La dispensa de las pruebas de conocimientos e idiomas en la adquisición de la nacionalidad española, ¿olvidada por el legislador?

Gema Murciano Álvarez

Documentación Jurídica de Sepín. Mediadora familiar. Abogada

Este mes se ha celebrado la segunda edición del Congreso de Nacionalidad Española. Tal como ocurrió el año pasado, de los temas propuestos, uno de los que más interés suscitó entre los participantes fue el de las dispensas de la prueba de conocimientos constitucionales y socioculturales de España (prueba CCSE) y del título acreditativo del grado de competencia y dominio del idioma español (DELE).

Y no es sorprendente, porque en el anterior Congreso, celebrado un año antes, este tema también acaparaba atención debido al retraso de más de un año que se vaticinaba a tenor de lo indicado en el art. 10 de la Orden JUS/1625/2016 (SP/LEG/20650), sobre la tramitación de los procedimientos de concesión de la nacionalidad española por residencia.

Mientras seguíamos esperando una OM final, se hizo público un Proyecto de Orden Ministerial (SP/NOT/1020), como ya avanzamos tanto en nuestro portal, como en nuestro Boletín a Colectivos Profesionales de octubre y en la Revista Digital del mes de noviembre de 2017.

Pero la realidad, es que a mediados de 2018 seguimos esperando un procedimiento específico de solicitud de dispensa que desarrolle de forma detallada:

1 – Cada uno de los supuestos dónde puede operar. A priori se mantienen los que se avanzaban en el proyecto de OM:

  1. Casos de analfabetismo y analfabetismo funcional (saben leer y escribir en su idioma de origen, pero no en lengua española).
  2. Dificultades de aprendizaje por razón de edad, o por razón de enfermedad.
  3. Personas que hayan sido escolarizadas y hayan superado la Educación Secundaria Obligatoria

2-  Que especifique cuáles son los que requisitos con los que se cuenta para acreditar los supuestos anteriores

3- Qué puntualice que tipo de documentación podríamos utilizar para acreditar cada uno de los supuestos

¿Bastará un acta de notoriedad ante notario y con testigos para acreditar el analfabetismo y analfabetismo funcional? ¿habrá alternativas como exámenes orales o en sistema braille? ¿dispensas totales o parciales según los casos? ¿será suficiente un informe médico realizado por facultativos debidamente autorizados por la administración pública competente?

4- Que determine como será el proceso de solicitud

5- Que establezca cuál será el sistema de recursos en caso de su denegación

Pues finamente no habrá Orden Ministerial, y lo que habrá será un Real Decreto, lo que quiere decir que su procedimiento será más laborioso, y, en consecuencia, tardará mucho más en ver la luz (art. 82 CE).

No obstante, también se adelantó en el Congreso que el Ministerio estaba admitiendo la obtención de otros títulos superiores para obtener la dispensa, como una carrera universitaria, siempre que se hubieran cursado y superado en España y en lengua española, y no sólo el título de la ESO como único certificado académico admitido.

Además, también se facilitaron datos sobre el número de dispensas otorgadas en 2017, un total de 209 frente a las 41 que de facilitaron el año anterior.

8 comentarios en “La dispensa de las pruebas de conocimientos e idiomas en la adquisición de la nacionalidad española, ¿olvidada por el legislador?

  1. Lo leo y no lo creo.
    ¿Dispensar del conocimiento de Español para conceder la nacionalidad?
    Parece un broma. Bastante permisiva es la legislación civil al conceder nuestra nacionalidad a los extranjeros.
    ¿Qué se pretende? Debemos luchar con uñas y dientes para que ser español no puedan lograrlo tan fácilmente.

  2. Estimado Juanjo:

    En primer lugar, le agradecemos la lectura de este blog. En segundo lugar, queremos darle las gracias por darnos la oportunidad de puntualizar algo que es posible que no haya quedado suficientemente claro.

    No se va a dispensar del conocimiento del idioma español, sino de hacer la prueba que acredite dicho conocimiento.

    Estas dispensas se establecen en supuestos muy concretos, por ejemplo, personas invidentes, dado que les resultaría imposible señalar las respuestas del test, y por eso se piensa en alternativas, como tener a su disposición el test en sistema Braille.

    También está pensado para aquellas situaciones en las que las personas que quieran adquirir la nacionalidad española sean analfabetas en su idioma de origen, lo que haría muy posible que no supieran leer y/o escribir en español, por lo que se plantea una dispensa de la prueba escrita, y sustituirla por una prueba oral, por ejemplo. Otro de los supuestos contemplados en cuando esa persona haya sido escolarizada es España y hayan superado la ESO, dado que las clases y exámenes son en español, se sobreentiende que ya han acreditado el conocimiento del idioma.

    Por último, se plantea la posibilidad de dispensa a personas que cumplan el resto de los requisitos para adquirir la nacionalidad y deseen obtenerla, pero por razón de edad o de enfermedad, resulte especialmente dificultoso el aprendizaje.

    No obstante, no dejan de ser especulaciones hasta que el legislador establezca los supuestos definitivos de dispensa total y parcial, los documentos requeridos, el procedimiento para solicitarlas, los sistemas de recursos…

    Sin otro particular, reciba un cordial saludo.

  3. Leo los comentarios de Juanjo y duelen los ojos. Hay españoles que creen que serlo es un mérito personal o familiar… como si se pudiera elegir donde se nace… y creen que los extranjeros son en general sospechosos o despreciables.
    No hay genes españoles, menos mal. A lo mejor los antepasados de Juanjo fueron extranjeros llegados a Hispania o a Al Andalus o a la España del siglo XVIII, ¿quién lo sabe?
    En un mundo que se globaliza, otros muchos soñamos con un mundo sin fronteras y, por tanto, sin nacionalidades: una aspiración de la gente de bien de todas las épocas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.