Viviendas de uso turístico en Valencia… ¿en manos de los ayuntamientos?

Sandra Gamella Carballo

Redacción Jurídica de Sepín

El pasado 8 de junio se publicó en el Diario Oficial la Ley 15/2018, de la Generalitat, de turismo, ocio y hospitalidad de la Comunitat Valenciana, que introduce modificaciones en la regulación de los apartamentos y las viviendas de uso turístico, con el fin de adaptarla a la constante evolución y transformación del turismo, para garantizar la sostenibilidad, calidad y competitividad del sector. Dicha normativa entró en vigor el pasado 7 de julio de 2018.

La principal modificación que afecta a esta materia viene dada dentro del Libro III, relativo a la Actividad Turística, donde se definen las modalidades de alojamiento, entre las que se encuentran las viviendas de uso turístico, que define como “los inmuebles completos, cualquiera que sea su tipología, que, contando con el informe municipal de compatibilidad urbanística que permita dicho uso, se cedan mediante precio con habitualidad en condiciones de inmediata disponibilidad y con fines turísticos, vacacionales o de ocio”.

Pero, ¿qué se entiende por habitualidad conforme a la nueva Ley 15/2018?, viene establecido en el art. 65.2, se da en las siguientes situaciones:

  • Cuando el inmueble se cede para el uso turístico por empresas gestoras de viviendas turísticas;
  • Esta sea puesta a disposición de los usuarios por sus propietarios o, con independencia del período para el que se alquilada y siempre que se presten servicios propios de la industria hotelera;
  • Cuando se utilicen canales de comercialización turística y se lleve a cabo a través de operadores turísticos o cualquier otro canal de venta turística, incluido Internet u otros sistemas de nuevas tecnologías.

Por lo que, conforme a lo dispuesto por la nueva Ley del Turismo de la Comunidad Valenciana, únicamente se exigirán la prestación de servicios típicos de la industria hotelera cuando el alquiler se realice sin ningún intermediario, en el resto de los casos, basta con el uso de plataformas u otras empresas dedicadas al alquiler turístico para que la vivienda tenga tal consideración.

Destaca, como novedad en toda la normativa del sector, el requisito de obtener el informe municipal de compatibilidad urbanística, que resulta preceptivo y obligatorio para la inscripción en el Registro de Actividades Turísticas, conforme a lo establecido en el art. 77.5 de la Ley 15/2018 y, por tanto, para el inicio de la actividad. Este informe, en principio declarará que el uso de la vivienda como turística se ajusta a los planeamientos urbanísticos de cada localidad, quedando al arbitrio de cada uno de los ayuntamientos las condiciones que deben reunirse para el alquiler turístico de viviendas. Por ejemplo, Valencia exige que sean solo bajos y primeras plantas, mientras, ciudades como Alicante, de momento, solo imponen restricciones frente a los usos del suelo.

En cuanto a las sanciones, las cantidades oscilan entre el apercibimiento y los 600.000 €, en función del tipo de infracción cometida, por ejemplo la falta de exhibición de los distintivos o placas normalizadas (regulado en el Decreto 91/2009, de 3 de julio, por el que aprueba el reglamento regulador de los bloques y conjuntos de viviendas turísticas de la Comunitat Valenciana) tipificada como leve; el incumplimiento del contrato con la persona usuaria turística, que sería una falta grave (entre 10.001 hasta 100.000 €) o el ejercicio de la actividad sin haber comunicado su indicio del modo legalmente determinado o sin la habilitación preceptiva que tiene la consideración de falta muy grave cuya sanción iría entre los 100.001 hasta los 600.000 €.

Hasta que se apruebe un nuevo desarrollo reglamentario, en principio el Decreto 91/2009, de 3 de julio, por el que aprueba el reglamento regulador de los bloques y conjuntos de viviendas turísticas de la Comunitat Valenciana y el Decreto 92/2009, de 3 de julio, del Consell, por el que aprueba el reglamento regulador de las viviendas turísticas denominadas apartamentos, villas, chalés, bungalows y similares, y de las empresas gestoras, personas jurídicas o físicas, dedicadas a la cesión de su uso y disfrute, en el ámbito territorial de la Comunitat Valenciana seguirán siendo de aplicación, salvo en aquellos casos en los que se contradiga lo establecido en la nueva Ley, por lo que los requisitos regulados en los mismos seguirán en vigor.

Guía práctica de Apartamentos Turísticos en Cataluña y Barcelona

3 comentarios en “Viviendas de uso turístico en Valencia… ¿en manos de los ayuntamientos?

  1. “Por ejemplo Valencia exige que sean solo bajos y primeras plantas” Esto no es del todo cierto, es una lucha que se viene reivindicando desde las asociaciones del sector. En Valencia ciudad sólo se permite este tipo de uso siempre que no conviva con un uso diferente (residencial, cualquier otro terciario…) en la misma planta del edificio, por lo cual, prácticamente se ha dejado de permitir la existencia de las VUT. Un edificio con dos locales en planta baja, en los que uno de ellos es una tienda de ropa, no puede dedicar el otro a VUT. Un edificio en cuya primera planta haya dos locales, uno de ellos dedicado a oficina, no puede dedicar el otro a VUT. Sin embargo, en el remoto caso en que un edificio tuviera asignado el uso terciario hotelero en sus cuatro primeras plantas, podría dedicar la planta 5ª entera a VUT.
    Todo ello según interpretación del ayuntamiento en su nota interior 59/12 en la que asigna el uso Tho1 (apartamentos en régimen de explotación hotelera) a las VUT, cuando la realidad es que estas viviendas no prestan ningún servicio propio de la industria hotelera.
    Según la ley autonómica, para ser viviendas de uso turístico es suficiente utilizar canales de venta turística, como Internet u otros sistemas de nuevas tecnologías, pero entonces pregunto: ¿cualquier alquiler de vivienda, por el mero hecho de utilizar internet, es considerado turístico y, por tanto, necesita registro, asignación de uso terciario, informe de compatibilidad urbanística…?

  2. Pregunta sencilla:Un apartamento en costa de Alicante,se alquila,mínimo una semana.No se deja ni sábanas ni toallas.Solo se hace una limpieza de entrada,justo antes de entregar las llaves.
    Entonces en esas condiciones y con la actual normativa de la Generalidad Valenciana,?es obligatorio inscribirlo como vivienda turística,o es simplemente un alquiler
    Gracias por contestar quién conozca del tema

  3. “Por ejemplo Valencia exige que sean solo bajos y primeras plantas mientras ciudades como Alicante, de momento, solo imponen restricciones frente a los usos del suelo.”
    La ley es por el ayutamiento? Eso es solo en Valencia Capital?
    Entonces puede ser otra cosa en Torrent (o otra ciudad o pueblo de la comunidad valenciana) que en Valencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.