¿Se puede sancionar a un trabajador por negarse a someterse a un reconocimiento médico?

Alberto Sierra Villaécija

Director de Sepín Laboral. Abogado

El debate se sitúa en si la conducta del trabajador que contumazmente se niega a someterse al reconocimiento médico forma parte de la excepción a la regla general sobre voluntariedad de los reconocimientos médicos, que se contempla en el art. 22 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

La Directiva 89/391/CEE del Consejo, de 12 de junio de 1989, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud de los trabajadores en el trabajo, dedica su art. 14 a la «Vigilancia de la salud» y pide que se adopten medidas para garantizar ese objetivo. Conforme a su n.º 2, estas medidas permitirán que cada trabajador, si así lo deseare, pueda someterse a una vigilancia de salud a intervalos regulares.

Tal genérica previsión es la desarrollada por el art. 22.1 LPRL del que venimos hablando y cuyo texto dispone lo siguiente:

«1. El empresario garantizará a los trabajadores a su servicio la vigilancia periódica de su estado de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo.

Esta vigilancia solo podrá llevarse a cabo cuando el trabajador preste su consentimiento. De este carácter voluntario solo se exceptuarán, previo informe de los representantes de los trabajadores, los supuestos en los que la realización de los reconocimientos sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores o para verificar si el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro para el mismo, para los demás trabajadores o para otras personas relacionadas con la empresa o cuando así esté establecido en una disposición legal en relación con la protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad.

En todo caso se deberá optar por la realización de aquellos reconocimientos o pruebas que causen las menores molestias al trabajador y que sean proporcionales al riesgo«.

La Directiva Comunitaria en el art. 22.1 LPRL acoge la voluntariedad como regla general. La Sentencia del Tribunal Constitucional 196/2004 señala que «la obligatoriedad no puede imponerse si únicamente está en juego la salud del propio trabajador, sin el añadido de un riesgo o peligro cierto objetivable, pues aquel es libre para disponer de la vigilancia de su salud sometiéndose o no a los reconocimientos en atención a las circunstancias y valoraciones que estime pertinentes para la decisión».

En síntesis, pues, la obligatoriedad solo puede imponerse si existe un riesgo o peligro objetivable.

Ni siquiera en el supuesto en que el convenio colectivo estableciera la obligatoriedad del reconocimiento médico, se podría sancionar al trabajador que se niega a practicarlo, puesto que aquel no es hábil para generar reconocimientos médicos obligatorios en supuestos distintos a los contemplados por la Ley.

Es una opinión profesional sometida a mejor derecho.

[metaslider id=13264]

5 comentarios en “¿Se puede sancionar a un trabajador por negarse a someterse a un reconocimiento médico?

  1. Entiendo que el informe de los representantes de los trabajadores es preceptivo pero no vinculante.
    Por lo tanto, basta con que esos representantes no lo emitan para que el empresario no pueda excepcionar la voluntariedad, osea, para que no pueda obligar a reconocimientos médicos, aun existiendo riesgos objetibables.
    En sensu contrario, emitido el informe por los representantes de los trabajadores, e independientemente de su contenido, el empresario puede obligar a los reconocimientos con el límite de la objetividad de riesgo para los demás (trabajadores de la empresa o no).

  2. Por favor que quede claro de una vez.
    Artículo 243.- Normas específicas para enfermedades profesionales.

    1. Todas las empresas que hayan de cubrir puestos de trabajo con riesgo de enfermedades profesionales están obligadas a practicar un reconocimiento médico previo a la admisión de los trabajadores que hayan de ocupar aquellos y a realizar los reconocimientos periódicos que para cada tipo de enfermedad se establezcan en las normas que, al efecto, apruebe el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
    2. Los reconocimientos serán a cargo de la empresa y tendrán el carácter de obligatorios para el trabajador, a quien abonará aquella, si a ello hubiera lugar, los gastos de desplazamiento y la totalidad del salario que por tal causa pueda dejar de percibir.
    3. Las indicadas empresas no podrán contratar trabajadores que en el reconocimiento médico no hayan sido calificados como aptos para desempeñar los puestos de trabajo de que se trate. Igual prohibición se establece respecto a la continuación del trabajador en su puesto de trabajo cuando no se mantenga la declaración de aptitud en los reconocimientos sucesivos.
    4. Las disposiciones de aplicación y desarrollo determinarán los casos excepcionales en los que, por exigencias de hecho de la contratación laboral, se pueda conceder un plazo para efectuar los reconocimientos inmediatamente después de la iniciación del trabajo.

    OBLIGATORIO PARA LA INMENSA MAYORIA DE LOS TRABAJADORES. ECHENSE UN VISTAZO A LAS LISTA DE EE.PP.

  3. Buenas tardes,

    atendiendo a los comentarios anteriores, me gustaria poder saber como actuar en el supuesto siguiente:

    Nos informan desde Vigilancia de la Salud de la obligatoriedad de hacer un reconocimiento medico a un colectivo que hasta el momento ha sido voluntario, teniendo casos de todo, es decir, personas que aceptaron el reconocimiento medico inicial, ,otras que no, personas que aceptan realizarlo de forma periodica y otra otras que no.
    Si ahora tienen que ser obligatorios, que puedo hacer para aquellas se se niegan?

    mil gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.