¿Qué es la usucapión? Concepto y requisitos de esta forma de adquirir el dominio

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn38Share on Google+6Email this to someonePrint this page

Iciar Bertolá Navarro

Directora de Sepín Obligaciones y Contratos. Abogada

La prescripción adquisitiva o usucapión, que es un modo de adquirir la propiedad y demás derechos reales, es el tema al que hemos querido dedicar el presente espacio.

La usucapión, regulada en los arts. 1.930 y ss. CC, es una institución que contempla la posibilidad, por parte de quien posee un bien, de ser finalmente su dueño, siempre que se cumplan una serie de requisitos legales que varían según se trate de la prescripción ordinaria o extraordinaria. Por lo tanto, existen dos tipos de usucapión:

a) La ordinaria, que requiere:

– Buena fe del poseedor. Consiste en la creencia de que la persona de quien recibió la cosa era dueño de ella y podía transmitirla. En contraposición, se considera que hay mala fe en el poseedor que conoce que existe un vicio en el título del transmitente que lo invalida.

– Justo título. Es el que legalmente basta para transferir el dominio o derecho real de cuya prescripción se trate. Título que ha de ser verdadero y válido, y que debe probarse, pues no se presume nunca.

Plazos. Varían según la naturaleza mueble o inmueble del bien:

    Bienes Inmuebles: 10 años entre presentes y 20 entre ausentes (si el propietario reside en el extranjero o en ultramar).

    Bienes muebles: 3 años.

b) En cuanto a la extraordinaria, se prescinde tanto de la buena fe del poseedor como del justo título, siendo necesario para que pueda ser apreciada que la posesión sea:

– Pública. Lo que resulta imprescindible, porque de otra forma los interesados no podrían tener conocimiento de los hechos que les perjudican.

– Pacífica. Debe entenderse como contraria a la violenta, es decir, que no se mantiene por la fuerza.

– Ininterrumpida. A pesar de que la posesión puede ser interrumpida natural o civilmente, la apta para usucapir no ha de ser interrumpida.

– Plazos. En este caso se requiere:

    Bienes Inmuebles: 30 años.

   Bienes muebles: 6 años.

En ambos supuestos es imprescindible que la posesión sea EN CONCEPTO DE DUEÑO, y, de acuerdo con la Sentencia del TS de 24 de octubre de 2014 (SP/SENT/783115) supone la tenencia de una cosa por una persona, o el disfrute de un derecho unidos a la intención de haber la cosa o derecho como propios. Es preciso, por tanto, que el poseedor se comporte como dueño de la cosa o titular del derecho real, actuando como tal frente a la colectividad, siendo necesario que nadie cuestione dicha situación, ya que si el poseedor que pretende usucapir actúa por mera tolerancia del dueño de la cosa, sus actos posesorios serán irrelevantes a los efectos de la usucapión.

 ¿Qué bienes pueden ser objeto de usucapión?

Son susceptibles de prescripción todas las cosas que estén en el comercio de los hombres, es decir, aquellas que sean objeto de tráfico o comercio, debiendo excluir todo aquello que no es susceptible de apropiación, y lo que siéndolo no puede ser objeto del tráfico por prohibirlo una norma.

En relación al juego entre la usucapión y el Registro de la Propiedad, podemos distinguir dos situaciones:

 – Usucapión en favor del titular inscrito o Usucapión secundum tabulas, que, como presunción, se recoge en el art. 35 de la Ley Hipotecaria, según el cual “a los efectos de la prescripción adquisitiva en favor del titular inscrito será justo título la inscripción, y se presumirá que aquel ha poseído pública, pacífica, e ininterrumpidamente y de buena fe durante el tiempo de vigencia del asiento y de los de sus anteriores de quienes traiga causa“. Esta presunción es de carácter iuris tantum, por lo que puede ser destruida mediante prueba en contrario.

– Usucapión contra el Registro o Usucapión contra tabulas que es la adquisición del dominio por parte de quien inicialmente no es titular del mismo por la posesión continuada, en contra de lo inscrito en el Registro de la Propiedad. Hay que tener en cuenta la reciente Sentencia de 21 de enero de 2014, que sienta doctrina en relación con la usucapión “contra tabulas”, declarando que esta materia se rige por lo dispuesto en el art. 36 de la Ley Hipotecaria, frente a lo establecido en el art. 1.949 CC, que ha de entenderse derogado. Esta resolución, que instaura un nuevo régimen, totalmente distinto del anterior en lo que afecta a la posición del “tercero hipotecario” ya fue objeto de análisis en otro post.

La usucapión produce como efecto la adquisición del dominio o del derecho real de que se trate, y esta adquisición se entiende que es automática y que se produce “ipso iure”, una vez trascurrido el término de posesión fijado legalmente.

La sentencia que declare la usucapión tiene eficacia retroactiva, es decir, se considera que el usucapiente ha sido propietario desde que se inició la posesión.

Es posible renunciar a la usucapión adquirida. Pueden renunciar, de acuerdo con el art. 1.935 CC, las personas con capacidad para enajenar la cosa, renuncia que podrá ser expresa o tácita. Lo único que no está permitido es renunciar al derecho de prescribir en el futuro.

Para finalizar, señalar que se trata de una institución de Derecho civil no fundada en principios de estricta justicia, sino en los de abandono o dejadez en el ejercicio del propio derecho, y que permite adecuar a la realidad dominical ciertas situaciones de hecho, por ello su aplicación por los Tribunales debe ser cautelosa y restrictiva, tal y como mantiene el TS en su Sentencia de 17 de julio de 2008 (SP/SENT/182050).

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn38Share on Google+6Email this to someonePrint this page

3 comentarios en “¿Qué es la usucapión? Concepto y requisitos de esta forma de adquirir el dominio

  1. Un propietario utilizo los espacios comunes de uso privado para hacerse un ático que luego registró a su nombre en el año 2003.El presidente de la comunidad presentó un acta falsa ante notario en el que la comunidad le autorizaba a registrarlo como propio, presentándolo luego en el registro de la propiedad. Nos hemos enterado en Diciembre pasado. ¿ que podemos hacer para impugnarlo ?

  2. Hola,
    Tengo la siguiente duda, espero que alguien que sepa del tema pueda dar su opinión:
    Yo he adquirido una vivienda siendo soltera, la casa está solo a mi nombre.
    Supongamos que inicio una relación con un hombre y él se traslada a vivir a mi casa, y algunos de los recibos como pueden ser el teléfono, luz, etc., estuvieran a nombre de mi novio (no casados), o bien él se empadronase en mi vivienda, ¿podría él con el tiempo reclamar derecho de usucapión y tener derecho a la vivienda, a la mitad de la misma, o a la totalidad si yo fallezco?

    Me parece un tema interesante ya que a día de hoy hay cada vez más parejas que nunca llegan a casarse pero conviven en la casa que adquirió uno de ellos siendo soltero; el otro podría beneficiarse y llevarse una casa gratis, quedando el propietario real en una situación muy vulnerable.

    Gracias!

  3. Hola José Luis, me has aclarado muchas dudas… gracias!
    en mi caso mi hermana vive en un piso que era de mis padres y al cual llegan los informes relativos a las cuentas bancarias, no quiere facilitar las cuentas bancarias lo cual es necesario para pagar el impuesto de sucesiones y yo no se en Que bancos puede tener cuentas abiertas (heredadas a su vez de mi hermano fallecido) ¿Qué puedo hacer? ¿puedo pagar el impuesto de sucesiones aunque el resto de herederos no quieran? Y la última duda… cuál es el recargo por no haber pagado el impuesto de sucesiones de mi madre que falleció hace 6 años y medio y sobre que valor se hace ese recargo ?
    Ojala pudieras ayudarme este es un mundo… amplio y desconocido en el que uno está perdido.
    Gracias
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *