¿Es posible adquirir por usucapión una cantidad de dinero?

Iciar Bertolá Navarro
Directora de Sepín Obligaciones y Contratos. Abogada

Como ya indicábamos en otro post, la usucapión es un modo de adquirir la propiedad de un bien o derecho, cuyo presupuesto es la posesión y el transcurso del tiempo, con las condiciones fijadas en la Ley.

¡eBook gratis! La usucapión: 5 aspectos prácticos

El art. 1.936 CC señala que pueden ser objeto de prescripción las cosas que están en el comercio de los hombres, debiendo excluir todo aquello que no es susceptible de apropiación y lo que, siéndolo, no puede ser objeto del tráfico por prohibirlo una norma. Desde esta perspectiva, no hay duda del carácter imprescriptible de ciertos bienes, los de dominio público, por citar un ejemplo; sin embargo, puede existir alguna confusión cuando hablamos de dinero, planteándonos si es posible su adquisición mediante la prescripción adquisitiva.

Siendo el dinero un bien mueble, los plazos para su adquisición vienen especificados en el art. 1.955 CC, que señala que el dominio de los bienes muebles prescribe por la posesión no interrumpida de tres años con buena fe (prescripción ordinaria), o por la posesión no interrumpida de 6 años, sin necesidad de ninguna otra condición (prescripción extraordinaria).

Sin embargo, teniendo en cuenta la reiterada doctrina jurisprudencial, que califica el dinero como la cosa fungible por excelencia y jurídicamente consumible, en el sentido de que solo puede tener un solo uso, consideramos que no es posible adquirir el dinero por usucapión.

En este sentido se pronuncia al Sentencia de la AP Barcelona, Sec. 17.ª, de 17 de noviembre de 2016 (SP/SENT/897651). Esta resolución califica el dinero como un bien mueble de naturaleza fungible, es decir, que se consume en el uso como medio de cambio. Es esta particular naturaleza del dinero lo que le convierte en un bien que no es susceptible de posesión ininterrumpida, lo que impide su adquisición por prescripción.

Para finalizar, cabe señalar que lo que el art. 1.955 CC somete a prescripción adquisitiva por el transcurso de tres o seis años, según que haya o no buena fe, es el dominio de las cosas muebles, que no puede confundirse con la eventual reclamación de una cantidad de dinero propiedad de otra persona. Esta reclamación origina un crédito al que ampara una acción personal que, al no tener un plazo especial de prescripción, debe entenderse cobijada en un término general del art. 1.964 CC, que, tras la reciente reforma operada por la Ley 42/2015, se ha reducido de 15 a 5 años, siendo de aplicación el nuevo plazo a partir del 7 de octubre de 2015.

Para saber cómo se pronuncia la jurisprudencia sobre la usucapión de manera detallada, os recomendamos nuestra selección de las sentencias más relevantes sobre esta materia, publicada en septiembre de 2017:

Usucapión

4 comentarios en “¿Es posible adquirir por usucapión una cantidad de dinero?

  1. Uff. .. Que difícil… supongo que he caído en un Blog dedicado en exclusiva para abogados. Estaría bien que aunque sea así, expliques un poquito los conceptos con palabras más… Como lo diría? Menos «letradas» 😉 Por si caemos por aquí alguien que no es del sector.

  2. Estoy de acuerdo, Iziar, con la conclusión. No tanto con los argumentos. En una gran parte me remito al comentario que ya he hecho hace unos días sobre la naturaleza del dinero.
    El dinero no es un bien, ni tampoco una cosa, es un valor dinerario. Al no ser un bien, no tendríamos ni por qué entrar en si es consumible o no. Pero es que tampoco es consumible, porque no es hábil para el consumo. Tampoco es fungible (término inventado por Ulrico Zasio, un jurista alemán contemporáneo y amigo de Erasmo de Rotterdam, a mediados del siglo XVI) porque fungi-ble es lo que es hábil para fungir, es decir, para cumplir una función o rol (por ejemplo, una rodadura dentro de un motor). Para que te sirva para siempre, la función suele indicarse en la palabra a través del sufijo -ivo/-iva (que no significa, como entienden algunos etimólogos, relativo a, porque todo es relativo a). El dinero no es consumible ni, menos aún, fungible porque lo que es es inter-cambiable (algo parecido a sustituible, aunque es más correcto lo primero).
    Lo que tenéis que daros cuenta es que la relación del Hombre con el dinero (FERENCIA) no es la misma que la que se establece con los bienes (cosas en el patrimonio: HERENCIA) ni con las cosas (FARENCIA). Claro que si ni siquiera se sabe, en el estado de la ciencia actual, la diferencia entre bienes y cosas, poco puedo seguir enseñándonos.
    Bueno, Iziar, enhorabuena por tu instinto. El del Tribunal me es indiferente. Yo te leo a tí.
    Un beso muy fuerte y saludos a los Sepines.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.