Las dispensas de las pruebas de conocimientos e idiomas en la adquisición de la nacionalidad española

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn31Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Gema Murciano Álvarez

Documentación Jurídica de Sepín. Mediadora familiar. Abogada

 

Recientemente, se ha celebrado el primer Congreso de Nacionalidad Española y Estado Civil, organizado por la Asociación SIN FRONTERAS con la colaboración con otras entidades.

Entre todos los temas propuestos, uno de los que suscitó bastante interés entre los participantes fue el de las dispensas de la prueba de conocimientos constitucionales y socioculturales de España (prueba CCSE) y del título acreditativo del grado de competencia y dominio del idioma español (DELE).

La cuestión no es baladí, sobre todo para quien esté pensando en adquirir la nacionalidad española.

El art. 10 de la Orden JUS/1625/2016 (SP/LEG/20650), sobre la tramitación de los procedimientos de concesión de la nacionalidad española por residencia, ya avanzó la posibilidad de dispensa en los casos de analfabetismo y analfabetismo funcional, en los casos en los que existen razones de aprendizaje y, también, la dispensa de la prueba de idioma a determinados ciudadanos cuyo país de origen tuviera como oficial el idioma español.

No obstante, los servicios jurídicos del Ministerio de Justicia están elaborando el primer borrador de una instrucción que recogerá los supuestos de esta dispensa, y en ella se establecerá de forma concreta en qué términos se podrá realizar.

De momento, lo que se puede adelantar es que se contemplan tres supuestos básicos:

a) Casos de analfabetismo y analfabetismo funcional (saben leer y escribir en su idioma de origen, pero no en lengua española).

En esta situación se podrá dictar una dispensa parcial, adoptando las medidas oportunas para la realización de los exámenes, sustituyendo las pruebas escritas por pruebas orales.

Aunque acreditar este supuesto pareciera una prueba diabólica, bastará un acta de notoriedad ante notario y con testigos.

b) Dificultades de aprendizaje por razón de edad, en este caso se baraja la posibilidad de establecer una edad concreta, o por razón de enfermedad: problemas visuales, dislexia, disgrafía, capacidad auditiva reducida o nula…

También esta circunstancia puede ser objeto de dispensa parcial. Dada la variedad de casos que pueden darse, en muchos se permitirá la adecuación de las pruebas a cada eventualidad, por ejemplo, con pruebas orales, estableciendo la prueba en sistema braille, otorgando tiempo adicional para su realización, o personal auxiliar del centro con el objeto de servir de apoyo y guiar, tutelar y verificar el correcto desarrollo de cada prueba.

La forma de acreditarse deberá ser a través de un informe médico realizado por facultativos debidamente autorizados por la administración pública competente, quedando vedada esta posibilidad a los médicos particulares.

c) Personas que hayan sido escolarizadas y hayan superado la Educación Secundaria Obligatoria.

Aunque no es algo definitivo, teleológicamente se pretende que se acredite el idioma y los  conocimientos constitucionales y socioculturales, temario que coincide con gran parte del plan de estudios de la ESO.

Además, hay que tener en cuenta que existen estudios que se pueden superar sin estar escolarizado, como la formación on-line y que se pueden convalidar asignaturas que no implican un conocimiento del idioma español.

La forma de acreditar esta circunstancia sería con el título de haber superado la Educación Secundaria Obligatoria en España

Todas las solicitudes de dispensa de las pruebas se deberán remitir al Ministerio de Justicia, quien decidirá motivadamente a la vista de las circunstancias particulares y las pruebas aportadas.

Valorando el tiempo que se tarda en resolver la solicitudes de dispensa, parece prudente preguntarse en algunos casos si merece la pena preparar los exámenes o solicitar dispensa.

En caso de no haberse solicitado u obtenido dispensa y de querer iniciar expediente de adquisición de nacionalidad, es aconsejable disponer primero las pruebas CCSE y DELE, dado que la obtención de los resultados se puede demorar, en la actualidad ronda los dos meses.

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn31Share on Google+0Email this to someonePrint this page

4 comentarios en “Las dispensas de las pruebas de conocimientos e idiomas en la adquisición de la nacionalidad española

  1. A dia de hoy, aún no se puede solicitar la dispensa ¿verdad? Ya que no se ha publicado la instrucción del Ministerio de Justicia sobre el procedimiento de solicitud. ¿Es así?
    ¿Se sabe cuando se podrá por fin?
    ¡Gracias!

    • Estimada Ana:

      En primer lugar queremos agradecerle la lectura de este Blog. Aún no disponemos de más información sobre la famosa Instrucción.

      En la actualidad podemos decir que están exentos del DELE A2 o superior para los procedimientos de obtención de la nacionalidad:

      o los nacionales de países o territorios hispanohablantes;
      o los menores de 18 años;
      o las personas con la capacidad modificada judicialmente;
      o las personas que tengan ya un diploma DELE A2 o superior; y
      o las personas que tengan ya un certificado de nivel básico (A2), intermedio (B1) o avanzado (B2) de las Escuelas Oficiales de Idiomas.

      Pueden estar dispensados de realizar las pruebas de examen DELE, siempre que lo acrediten y así lo decida el Ministerio de Justicia:
      o las personas iletradas;
      o las personas que presenten dificultades de aprendizaje; y
      o las personas que han realizado cursos de Educación Secundaria Obligatoria en España.

      Con respecto a la prueba de conocimientos constitucionales y socioculturales CCSE para los procedimientos de obtención de la nacionalidad, están exentos:

      • los menores de edad; y
      • las personas con la capacidad modificada judicialmente.

      Podrán estar dispensados de realizar la prueba CCSE, siempre que lo acrediten y así lo apruebe el Ministerio de Justicia:
      • las personas iletradas;
      • las personas que presenten dificultades de aprendizaje; y
      • hayan estado escolarizados en España y hayan superado la educación secundaria obligatoria

      En estos casos, los solicitantes deberán remitir al Ministerio de Justicia la correspondiente documentación justificativa. El Instituto Cervantes, por tanto, no es responsable de atender solicitudes de dispensas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *