La falta de legitimación: ¿Cuestión de fondo o forma? ¿Puede subsanarse? ¿Cuándo debe resolverse?

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn27Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Miguel Guerra Pérez

Director de Sepín Proceso Civil. Abogado

La legitimación, tanto activa como pasiva, sin duda suscita problemas prácticos: la delimitación del concepto y su distinción con otros presupuestos procesales, el momento de su alegación, la subsanabilidad o no de su falta, la posible apreciación de oficio, el momento de su resolución o finalmente si determina el acceso al Tribunal Supremo por la vía de casación o del recurso extraordinario por infracción procesal son muchas de las cuestiones suscitadas, aunque esto último lo dejaremos para otro post.

Todos estos son temas que siguen dado lugar a muchas resoluciones judiciales:

Concepto 

En primer lugar, se hace precisa la delimitación del concepto. La anterior norma rituaria de 1881 en lo que respecta a esta materia estaba ayuna de disposición expresa.

Ello llevó a la doctrina y a la jurisprudencia a distinguir entre la legitimación ad processum (para el proceso) y la legitimación ad causam (para el pleito).

Pero dicha dualidad del concepto de legitimación ha desaparecido en la actualidad tras la entrada en vigor de la Ley de Enjuiciamiento Civil de 7 de enero de 2000, pues la misma distingue entre capacidad procesal y legitimación refiriendo esta última solo a la tradicionalmente denominada legitimación ad causam (STS de 20 de febrero de 2006).

Así, la regulación actual se contiene en los siguientes preceptos:

  • El art. 6 contiene la enumeración de sujetos con capacidad para ser parte.
  • El art. 7 dispone el régimen de la comparecencia en juicio y representación, en su caso, de tales sujetos o la denominada capacidad procesal.
  • Por último, la legitimación, tanto directa como indirecta o por sustitución, se contempla y regula de forma expresa en los arts. 10 y 11.

Pero, ¿qué es la legitimación?

El art. 10 señala: “Serán considerados partes legítimas quienes comparezcan y actúen en juicio como titulares de la relación jurídica u objeto litigioso. Se exceptúan los casos en que por ley se atribuya legitimación a persona distinta del titular“.

En la actualidad, el Tribunal Supremo señala que la legitimación pasiva ad causam [para el pleito] consiste en “una posición o condición objetiva en conexión con la relación material objeto del pleito que determina una aptitud o idoneidad para ser parte procesal pasiva, en cuanto supone una coherencia o armonía entre la cualidad atribuida -titularidad jurídica afirmada- y las consecuencias jurídicas pretendidas” (SSTS de 27 de junio de 2011 y de 11 de noviembre de 2011).

Dicho de forma clara, el sujeto que reclama deberá cuestionarse: en primer lugar, ¿es el titular de las peticiones o derechos que invoca en su demanda o no? Causa atributiva de la legitimación activa y, en segundo lugar, ¿se invocan frente al verdadero perturbador o desposeedor o causante del daño? Será la respuesta afirmativa la que determine la legitimación pasiva. Parece claro, por tanto, que hablamos del fondo del asunto que motiva los pleitos.

Ahora bien, esta aparente simplicidad se complica:

1) Porque hay casos en los que aun no siendo titular del derecho que se reclama, la Ley abre la vía a la actuación de terceros, es el caso de la legitimación indirecta del fiscal o de asociaciones de consumidores o sindicatos o del administrador de una Comunidad de Propietarios en un monitorio de PH, por ejemplo, pero hay muchos otros.

2) Hay otros supuestos en los que se emplea la expresión “presupuesto de la legitimación” en los que no hablamos tanto de la titularidad del derecho, que parece evidente, sino de otros requisitos adicionales fijados en la Ley como imprescindibles para el ejercicio de las acciones y que, en mi opinión, son más bien o presupuestos de procedibilidad (por ejemplo, estar al corriente de pago el propietario moroso) o de representación (actuación del Presidente de la Comunidad sin la autorización de la Junta). Sobre esta última, véase la STS de 14 de baril de 2014, que señala:

En la cuestión planteada debe señalarse que no cabe desconocer que la doctrina jurisprudencial de esta Sala, tanto en las sentencias citadas por la parte recurrente, como las más recientes de 23 de abril de 2013 (n.º 278/2013) y 24 de octubre de 2013 (n.º 656/2013), ha precisado el contexto doctrinal que acompaña a la necesidad de un previo acuerdo de la Junta de propietarios que autorice expresamente al Presidente de la Comunidad para el ejercicio de acciones judiciales, como presupuesto de legitimación“.

Y no deja de ser curioso aquí que el art. 45.2 d) de la Ley de Jurisdicción Contencioso-Administrativo cuando ejercita una acción una persona jurídica sin adoptar el correspondiente acuerdo conforme a Ley o conforme a los estatutos no lo cataloga como falta de legitimación, sino como falta de capacidad procesal.

Esta distinción no es baladí porque si la legitimación es la titularidad, la idoneidad subjetiva en sentido estricto, formaría parte de los hechos constitutivos de la pretensión y, desde el punto de vista de la legitimación activa, la parte actora debería siempre aportar la prueba de dichos hechos con la demanda. Y yo me pregunto y ¿si es la demandada la que cuestiona la falta de legitimación activa en la contestación? ¿Puede el actor llevar a la audiencia previa al amparo del art. 265.3 nuevos documentos que justifiquen la misma?

Y con respecto a otros requisitos adicionales, por ejemplo, la falta del acuerdo correspondiente, la falta de autorización, ¿pueden subsanarse o no?

Por último, no confundamos la falta de legitimación activa y pasiva que es el objeto de este post con el litisconsorcio, porque en este caso lo que sucede es que, aun reconociendo la titularidad de la relación, el demandado (o el Juzgado de oficio) entiende que se ha constituido la relación jurídico-procesal pasiva de forma incompleta y no hay duda de la posible subsanación, pues así lo prevé el art. 420, eso sí hasta el momento preclusivo de la propia audiencia previa o de los días adicionales que conceda el Juzgador en dicho acto, como prevé el propio precepto, y que no será superior a 10 días.

Naturaleza de legitimación

La jurisprudencia y la doctrina coinciden mayoritariamente en afirmar la estrecha relación de la llamada legitimación “ad causam” con el fondo del asunto. Y es que el examen de cualquier pretensión pasa, necesariamente, por comprobar si existe o no la relación entre sujeto y objeto que pueda permitir la estimación de aquella. Sin embargo, el TS matiza esto e indica:

a) Que la legitimación tiene así una dimensión procesal, que tiene que ver con la afirmación de la titularidad del derecho y correspondencia entre la titularidad afirmada y las consecuencias jurídicas pretendidas, esto es, en síntesis, la coherencia de la posición subjetiva que se invoca con las peticiones que se deducen, (Sentencias de 31 de marzo de 1997; de 11 de mayo de 2000; de 12 de mayo y de 28 de diciembre de 2001; de 11 de marzo de 2002; de 19 de abril de 2003; de 13 de febrero y de 21 de abril de 2004; de 20 de febrero, 30 de marzo, 25 de abril y de 24 de noviembre de 2006, entre otras), y otra material, ligada al fondo, vinculada con normas de derecho material o sustantivo, examinables en casación, que tiene que ver con la existencia de la titularidad del derecho a la luz de esta normativa (SSTS de 2 de julio de 2008, rec. 1354/2002 ; de 9 de diciembre de 2012 , rec. 604/2010).

b) Que “es un presupuesto preliminar del proceso susceptible de examen previo al de la cuestión de fondo, aunque tiene que ver con esta“. STS de 15 de enero de 2014,  que a su vez cita (STS de 2 de julio de 2008, rec. 1354/2002, de 18 de marzo de 2009, rec. 813/2004, de 28 de diciembre de 2012, rec. 1227/2012 y de 30 de octubre de 2012, rec. 1756/2009).

