Vicios de la Construcción: Daños continuados o permanentes a efectos del inicio del cómputo del plazo de prescripción

Félix López-Dávila Agüeros

Director de Sepín Derecho Inmobiliario

Ya hablamos anteriormente sobre los plazos de garantía y prescripción establecidos en los artículos 17 y 18 de la LOE, siendo la cuestión a tratar en el presente post, el momento en el que se debe considerar que nace el inicio del cómputo del plazo de prescripción de dos años para ejercitar la acción de reclamación contra el agente que se considere responsable, dependiendo de si nos encontramos ante daños de carácter permanente o daños que puedan ser considerados como continuados.

Así, los daños de carácter permanente vienen definidos por la jurisprudencia como aquellos que se producen en un momento concreto y en el que resultado lesivo puede ser evaluado o cuantificado de forma definitiva en dicho instante, aun cuando los mismos pueden irse agravando por el paso del tiempo, pero por motivos ajenos al agente de la edificación responsable. En este tipo de daños, lo característico es que el daño se mantiene, pero la causa que los produce no.

Los daños consistentes en humedades, grietas y fisuras eran permanentes, no continuados, si bien se fueron agravando por el transcurso del tiempo ante la falta de reparación

AP Lleida, Sec. 2.ª, 407/2018, de 1 de octubre 

No puede hablarse de daños continuados, sino de duraderos o permanentes que se producen en un momento (manifestación del vicio constructivo a través del daño en el plazo de garantía) y que se van agravando con el paso del tiempo si no se reparan

AP Vizcaya, Sec. 5.ª, 26/2018, de 30 de enero 

El hundimiento de la escalera y solera, fisuras y grietas en paramentos y forjados y demás defectos, son daños permanentes o duraderos, pero no tienen la consideración de daños continuados

AP Córdoba, Sec. 1.ª, 686/2016, de 20 de diciembre 

Por su parte, los continuados son aquellos cuyo resultado definitivo no se ha producido todavía, es decir, la causa que provoca el daño sigue existiendo y este sigue evolucionando a lo largo del tiempo y sin solución de continuidad, lo que implica que no puedan todavía evaluarse las consecuencias.

Los daños existentes en la vivienda deben ser calificados como continuados pues son debidos a la existencia de arcilla expansiva en el terreno en el que se apoya la cimentación e irán en aumento hasta que no se proceda a la reparación

AP Cuenca, Sec. 1.ª, 113/2019, de 29 de marzo 

Los daños estructurales del edificio no solo se mantienen, sino que se van acentuando con el paso del tiempo, debiendo ser calificados, a efectos de la prescripción de la acción, como continuados

AP Madrid, Sec. 9.ª, 142/2019, de 19 de marzo 

Los daños se producían cada vez que había lluvias, por lo que deben ser considerados como continuados y no como permanentes

AP Valencia, Sec. 6.ª, 186/2016, de 12 de abril 

Vicios de la construcción: Plazo de prescripción de la acción para exigir la responsabilidad

El diferenciar si estamos ante uno u otro tipo de daños, no es siempre fácil y habrá que estar en  cada caso concreto a los medios de prueba aportados, pero resulta fundamental su determinación para fijar el inicio del plazo de prescripción de la acción de reclamación, puesto que si nos encontramos ante un daño de carácter permanente, el inicio del plazo de dos años del citado artículo 18 LOE, comienza desde que se produjo su aparición, mientras que si es continuado, el periodo no empieza a correr hasta que no cesa la causa del daño y este pueda ser evaluado, lo que implica que no pueda alegarse la prescripción de la acción como causa de exoneración de la responsabilidad.

Indicar que al estar ante un periodo de prescripción relativamente corto, hay que tener en cuenta Disposición Adicional Cuarta del Real Decreto 463/2020, que establece los siguiente:

«Los plazos de prescripción y caducidad de cualesquiera acciones y derechos quedarán suspendidos durante el plazo de vigencia del estado de alarma y, en su caso, de las prórrogas que se adoptaren.»

Prescripción daños permanentes:

Los daños en el edificio, no eran de carácter continuados, sino permanentes, estando la acción para su reclamación prescrita al haber transcurrido más de dos años desde la aparición

AP Albacete, Sec. 1.ª, 8/2020, de 14 de enero 

Los daños en las persianas no eran continuados, sino permanentes, comenzando el plazo de prescripción cuando empezaron a producirse los fallos y se pudo medir su transcendencia mediante una pronóstico razonable

AP Barcelona, Sec. 17.ª, 584/2018, de 12 de julio

Los daños en las viviendas no tienen la consideración de continuados, sino de permanentes, por lo que la acción contra la constructora estaba prescrita al transcurrir los dos años desde que se habían producido hasta la interposición de la demanda

AP Asturias, Oviedo, Sec. 5.ª, 300/2017, de 31 de julio 

Prescripción daños continuados:

La falta de drenaje perimetral y la deficiente instalación de la impermeabilización, producen humedades que penetran en la vivienda, debiendo ser considerado como daños continuados, que implica que no haya comenzado el plazo de prescripción

AP Madrid, Sec. 12.ª, 14/2019, de 22 de enero 

Los daños en la red de riego tienen la consideración de daños continuados al seguir produciéndose roturas de tuberías, por lo que el plazo de prescripción no había comenzado

AP Madrid, Sec. 18.ª, 227/2018, de 18 de junio 

Las deficiencias afectaban a la habitabilidad, por lo que su plazo de garantía es de tres años y además tenían el carácter de daños continuados, sin que el comience el plazo de prescripción hasta la producción del daño definitivo

AP Toledo, Sec. 2.ª, 451/2016, de 28 de junio

¡eBook gratis! Cuestiones sobre la moratoria de la deuda hipotecaria establecida durante el estado de alarma

One thought on “Vicios de la Construcción: Daños continuados o permanentes a efectos del inicio del cómputo del plazo de prescripción

  1. Existen 3 formas de disfrutar el permiso de lactancia desde laboral zona sur queremos exponer los siguientes casos.
    El permiso para ausentarse 1 hora al día, pudiendo dividir en dos fracciones esta hora. Por ejemplo, Sara trabaja de 9 a 18 horas. De 11 a 12 se va a dar de cuidar a su hijo que está en una guardería cercana. Si se elige esa modalidad, es el trabajador/a el que decide cuándo disfruta de su permiso, dentro de la jornada ordinaria de trabajo.
    Por otro lado podemos optar a Reducir la jornada media hora al principio o al final de la jornada. Ejemplo: Luis trabaja normalmente de 8 a 17 horas, y opta por reducir su jornada diaria entrando a las 8.30 o como alternativa, saliendo a las 16.30 horas.
    Y por último Acumular las horas de este permiso para conseguir jornadas completas. Ejemplo: Carmen se reincorpora de su baja de maternidad y quedan 5 meses hasta que su hijo cumpla 9 meses. En vez de disfrutar durante estos 5 meses de un permiso de una hora diaria, acumula esta hora diaria en días enteros. Por lo que Nerea tiene derecho a 15 días más depermiso de lactancia acumulado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.