10 consejos básicos para realizar una compra segura por Internet

Sandra Gamella Carballo

Directora de Sepín Nuevas Tecnologías

Se acercan fechas en las que cada vez somos más los internautas que realizamos nuestras compras online dadas las comodidades que nos ofrece, pero en ocasiones no somos conscientes de los riesgos que puede conllevar este tipo de transacciones si no tenemos unas pautas mínimas de seguridad, por eso en esta ocasión voy a recomendar algunos de los consejos que nunca debemos olvidar para realizar con éxito nuestra compra:

 

  1. Wifi, la conexión a Internet es el primer aspecto fundamental que debes tener en cuenta a la hora de comenzar con la compra, nunca uses una red pública, son fácilmente hackeables y cualquiera puede acabar accediendo a tus datos. Usa redes privadas de conexión con contraseña que no debes desvelar a terceros.

 

  1. Antivirus, actualización de software y App, mantener limpio de virus y actualizado nuestro dispositivo nos ayuda a evitar fallos de seguridad que podrán provocar una fuga de datos.

 

  1. Identificador del vendedor, en cumplimiento de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (art 10), todo sitio web dedicado al comercio electrónico deberá tener a disposición de los usuarios información acerca del titular, tales como el nombre o denominación social, residencia, domicilio o dirección del establecimiento permanente en España, cualquier otro dato que permita la comunicación directa y efectiva y los relativos a la inscripción en el Registro Mercantil o semejante. Esta información es muy importante para el consumidor, porque nos va a proporcionar todo lo necesario a la hora de instar cualquier tipo de reclamación o demanda, por lo que siempre debemos revisarla y no realizar ninguna compra en la que no haya aviso legal o esté incompleto.

 

  1. Utiliza páginas web más utilizadas y populares, evita las desconocidas, la URL debe coincidir con la web donde se está navegando, la conexión siempre debe ser segura. A la hora de realizar cualquier tipo de pago debemos fijarnos que la dirección comienza por “https” , aunque no es necesario que la dirección en todo momento deba comenzar así, si es obligatorio cuando se rellena el formulario con los datos bancarios. En ocasiones las entidades están suscritas a sellos de calidad que garantizan una compra segura, adherirse siempre es un plus de confianza para el consumidor. En el caso de que la compra la realicemos mediante aplicaciones debemos asegurarnos de que no sean fraudulentas, siempre descargar la App oficial, es recomendable fijarse en los comentarios de los usuarios y en el número de descargas, pues toda la información nos va a ayudar a detectar los posibles fraudes.

 

  1. Política de privacidad y protección de datos, fíjate que la página web tenga en un lugar visible su política de privacidad a la hora de formalizar un pedido o registrar los datos, que deben ser proporcionales a la acción que se está pretendiendo efectuar, deben facilitarnos cómo podemos ejercitar nuestros derechos, su tratamiento y la duración del mismo.

 

  1. Métodos de pago, como ya he comentado anteriormente, la página web en el momento de realización del pago debe contar con el protocolo https y un certificado de seguridad válido (podemos comprobarlo pinchando en el candado que tenemos antes de la dirección web, nos indicará si la conexión es segura y de la validez del mismo). En la actualidad disponemos de distintos sistemas: la transferencia bancaria, uno de los más seguros y menos disponible en el comercio electrónico; La tarjeta de crédito, a la hora de usarlo debemos tener en cuenta que la pasarela de pago debe corresponder a una entidad financiera conocida y comprobar su certificado digital (es importante revisar periódicamente los movimientos de la cuenta); Las Plataformas intermediarias, en las que el internauta únicamente da sus datos a esa entidad y por tanto los distintos vendedores no van a tener acceso a nuestros datos bancarios, lo que supone uno de los métodos más seguros. En ocasiones, cada vez menos, se ofrece la posibilidad de pago contrarrembolso, modalidad que en principio no plantea ningún problema, aunque es posible que lleve aparejado un incremento del precio. Cómo plus de confianza, que ayuda a detectar posibles fraudes, la web debe contar con distintos métodos de pago.

 

  1. Cuentas de cliente, en la mayoría de las ocasiones para poder realizar la compra es necesario disponer de una cuenta, debemos crear una contraseña fuerte, evitar utilizar la misma en distintas situaciones, la AEPD recomienda una longitud mínima de ocho caracteres combinando letras mayúsculas y minúsculas, números y otros caracteres. Si es posible, utiliza la doble verificación, que consiste en la solicitud de una clave adicional en el momento de registro que se suele enviar al teléfono o correo electrónico. La página debe permitir el borrado de los datos, y en mayor medida de los bancarios. Como recomendación, nunca dejes guardada la tarjeta de crédito salvo que tengas una exclusiva para realizar este tipo de transacciones, pues aunque estas plataformas suelen ser bastantes seguras, cuanto menos información tengamos en la red, mejor.

 

  1. Revisa antes de finalizar el pago la política de devolución y guarda siempre los justificantes de compra, en la mayoría de las ocasiones se envía un correo electrónico con la justificación compra, no lo borres, si es posible, se puede hacer mediante pantallazos, ten un resumen de la transacción realizada, los términos de la compra y cualquier tipo de comunicación realizada con la empresa.

 

  1. Sospecha de anuncios y correos electrónicos muy atractivos, con ofertas irrisorias, donde en primer lugar te piden los datos bancarios, pues podemos ser víctimas de técnicas como el phishing ( método por el cual se consigue información bancaria de los internauta con fines fraudulentos) o carding (utilización fraudulenta de numeraciones de tarjetas bancarias).

 

  1. Denuncia cualquier tipo de fraude o sospecha ante la policía o AEPD (para los casos de incumplimiento de la normativa de protección de datos), todos estamos expuestos a la vulnerabilidad de la compra por Internet por lo que ante la mínima duda ponerlo en conocimiento de la policía contribuirá a mejorar este tipo de comercio y a todos los internautas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.