Esto tiene efectos muy importantes, ya que, en principio, debería resolverse en la Sentencia junto con el fondo del asunto, pero de manera previa o preliminar al resto de otras cuestiones de fondo y nunca en la audiencia previa o en la vista (caso de los verbales), junto con las denominadas excepciones procesales porque un presupuesto del proceso no es lo mismo que una excepción procesal y la falta de legitimación insistimos no puede catalogarse como tal.

Alegación y apreciación de oficio

El demandado debería alegar tanto la falta de legitimación activa como pasiva en su contestación, pero imaginemos que se le ha olvidado o no “ha caído”, ¿puede el Juzgador apreciarla de oficio? Y si la respuesta es afirmativa, ¿en qué momento?, ¿en la audiencia previa o en la sentencia?

Entendemos que habrá de resolverse en la Sentencia, antes de entrar en el resto del fondo del asunto. STS, Sala Primera de 2 de abril de 2014 que cita otras muchas interpretando el art. 10 LEC señala que: “constante jurisprudencia (STS de 2 de abril de 2012, rec. 2203/2010, con cita de las SSTS de 30 de abril de 2012 y 9 de diciembre de 2010) viene considerando que la legitimación constituye un presupuesto procesal susceptible de examen previo al examen de fondo del asunto, de modo que la pretensión es inviable cuando quien la formula no pueda ser considerado «parte legítima»”.

Por otro lado, si no se alegó ni analizó en la instancia, ¿puede alegarse y apreciarse en apelación o vulneraría el principio pendente apellatione nihil innovatur? ¿Puede apreciarse de oficio en la sentencia de apelación aun cuando las partes nada hayan indicado en sus escritos de interposición y/o impugnación/oposición?

La jurisprudencia señala que se puede apreciar de oficio, aunque no se haya planteado por las partes y lo indica en todas las instancias: en primera instancia, en apelación e incluso en casación.

Puede apreciarse de oficio en apelación y no constituye óbice que la recurrente la planteara por  primera vez ante el órgano ad quem. Así lo indica la Sala Primera del Tribunal Supremo en Sentencia de 2 de abril de 2014, anteriormente indicada.

Puede apreciarse de oficio incluso en casación como indica la STS de 15 de noviembre de 2011, que señala: “La sentencia de esta Sala núm. 1275/2006 de 13 diciembre, recoge lo señalado por la de 7 de julio de 2004 en el sentido de que «es jurisprudencia reiterada la que permite apreciar de oficio la falta de legitimación activa incluso en casación (Sentencias de 4 de julio de 2001, 31 de diciembre de 2001, 15 de octubre de 2002, 10 de octubre de 2002 y 20 de octubre de 2002“.

Subsanabilidad o no de la falta de legitimación

Es relativamente frecuente que el actor que se ha confiado en la titularidad de la relación jurídico-procesal invocada no se molesta en acreditar la misma aportando la documental oportuna o no acredita el cumplimiento de lo que hemos catalogado como “presupuestos de la legitimación“.

Por ejemplo, no acompaña el documento justificativo de la cesión de crédito, el que posibilita una acción subrogatoria o de repetición, o no acredita estar al corriente de pago de las cuotas para impugnar el acuerdo de Junta de Propietarios o por no aburrir, no acompaña el acuerdo de la Junta autorizando al Presidente.

Y, en estos casos, me pregunto: ¿debe permitirse la subsanación?, ¿conforman los hechos constitutivos de su pretensión y deben aportarse con la demanda con carácter preclusivo? Si estas deficiencias las pone de manifiesto el demandado en su contestación, ¿no podrían entender como alegaciones de refutación de las alegaciones del demandado posibilitando la aportación de documentos -al amparo del art. 265.3 LEC en la audiencia previa-?

Tengo muchas dudas sobre el tema y me da la sensación de que depende de cada Juzgador. Parece obvio que cuando se reclama un crédito cedido o una acción de repetición, los documentos justificativos de la titularidad del derecho deben aportarse inicialmente, de la misma manera que la justificación de estar al corriente de pago de cuotas porque así lo exige la Ley.

Pero, ¿sucede lo mismo con otros presupuestos de la legitimación o requisitos adicionales que fija la Ley y la jurisprudencia? Imaginemos que no se acompaña la autorización de la Junta al Presidente de la Comunidad para demandar (tal y como exige el TS) y alegado tal impedimento en la contestación invocando el demandado la falta de legitimación, ¿podría aportarse en la Audiencia Previa el acuerdo de autorización de la Junta y subsanar así el defecto? La AP de Murcia, Sec. 5.ª, en su Sentencia de 28 de febrero, permite la subsanación.

Y llegando más lejos, cabría plantearse: ¿podría con posterioridad a la demanda -a la vista de la contestación- realizar actos para “subsanar” la falta de legitimación? Por ejemplo, convocando una Junta y convalidando la demanda interpuesta por el Presidente mediante su autorización fechada con posterioridad al registro de la demanda.

Tengo muchos recelos a estas opciones debido a la exigencia legal de fijación y delimitación del proceso civil en los escritos alegatorios iniciales y por la prohibición de la mutatio libelli. Afectando como se ha dicho a la titularidad de la pretensión serían hechos constitutivos a reflejar desde un primer momento.

Pero, desde luego, si nos pasa, no quedará otro remedio que intentarlo y encomendarnos a la benevolencia de su Señoría. Sobre todo si entiende que más que legitimación en su vertiente material expuesta estamos realmente ante presupuestos de procedibilidad o que verdaderamente encubren una falta de acreditación de la representación lo que debería llevar a permitir su subsanación.

Sinceramente, más vale prevenir que curar y, para evitar sorpresas, aseguremos ad initio que cumplimos con toda la acreditación de la legitimación lo cual a veces es complicado, porque no podremos olvidar requisitos adicionales que fijan muy variadas leyes.

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn27Share on Google+0Email this to someonePrint this page

28 comentarios en “La falta de legitimación: ¿Cuestión de fondo o forma? ¿Puede subsanarse? ¿Cuándo debe resolverse?

  1. Buenas tardes,

    Tengo una pregunta sobre falta de legitimación pasiva. Se ha de ser propietario (de finca rústica por ejemplo) para estar legitimado pasivamente en juicio? Si el propietario registral es un pariente de los que realmente trabajan la tierra en la finca rústica, se les puede llamar poseedores? Y al ser poseedores demandarles en juicio?
    Si estos demandados poseedores alegan en la contestación a la demanda que ellos no son los propietarios y carecen de legitimación pasiva, se puede hacer algo para subsanar dicha excepción?

    Gracias.

    • La exigencia de la condición de propietario o la suficiencia de ser simple poseedor a la hora de determinar si se posee o no legitimación tanto activa como pasiva depende de la acción ejercitada. Por ejemplo si se ejercita una reivindicatoria es claro que se ha de ser propietario pero si es un interdicto basta con ser poseedor, si es un arrendamiento a veces no arrienda el propietario…. en definitiva había que que se ha pedido en la demanda para determinar si debía demandarse a los propietarios o bastaba con ser poseedores. Y la falta de legitimación pasiva no es subsanable.

      • Gracias por la respuesta.
        Se trata de una acción reivindicatoria y reclamación de daños por haber invadido el vecino una finca rústica al poner una alambrada.
        No podría plantearse contra el poseedor? No se dirige la acción reivindicatoria contra la persona que tenga la posesión de la cosa? El artículo 348 del Código Civil permite el ejercicio de la acción contra el tenedor o poseedor de la cosa …

  2. A la atención del Sr. Guerra:
    En relación con el artículo http://blog.sepin.es/2015/02/falta-de-legitimacion-subsanacion-resolucion/
    Estimado Sr. Guerra: Me llamo Gonzalo Cortabitarte y soy un suscriptor de SEPIN bajo la identificación AYERBE Y CORTABITARTE, ABOGADOS. No consígo localizar la sentencia de 28 de febrero de la Sección 5ª de la AP de Murcia (no pone el año) a la que Vd. hace mención en el párrafo quinto por el final de su interesante artículo de referencia. ¿Me podría confirmar la corrección de la fecha y si es posible completarla con el año? Gracias de antemano y reciba un cordial saludo. Gonzalo Cortabitarte

    • P/SENT/171488
      AP Murcia, Sec. 5.ª, 63/2008, de 28 de febrero
      Recurso 15/2008. Ponente: JOSE MANUEL NICOLAS MANZANARES.
      EXTRACTOS
      La falta de acuerdo para entablar acciones judiciales en nombre de la comunidad es un defecto que puede ser subsanado con la aportación del acta en la audiencia previa
      “… Ahora bien, como se apuntó en aquella sentencia de esta Sección de 31 de enero de 2005 (rec. 413/2004 ), según reiterada jurisprudencia la inicial falta de acuerdo es un defecto subsanable, susceptible de convalidación mediante aprobación posterior en junta de la decisión del presidente con todas las consecuencias legales inherentes. En este sentido el Tribunal Constitucional ha declarado que los órganos judiciales deben llevar a cabo una ponderación de los defectos que adviertan en los actos procesales de las partes, guardando la debida proporcionalidad entre el defecto cometido y la sanción que debe acarrear, procurando siempre que sea posible la subsanación del defecto, favoreciendo la conservación de la eficacia de los actos procesales y del proceso como instrumento para alcanzar la efectividad de la tutela judicial (Sentencias números 163/1985, 117/1986, 140/1987, 5/1988, 39/1988; 57/1988 y 164/1991 ). También aquella sentencia del Tribunal Supremo de 20 de octubre de 2004 , viene a poner de relieve que la falta de poder por el Presidente en cuanto no ostente autorización de la Junta no afecta a la legitimación activa, sino que se cataloga como insuficiencia de poder, y por ende es un requisito subsanable. Y en este caso se ha de coincidir con la Juez en que tal defecto quedó subsanado con aquella certificación del administrador de la comunidad actora, Don Pedro Antonio – Sr.Luis Enrique como dice la resolución apelada-, haciendo constar que “”en Junta General Ordinaria celebrada el día 5 de agosto de 2005, y concretamente en su punto 4, se acordó literalmente lo siguiente: “Ratificar el acuerdo de emprender acciones judiciales en defensa y reclamación de la ocupación del depósito de agua comunitario por personas ajenas a esta urbanización, facultando y dando poderes al presidente para la representación y a contratación de Letrados y procuradores”””. Ciertamente, en orden a sostener que la voluntad de los propietarios concurrentes a la referida Junta alcanzara la categoría jurídica de acuerdo, si aquél se tomó por la Junta debía haberse documentado en el libro de actas de la Comunidad y no ha sido aportado ni ese libro ni el acta de la Junta, pero se ha de reparar que la certificación fue aportada por la actora en la audiencia previa y no fue impugnada, por lo que, a los efectos indicados, esto es, a los efectos de entender acreditada la realidad tanto de la Junta celebrada el 5 de agosto de 2005 como de aquel acuerdo adoptado en la misma, ha de considerarse suficiente.

  3. Promovi un incidente de ejecucion de convenio forzoso, ya que existe un juicio principal de divorcio voluntario donde papa y mama dejan a su hija mayor de edad un inmueble, pasaron varios años y la mama se niega a desocupar dicho inmueble y a escriturarlo a nombre de la hija , por tal motivo se promueve por la via incidenteal la ejecucion del convenio donde el padre reclama la escrituracion a la mama, para ponerlo a nombre la hija y que se haga efectiva la clausula que lo establece en el convenio, pero contesta la parte demandada y opone la excepcion de falta de legitimacion activa que hago .

  4. hola!
    En una deshaucio por precario, el propietario que quiere recuperar la finca es quien tiene la legitimación activa. El propietario es una persona muy mayor y no quiere ir a juicio,¿ podria su hijo aparecer como legitimado?. ¿hay alguna forma de poder hacerlo?,¿mediante poder?. Gracias

    • Son dos cosas distintas la legitimación activa y la obligatoriedad de asistir al juicio.
      La legitimación activa la tiene el propietario y no el hijo y por ello la demanda, poder al procurador…la deberá encabezar y otorgar el padre.
      NO es necesario una vez presentada la demanda que el padre vaya al juicio, ya que ello solo será obligatorio si se pide como prueba por la contraria el interrogatorio de parte.
      Si ello acontece así deberá declarar el padre nunca el hijo que no podrá ni aunque el padre le otorgue poderes ya que el interrogatorio de persona física siempre es personal señala el art. 304 que el interrogador responderá “por sí mismo”.
      ¿Que hacer? primero no ir al juicio -si se propone y admite el interrogatorio- y jugarsela a la ficta confessio.
      Segundo pedir dada la edad del padre que se accceda al interrogatorio domiciliario.

  5. Hola buenas tardes, estoy cursando el máster de abogacía y me están pidiendo que “Indique un supuesto en el que el demandado no tiene ni capacidad procesal ni tiene legitimación ad causam” y lo cierto es que me tiene loco esta pregunta desde hace días.
    Agradezco de antemano su ayuda.

  6. Entonces, por lo que he leído, la falta de legitimación pasiva, no se puede subsanar?
    Ando bastante perdida con esto, y me gustaría que me lo aclarara.

    Gracias por adelantado.

  7. Condenada una comunidad de bienes,el actor pide la ejecución de la sentencia y la condenada resulta insolvente.Puede demandarse en otro juicio a los comuneros ,individualmente,para cobrar la cantidad que resultó fallida?

  8. Me ha surgido una duda respecto a un procedimiento que he tramitado recientemente. Se trata de un juicio verbal en el que una entidad (demandante) reclamó mediante procedimiento monitorio una cantidad inferior a 2000 euros a mi cliente. Una persona de su confianza le redactó la oposición alegando únicamente que no existía relación comercial alguna entre las partes, por lo que cuando posteriormente acudí a la celebración del juicio verbal sólo pude alegar falta de legitimación activa (dado que la demandante no aportó el contrato suscrito por ambas partes). Finalmente, se estimó la falta de legitimación activa del demandante en la sentencia, contra la cual no cabía recurso por la cuantía.

    Mi duda es si podría el demandante “subsanar el error” interponiendo nueva demanda por los mismos hechos y entre las mismas partes solo que aportando esta vez el documento que acreditase su legitimación activa.

    • Buenas tardes, en qué momento de la celebración alegó la falta de legitimación?? En las cuestiones procesales previas o en hechos controvertidos?
      Si el documento que no aporta el demandante fuese el contrato privado de cesión de crédito, también podríamos alegar falta de legitimación?
      En la contestación a la demanda no se alegó.

      Un saludo.

  9. Buenos días, quería preguntar en qué momento de la vista del juicio verbal alegaste esta falta de legitimación, sería el mismo caso si lo que no se aporta es el contrato privado de cesión del crédito?

  10. Buenos dias porque no se usa el art 17.1 de la lrjs en vez del 10 de la lec, para pedir ligitimidad activa para valorar los contratos en fraude y que computen en demandas sobre despido colectivo art 51 del et y asi acabar con el 92 % de los contratos basura en este pais ??? o es una estrategia del ts para con los politicos y empresas para mantenernos pobres.

  11. fue demandado mi hijo para por pension alimenticia, yo aparezco como persona que carece de ligitimacion pasiva me podrian alarar si yo tengo obligacion en pagar dicha pension? gracias

    • En derecho procesal el cómputo de los plazos vence a las 24 horas. Por ello, dado los sistemas modernos de presentación telemática de escritos y documentos, los escritos podrían presentarse de forma informática hasta las 24 horas del día del vencimiento del plazo e incluso aplicando el art. 135 hasta las 15 horas del día siguiente al del vencimiento.

  12. Buenos días,
    En una reclamación sobre la reparación de un bien mueble en el que el importe de reparación es objeto del litigio; cuando la demandada se allana parcialmente en parte de la reparación aceptando la culpa, y no aprecia falta de legitimación; puede el juez de oficio apreciar falta de legitimación?

  13. Pequeña urbanización de chales adosados, Arquitecto autor del proyecto y director de las obras, de las cuales emitió el fin de obra correspondiente. Debido a la irrupción de la linea de servidumbre de los 100 metros de la costa, se emitió sentencia firme de derribo por el TSJ. Ello obligó a la empresa de la cual “yo era administrador” a llegar a un Concurso de Acreedores y su liquidación.
    Antes de la emisión de la sentencia, y antes de iniciar el Concurso de Acreedores, como administrador de la empresa, me adjudiqué una de las viviendas a mi nombre, creyendo que la sentencia iba a ser favorable y apoyado en el certificado final de obra por el Arquitecto.

    Puesto que soy titular de una de las viviendas que componen todo el complejo, estoy iniciando una reclamación de oficio dirigida al Arquitecto por daños.
    Un abogado me dice que no procede por falta de legitimidad.

    Ruego por favor aclaración al respecto.

    gracias

  14. Buenas tardes.Unos vecinos han hecho obraas y como consecuencia hay grietas y daños en la vivienda de una conocida (vivienda de al lado). El problema es que la vivienda era de su marido que ha fallecido, y en testamento ella tiene el usufructo y los hijos la propiedad. ¿Puede demandar ella o tienen que ser los hijos que son los propietarios? el problema es que los hijos no estan muy por la labor de demandar pero ella si…

  15. B. Dias mi duda esta en una reclamación presentada como monitorio, a titulo particular por un divorciado en antiguo régimen de gananciales, que reclama deuda pecuniaria de su actividad sin referirse a la sociedad donde fue administrador con un apoderado general, puede por si solo requerir la deuda? es falta de legitimación?es preciso acreditar la vigencia de la empresa o como ganancial puede reclamarlo a pesar de divorciarse? no se ha referido la falta de legitimación en el monitorio, puedo ahora en el verbal?

  16. Una presunta Comunidad de Propietarios con denominación falsa y dirección falsa. Sin Escritura de Constitución, ni CIF, y con la sola presentación de una presunta Junta y Apudacta a abogado y procurador puede tener Legitimación Activa y demandar a una Mercantil sin que este su propiedad dentro de esa presunta Comunidad (Legitimación Pasiva).
    Tendría responsabilidad por IMCUMPLIMIENTO DE LA BUENA FE PROCESAL art. 247. 2 y 4 de la LEC, tanto los profesionales del derecho que representan a la supuesta Comunidad, como los funcionarios Judiciales por no comprobar la falta de ESCRITURA DE CONSTITUCION Y SU CIF de la presunta COMUNIDAD.

  17. Buenos días,
    muy interesante el post.
    Tengo una duda, sentencia favorable en desahucio por precario. La demanda la presenta la propietaria del 50% de la vivienda, el marido fallecido, y no se ha adjudicado la herencia. En la contestación no se alega falta de litisconsorcio activo, ni falta de legitimación activa. Tampoco se hace de oficio. Pero ahora en la apelación , el apelante si lo hace, alega ambas faltas. Veo que se puede apreciar de oficio en apelación…ven alguna causa de oposición en este sentido?
    Muchas gracias,
    Un saludo!

    • Indicar salvo que lo hayamos entendido mal que no hay litisconsorcio activo necesario. Por ello cualquier heredero o copropietario puede accionar sin que sea precesio que accionen todos pues uno puede actuar en beneficio del otro copropietario o de la comunidad hereditaria. En segundo lugar el TS señala que el litisconsorcio se puede apreciar de oficio en cualquier instancia pero insistimos es el pasivo necesario no el activo que siempre es voluntario no necesario pues nadie puede obligar a demandar a otro.

  18. Estoy buscando y consultando jurisprudencia española sobre inadmisión a una sociedad como parte o litisconsorte en un proceso de sucesión.

    Me ha resultado interesante el artículo sobre la legitimación de las partes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *