a perder con miles de sentencias adversas Bankia siguió pleiteando. Su objetivo era retrasar el pago mientras obtenía más dinero del dinero estafado. Sabía que de ese modo muchos estafados no se atreverían a interponer una demanda.
    Pero ahora hay dos sentencias del Tribunal Supremo que producen jurisprudencia inapelable
    Ahora que está abocada a pagar lo estafado con un interés anual del 4,5 % anual propone una estafa. Devolver el dinero estafado, pero en vez de pagar 4,5 % anual sobre lo estafado paga sólo el 1 % sobre el total. Ademas de ese menor pago Bankia se ahorra todo lo que le costarían los abogados que se opusieran a la demanda.
    Los ciudadanos deben presentar una demanda por el dinero, los frutos del dinero, el 4,5 % anual y las costas que Bankia debe pagar.
    Si Bankia se niega y pleitea perderá y tendrá que pagar lo mismo mas a sus abogados. En tal caso procede además pedir una multa por temeridad procesal por 6.000 € y no olvidar la indemnización por daños morales por la angustia sufrida temiendo perder todo el dinero.
    Por tanto, a Bankia le sale más barato devolver el dinero y el 4,5 % anual y las costas en la vista preliminar.
    Claro está que le sale más barato devolver el dinero y el 1 % ¡una sola vez sobre el total! pero esa oferta puede considerarse el último intento de estafar a los ya estafados. Lo vergonzoso es que miembros del Gobierno se feliciten por ¿una presunta estafa a los ciudadanos?
    “los derechos deben de ejercitarse conforme a las exigencias de la buena fe” Art. 7.1 CC); “la ley no ampara el abuso del derecho o el ejercicio antisocial del mismo. Toda acción u omisión que por la intención de su autor, por su objeto o por las circunstancias en que se realice sobrepase manifiestamente los limites normales del ejercicio de un derecho, con daño para un tercero, dará lugar a la correspondiente indemnización y a la adopción de las medidas judiciales o administrativas que impidan la persistencia del abuso” (art. 7.2 CC). Hay una amplia jurisprudencia sobre ese particular (STS 919/2004 de 12 de julio)
    La Ley de enjuiciamiento Civil dice
    1.Los intervinientes en todo tipo de procesos deberán ajustarse en sus actuaciones a las reglas de la buena fe. 2 los tribunales rechazarán fundadamente las peticiones e incidentes que se formulen con manifiesto abuso de derecho o entrañen fraude de ley o procesal. 3 si los tribunales estimaren que alguna de las partes ha actuado conculcando las reglas de la buena fe procesal, podrá imponerle , de forma motivada, y respetando el principio de proporcionalidad, una multa que podrá oscilar de 180 a 6000 euros, sin que en ningún caso pueda superar la tercera parte de la cuantía del litigio. Para determinar la cuantía de la multa el tribunal deberá tener en cuenta las circunstancias del hecho de que se trate, así como los perjuicios que al procedimiento o a la otra parte se hubieren podido causar(art. 247 LECr).

  4. La solución de Bankia deja otra duda pendiente y que no está clara.Espero de algún experto en la materia que aquí mismo lo explique.Según algún despacho de abogados,citan que si se acoge uno a la solución de Bankia aquí propuesta,Bankia debe restar del capital e interés del 4,5%,el 19% por retención fiscal,según consulta vinculante V 2799-13

  5. Buenos días,
    Soy accionista de Bankia y compré las acciones el 20 de Julio de 2011 en mi oficina de Bankia (en la orden de compra pone: Mercado Continuo (ESXMCE)). ¿ puedo acogerme al acuerdo ofrecido por BANKIA? Por otro lado tengo mis dudas sobre la tributación en el IRPF del dinero que devuelva BANKIA (lo invertido + 1%) ¿ habrá que tributar por todo o sólo por los interés obtenidos ? Hay quien dice que tiene una retención del 19%. En el acuerdo que propone BANKIA ¿se anula el contrato firmado en 2011 con la compra de acciones o va en el sentido de recomprarte las acciones?.
    Gracias.

    • Muchas gracias por el comentario.
      En cuanto a la posibilidad de acogerse a la propuesta de solución de Bankia, entendemos que sí es posible ya que las acciones se adquirieron mediante la OPS.
      En cuanto a los términos fiscales, desconocemos la forma exacta en la que Bankia actuará, aunque mantenga que la operación no conllevará consecuencias tributarias para el cliente. Consideramos lo más prudente y eficaz, solicitar el criterio de la Dirección General de Tributos sobre el asunto y así despejar toda duda

    • Buenos días. La oferta de Bankia es sólo para los que acudieron a la OPS y suscribieron las acciones entre 30 de Junio y 19 de Julio de 2011. Es decir, el 20 de Julio Bankia salió a Bolsa con lo cual su compra es de Mercado Secundario y no le van a dar la posibilidad de firmar el acuerdo. No obstante no va a tener ni el menor problema en demandar, porque yo tengo sentencias favorables en compras realizadas justamente el día de salida a Bolsa.

      • buenos dias:

        Necesito interponer demanda por acciones adquridas el 27 de julio de 2011, es decir después de la OPS, en el mercado continuo, pero no tengo jurisprudencia que me ampare ni tengo claro que pueda utilizar los razonamientos de las Sentencias sobre el contenido del folleto OPS. Entre otras cosas el banco no me lo da por haber adquirido las mismas en el mercado continuo. Podrían facilitarme alguna Sentencia para usar en la demanda?

        muchas graicas

  6. Mucho se comenta si es gravoso en el IRPF, por el 19% si se acoge uno a la solucion de Bankia,para recuperar el capital+ 1% anual de interés,pero y si uno continua por la via judicial y le es favorable,y le devuelven el capital y los intereses,?también sería gravoso con Hacienda?,o en este caso nó sería?

      • En mi caso las acciones compradas se realizaron el 21 de julio, fuera de la OPS ( creo que el anterior interviniente que compró las acciones está al igual que yo fuera de la OPS), creeis que hay esperanzas de recuperar el dinero via judicial? sabéis que accion sería la más oportuna? ya reclame en 2014 por via extrajudicial

        • Por supuesto que hay posibilidad. Además con su reclamación de 2014 hace mas fuerza. Su suerte es que al poder demandar sin la presión del acuerdo que ofrece Bankia podrá obtener el principal invertido más los intereses legales, muy superiores a ese 1 % que Bankia ofrece.

  7. Los jueces están presionando para que en la Audiencia Previa y en las vistas de los Juicios Verbales se acepten las condiciones de Bankia. Es más, preguntan al Letrado demandante el motivo de la no aceptación. En una Audiencia Previa acepté el acuerdo más las costas hasta ese momento procesal. En la vista del verbal no acepté porque se trataba de un importe inferior a 2.000 euros y aunque Bankia ofrece las costas al final no las paga al no ser preceptivas según la L.E.C. Celebramos juicio y aún no tengo sentencia.
    Los que adquirieron las acciones entre el 20 de Julio 2011 y el 24 Mayo 2012 no están incluidos en el acuerdo que ofrece Bankia pero tienen todas las posibilidades a su favor si demandan dado que el engaño sufrido es el mismo que el de los suscriptores de la OPS.

  8. Tengo un Cliente que compró acciones de Bankia el 24 de mayo y el 31 de Diciembre de 2012. No encuentro Jurisprudencia o artículos que me orienten sobre la posibilidad de reclamar la nulidad de esta compra. Todo lo que veo se refiere a operaciones efectuadas antes de la salida a bolsa ¿Me pueden ayudar? Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *