¡Por fin, una “Guía Práctica del Proceso Concursal Actualizada”!

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn30Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Adela del Olmo

Directora de Sepín Mercantil

*En 2016 hemos publicado una nueva versión de esta obra: “Guía práctica del proceso concursal. Actualizada a 2016

La publicación por Sepín de la obra “Guía Práctica del Proceso Concursal, 2015” coordinada, supervisada y totalmente actualizada por Enrique Sanjuán y Muñoz, Magistrado especialista en Derecho Mercantil por el CGPJ y Titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Granada, aclara por fin el panorama continuamente cambiante del proceso concursal. Hacía falta en el mercado editorial una obra definitiva sobre un tema tan actual y de tantísima trascendencia económica como es el tratamiento de la insolvencia de sociedades y de personas físicas, el libro llena un vacío y constituye la superación de un reto procesal, práctico y conceptual que daba vértigo afrontar y creaba una base insegura y variable.

La labor legislativa, a golpe de Real Decreto Ley, debida a la coyuntura política, había generado una continua variabilidad en el tema concursal, incluso para quienes profesionalmente se dedican a él. Desconocimiento que, al tratase de un instituto tan importante y de consecuencias económicas claras, incidía peyorativamente, en la consecución de una solución integral del concurso. Dicho de un modo más gráfico, una persona desayuna con la certeza de conocer a fondo el convenio concursal y cena ese mismo día siendo un total ignorante, sobre la extensión subjetiva de efectos de aquel por efecto de las modificaciones que como un goteo, asolan, malean y modifican continuamente la Ley Concursal.

Sin olvidar que, objetivamente este proceso no es sencillo, ni lineal ni hasta hoy, gracias a la Guía, lo suficientemente entendido ni conocido.

De otro lado hay que considerar ese mismo contexto de crisis estructural, en la que no fluye el crédito a pesar del desplome de los tipos de interés del dinero que la UE presta a nuestros bancos y cajas, para ver como el concurso se ha generalizado y es de tal envergadura, su volumen anual, que  están saturados los órganos judiciales y la lista de administradores concursales, no para de crecer.

Hasta se ha llegado a leer en prensa que España está en concurso.

Pues con estos lienzos, este clima y esta ceremonia de la confusión, Enrique Sanjuán es capaz de crear una obra redonda, contundente y capaz de resolver todas las dudas surgidas y todas las cuestiones de vigencia. Para ello forma un equipo de expertos concursales de reconocido prestigio y reconocimiento, tanto Magistrados, como Catedráticos y abogados, en una cuidada edición que comprende tablas, esquemas, cuadros e ilustrativos ejemplos prácticos. El proceso concursal precisaba una guía dada su complejidad y las innumerables variables que han de tomarse en cuenta.

El prólogo de la obra ya consigue que visualicemos y seamos conscientes de la enorme tarea asumida,  de la ordenada sistemática y de la estructura homogénea lograda en cada capítulo, en el que cada autor expone cuestiones fundamentales y aporta caso práctico.

El punto de partida es, ¿qué es un concurso de acreedores? sus características, si es obligación o derecho, qué sucede en caso de no instarlo, insolvencia y causa de disolución en las sociedades- a la orden del día-, persona física insolvente y fases del concurso.

En el Segundo Capítulo, Enrique Sanjuán, plantea y soluciona el eterno dilema entre ir a concurso o intentar otras soluciones, comprende normativa y evolución, posibles alternativas, institutos preconcursales, 71 bis LC y Disposición Adicional 4ª, efectos de la refinanciación, conclusión del proceso de negociación y nuevos instrumentos para personas físicas comerciantes y no comerciantes.

El Capítulo Tercero:“¿Cómo solicitar la declaración de insolvencia?” se estructura en concurso voluntario, necesario y declaración conjunta de varios deudores.

Se aborda en el Capítulo Cuarto un tema fundamental que es el del coste del concurso de acreedores, el propio deudor y para los acreedores e interesados.

Se dedica el Quinto a “Situaciones distintas-tratamientos diferentes: concurso de persona física no comerciante y concurso de persona jurídica”. En el primero de ellos se trata el tema del concurso sin masa, de la vivienda habitual del deudor, de la exoneración de pasivo en el concurso,  de acuerdo extrajudicial de pagos y de las variadas situaciones personales del deudor. En segundo término, el concurso de la persona jurídica.

El Capítulo Sexto aborda un tema fundamental en el proceso concursal, la función, estatuto, retribución, actuación, responsabilidad, incapacidad, incompatibilidad, separación, recusación e informes de la Administración Concursal. Hoy en continua polémica en cuanto a su formación, retribuciones y sistema de su elección.

El siguiente Capítulo eminentemente pragmático y esclarecedor “Notificación, reconocimiento y clasificación del crédito” trata ámbitos fundamentales del concurso e incluye, comunicación, reconocimiento y calificación de créditos, determinación de masa activa e informe de la Administración Concursal.

El Capítulo Octavo, se dedica íntegramente, a los contratos cuando proveedor o deudor se hallan en concurso, situación que desgraciadamente es harto habitual en estos días. Contempla los efectos del concurso sobre los contratos sea cual sea su naturaleza y todas las posibles soluciones jurisprudenciales.

Los aspectos laborales del concurso, cuestión fundamental por sus efectos económicos sobre el futuro de los trabajadores y sus familias, se afronta con absoluto rigor y claridad en el Capítulo Noveno, transmisión de la unidad productiva autónoma, socios de Cooperativas, Fondo de Garantía Salarial, clasificación de los créditos por despido y demás.

En el Capítulo Décimo se aclaran todas las cuestiones sobre como funcionan las propuestas de convenio y las juntas de acreedores del concursado.

El Capítulo Decimoprimero afronta el extenso y complejo tema de la liquidación, legitimación para solicitarla, tipología, efectos de su apertura, operaciones liquidatorias, pago de acreedores y modelo de plan para la realización de los bienes y derechos de la masa activa.

En siguiente se dedica a los criterios que rigen los pagos de deudas en el ámbito concursal, créditos contra la masa, con privilegio especial, general, ordinarios, subordinados y casuística de todo los pagos.

La responsabilidad del deudor se trata extensamente en el capítulo Número 13, tipos de responsabilidad y su compatibilidad, posibles sanciones, calificación del concurso como culpable y un largo etecétera.

También es de gran importancia la responsabilidad, tratada en el Capítulo Decimocuarto, en la que pueden incurrir los Administradores Concursales, disciplinaria, civil, penal y tributaria incluyendo la figura del mediador concursal.

El antepenúltimo Capítulo recoge todos los tipos y motivos que existen para dictar la conclusión del concurso, sus efectos y su reapertura.

La obra termina con la inclusión de Figuras e Instituciones especificas del concurso: préstamos con o sin garantía, fianza y aval, leasing, descuento bancario, factoring, apertura de crédito, acciones de rescisión, swap y prenda de créditos.

Así, la Guía Práctica del Proceso Concursal, 2015 no deja ningún aspecto del concurso, sin tratar, aclarar y motivar.Guía concursal 2015

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn30Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *