Día de la Justicia Gratuita y del Turno de Oficio: ¡Gracias compañeros!

Rubén Martín de Pablos

Presidente de la Sección de abogados penalistas del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Subdirector de Sepín

Cada 12 de Julio se celebra el Día de la Justicia Gratuita y del Turno de Oficio, para defender y divulgar la labor realizada por más de 50.000 abogados de oficio, 24 horas al día, 365 días al año, a través de los Servicios de Asistencia Jurídica Gratuita y Turno de Oficio. En la página web de la Abogacía Española y en las diferentes páginas de los distintos Colegios de Abogado hay información importante sobre este aniversario.

Quizás no seamos conscientes de la importancia que el reconocimiento de este derecho y la valiosa labor de nuestros compañeros del Turno de Oficio supone para todos.

Este derecho consagrado constitucionalmente en el art. 119 de la Constitución es esencial en nuestro Estado y desde luego sin el mismo sería imposible garantizar una mínima igualdad de los ciudadanos ante La Ley y muchos de ellos se quedarían absolutamente indefensos en la defensa de sus derechos.

Hacemos hoy nuestras las palabras de OSSORIO, A. “La defensa de los pobres”:

Constituye la defensa de los pobres una función de asistencia pública como el cuidado de los enfermos menesterosos. El estado no puede abandonar a quien necesitado de pedir justicia carece de los elementos pecuniareos indispensables para sufragar los gastos del litigio.

Más para llenar esta atención no hace falta como algunos escritores sostienen crear cuerpos especiales ni encomendarla al Ministerio Fiscal, Los Colegios de Abogados se bastan para el menester lo han cubierto con acierto desde tiempo inmemorial y debieran tomar como grave ofensa el intento de arrebatárselo.

Se citan ejemplos aislados de torpeza o abandono en la defensa de oficio; pero si se comparan con los miles de millares de aciertos, abnegaciones, extremos celosos y juveniles entusiasmos derrochados en el curso de los siglos, habrá de reconocerse que aquella constituye una de las más gloriosas ejecutorias de nuestra profesión…” OSSORIO, ÁNGEL El Alma de la Toga. 1922.

Gracias a todos los compañeros del Turno de Oficio por su indispensable y tantas veces mal reconocida y mal pagada labor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.