¿Son las Comunidades de Propietarios las grandes olvidadas en esta crisis sanitaria?

María José Polo Portilla

Directora de Sepín Propiedad Horizontal. Abogada
*NOTA: Alberto Torres, Director Jurídico de Sepín, impartirá dos formaciones online: una sobre «Los arrendamientos de locales de negocio tras el RD-ley 15/2020 de 21 de abril«, el 13 de mayo a las 12:00 (Inscripciones pinchando aquí); y otra sobre «Efectos jurídicos del COVID-19 en los contratos de arrendamiento de vivienda» el 11 de mayo a las 12:00 (Inscripciones pinchando aquí).

Durante estos casi dos meses en los que estamos viviendo bajo el Estado de Alarma, han sido numerosas las dudas, incertidumbres, esperas, interpretaciones de los Reales Decretos u Ordenes que, establecían algo distinto de lo que se había dicho en rueda de prensa el día anterior, pero, todo ello, según las palabras del Presidente o los Ministros, estaba justificado, primero por la situación de alarma sanitaria y luego porque no querían desoír a los posibles implicados, el último ejemplo puede ser el tema de la restauración y las terrazas.

Cuando una situación es tan excepcional como la que estamos viviendo, necesitamos al menos algo de seguridad, si bien, no es fácil y no es el objeto de estas líneas hacer una crítica sobre una gestión que, sin duda, no deja de ser muy delicada.

Llevamos más de 50 días confinados en nuestras viviendas, residencias que pertenecen en un alto porcentaje a una Comunidad de Propietarios, una pequeña sociedad a la que ahora más que nunca estamos prestando más atención porque es nuestro refugio, una extensión de ese, en la mayoría de las ocasiones, pequeño habitáculo al que hemos reducido nuestro día a día y que en definitiva forma parte de nuestro espacio vital, pero, teniendo en cuenta que su capacidad de actuación ha quedado limitada aunque continúan en funcionamiento, ¿algunas de las medidas adoptadas han estado dirigidas a ellas?

Efectos del COVID-19 en el ámbito inmobiliario: Arrendamientos Urbanos, Propiedad Horizontal y Compraventa

En absoluto, salvo en Cataluña y, desde mi punto  de vista con escasas posibilidades de repercusiones prácticas, en el resto del estado español han sido las grandes olvidadas. La respuesta parece haber sido “que lo regulen las propias Comunidades” pero ¿se han preguntado cómo hacerlo? Obviamente no, pues, en el régimen de propiedad horizontal, todas las decisiones han de pasar por la adopción de los acuerdos comunitarios que en estos momentos son imposibles de adoptar pues no se puede convocar, notificar y lo más importante, está prohibido reunirse de forma presencial. Luego, nada se puede consensuar.

En Cataluña nos obstante, como hemos expuesto, al menos el Decreto Ley 10/2020, de 27 de marzo, por el que se establecen nuevas medidas extraordinarias para hacer frente al impacto sanitario, económico y social del COVID-19. – Diario Oficial de Cataluña de 28-03-2020, señaló en su artículo 4.4 que las reuniones ya convocadas que debían celebrarse durante la vigencia de este estado quedaban suspendidas y se tenían que volver a convocar dentro del mes siguiente a su levantamiento, a menos que fuera posible llevarlas a cabo por los medios establecidos en el artículo 312-5.2 del Código civil de Cataluña, es decir, podían reunirse por medio de videoconferencia o de otros medios de comunicación, siempre que quedase garantizada la identificación de los asistentes, la continuidad de la comunicación, la posibilidad de intervenir en las deliberaciones y la emisión del voto. Además, según este artículo, durante la vigencia del estado de alarma queda admitida también la posibilidad de adoptar acuerdos sin reunión a instancia de la persona que preside la junta, si se cumplen los requisitos establecidos en el artículo 312-7 del Código civil de Cataluña, es decir, mediante la emisión del voto por correspondencia postal, comunicación telemática o cualquier otro medio, siempre que queden garantizados los derechos de información y de voto, que quede constancia de la recepción del voto y que se garantice su autenticidad. Todo ello está muy bien en teoría, pero hemos de ser conscientes de que, todavía, nuestras Comunidades no están adaptadas a estos medios, si bien Cataluña ya regula la posibilidad de realizar la convocatoria y remitir las actas, por correo electrónico.

Repetimos nada se ha previsto en el régimen estatal. Esta medida solo será aplicable en Cataluña. En el resto de España, no vemos la posibilidad legal de poderlas celebrar por estos medios, siendo nuestro criterio que el art. 15 de la LPH señala que la asistencia a las Juntas será de forma personal o mediante representación, lo que parece imposible si se hiciese por ejemplo telemáticamente. No obstante, esta sería una de las posibles reformas o medidas a adoptar por las Comunidades tras el levantamiento del Estado de Alarma, ya que, incluso en esos primeros momentos, será complicado poder tener una normalidad en las reuniones o Juntas, recordemos que las medidas de distanciamiento social, por ejemplo, seguirán existiendo. (SP/DOCT/104375).

Sin que sea el objeto de este post toda esta problemática que desde luego daría para varios artículos y una modificación de la LPH, (SP/DOCT/75970), lo que hemos de tener en cuenta es que las Comunidades no se pueden reunir y, por tanto, no pueden adoptar acuerdos como tales, aunque está claro que sí se podrá y se deberá decidir, pues habrá asuntos que no se pueden demorar hasta que se puedan celebrar Juntas. (SP/CONS/91612) es, lo que a la falta de medidas determinadas, se está haciendo.

Luego, en estos momentos, todo queda en manos del Presidente y Administrador de Fincas, entonces, ¿quién decide? Está claro que cada Comunidad ha tenido que ir solucionando su día a día, con la problemática de las notificaciones comunitarias, (SP/CONS/91605 ) pero salvo los servicios esenciales, porteros, conserjes, etc., el resto de las cuestiones generales y que podían haber tenido una solución conjunta, han debido ser objeto de interpretación, es decir, a la gran cantidad de trabajo con el que se han visto los profesionales que administran nuestras Comunidades, se ha sumado una nueva ocupación, la interpretativa, pero no ha podido ser un estudio de fondo, ha debido ser algo rápido, tanto que, en un breve espacio de tiempo desde la publicación en el BOE del Real Decreto o la Orden correspondiente, los Administradores de Fincas Colegiados han decido consensuar un criterio para poderlo transmitir a todas las Comunidades Administradas, ha sido sin duda una carrera contrarreloj.

Veamos algunos de estos hechos y la problemática generada:

Limitación de la libre circulación por las vías o espacios públicos

El 14 de diciembre de 2020 se decreta el Estado de Alarma y el art. 7 del Real Decreto 463/2020 limitaba la libertad de circulación de las personas, por las vías de uso público y aunque el 17 de marzo, fue modificado por el Real Decreto 465/2020), ampliando el ámbito «territorial» también a espacios de uso público, nada señaló con respecto a los de “uso privado”

¿Cómo se debía interpretar esta limitación en las Comunidades de Propietarios? Si la prohibición lo es solo para las vías o espacios de «uso público», ¿podrán utilizarse los espacios comunes; gimnasios, jardines, columpios, bancos, etc.?

Pues, aunque ello pudo dar lugar a distintas interpretaciones, no era el momento de dudar, había que dar una respuesta a las Comunidades de tal modo que, si las autoridades señalaron una finalidad para las medidas de confinamiento, estás deberían también extenderse a las zonas comunes privadas porque si lo pretendido era evitar el contacto entre personas, estaba claro que, si todos utilizábamos los elementos comunes esta finalidad no tendría sentido. El Consejo General de Colegio de Administradores de Fincas de España (CGCAFE) y los Colegios de Administradores reaccionaron con rapidez haciendo comunicados en los que señalaban la prohibición de utilizar las zonas comunes tales como jardines, parques infantiles, bancos, aparatos deportivos, zonas de recreo, piscinas, solárium, así como los recintos o espacios cerrados destinados a reuniones en las Comunidades, con la recomendación de clausurar estas áreas.

La posibilidad de desplazamiento de la población infantil menor de 14 años

La Orden SND/370/2020, de 25 de abril, sobre las condiciones en las que deben desarrollarse los desplazamientos por parte de la población infantil durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, señala en el art. 4 que se podrá circular por cualquier vía o espacio de uso público, incluidos los espacios naturales y zonas verdes autorizadas, siempre que se respete el límite máximo de un kilómetro con respecto al domicilio del menor. No estará permitido el acceso a espacios recreativos infantiles al aire libre, así como a instalaciones deportivas.

¿Se han olvidado de las zonas comunes de las Comunidades? ¿Se podrán utilizar?

Si como he expuesto no se había prohibido, tampoco se podían permitir, en eso han sido coherentes. Aunque transcurrido más de mes y medio de Estado de Alarma, el fallo inicial podía haber sido subsanado, pero no, no ha sido así, nada se especifica en la citada ORDEN, y pese a que todos habíamos escuchado las palabras de Iglesias señalando que serían  las propias Comunidades de Propietarios las que tenían que regular la utilización de las zonas comunes, esta medida es imposible de llevar a cabo, repetimos, no se puede convocar ni celebrar Juntas precisamente por las medidas derivadas del Real Decreto 463/2020.

Así, lo único que queda claro es que no estará permitido el acceso a espacios recreativos infantiles al aire libre, así como a instalaciones deportivas y, aunque queda confuso, parece que tampoco se puedan utilizar las zonas comunes.

¿Se pudo considerar que el Gobierno admitió la propuesta de los Administradores de Fincas colegiados para que no fuesen las Comunidades las que regulasen el uso de las zonas comunes por parte de los menores de 14 años de tal modo que no se pudieran utilizar?

Puede ser, pero nada quedó claro, por eso de nuevo, tras la citada publicación, fue necesario una rápida interpretación y un consenso para poder determinar si se podía o no pasear por las zonas comunes.

Mi criterio, sin perjuicio de que existan otras interpretaciones, es que como nada se señaló, seguimos en el mismo estado en el que nos encontrábamos, nada ha cambiado con respecto al no uso de estas zonas comunes, es decir, aunque la limitación de circulación de las personas, art. 7 del Real Decreto 463/2020 modificado por el Real Decreto 465/2020, lo era solo para las vías o espacios de «uso público», la correcta interpretación que se dio desde el primer momento, por el Consejo de Administradores de Fincas, es que se extendiera la prohibición de libertad de circulación también a estas zonas comunes, incluso clausurando, como sucedía con los parques públicos, estos servicios comunes que no eran necesarios, la razón era la emergencia sanitaria, pues lo pretendido con estas medidas era y sigue siendo evitar el contacto entre personas y la propagación del Coronavirus por todos los medios, lo que desde luego parece que no se conseguirá si se utilizan las zonas comunes por todos los propietarios. Esta emergencia sanitaria sigue existiendo y si no se permitió entonces el uso de las zonas comunes, tampoco parece permitirse ahora, aunque solo sea para la salida de los menores, pues en muchos casos no se podrán cumplir estas medidas de distanciamiento y no se puede regular como hacerlo, dado que ésta debería ser una cuestión consensuada, lo que ya hemos visto es imposible de llevar a cabo.

Fase “0” de la desescalada

ORDEN SND/380/2020, de 30 de abril, sobre las condiciones en las que se puede realizar actividad física no profesional al aire libre durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, con efectos desde las 00:00 horas del día 2 de mayo de 2020.

Tampoco especifica nada sobre los espacios comunes de uso privado, si bien en su artículo 4 señala los lugares permitidos, “1. Se podrá circular por cualquier vía o espacio de uso público, incluidos los espacios naturales y zonas verdes autorizadas, siempre que se respeten los límites establecidos en esta orden. 2. No estará permitido el acceso a instalaciones deportivas cerradas para la práctica de las actividades previstas en esta orden”.

¿Qué se puede deducir? No volvemos a repetir la polémica entre uso público o privado, es decir, si no admitimos los paseos a menores tampoco lo hacemos ahora para el resto de la población, pero, y esto es lo que parece ha generado polémica ¿ no podrán utilizarse las piscinas comunitarias?

Nada ha cambiado a este respecto, si son instalaciones deportivas cerradas, está claro, en caso contrario no ha existido modificación alguna al respecto, no se podrán utilizar como cualquier otra zona común.

Esperamos que cuando llegue el momento de la apertura, fase “x” de la citada desescalada, sean conscientes de la enorme problemática que esto puede generar.

Desde luego y por lo expuesto, ¿se podría decir que, el Gobierno ha hecho dejación de funciones con respecto a las Comunidades de Propietarios?

Cómo nos iban a tener en cuenta con todo lo que está pasando, al fin y al cabo tan solo es el régimen en el que vivimos la mayoría de la población de este país, en el que también reside un alto porcentaje de la población mayor de 70 años y de los cuales un gran número de ellos no tienen acceso a las nuevas tecnologías, pero que aun en el supuesto en el que lo tuviesen, tampoco nuestra Ley de Propiedad Horizontal está adoptada a ellas.

La consigna parece haber sido, “hagan ustedes lo que quieran” pues solo soy dueño de lo público, lo privado no lo regulo, y es ahí donde los Administradores de Fincas Colegiados han tenido que estar trabajando para organizar lo que no tenía repuesta por parte del Gobierno y que, como no, ya había sido interpretado por la prensa. La lucha ha sido tremenda, lo sé, por eso creo que se merecen, ahora que ya estamos acostumbrados a esta forma de agradecimiento, un gran aplauso, gracias por evitar la propagación tanto del virus como de multitud de problemas comunitarios, poniendo un poco de coherencia a esta falta de regulación y teniendo en cuenta que el día a día que tampoco ha quedado paralizado y que se enfrentan a situaciones tales como la forma de permiten las obras de acuerdo con lo dispuesto en la Orden SND/ 340/2020, de 12 de abril, por la que se suspenden determinadas actividades relacionadas con obras de intervención en edificios existentes en las que exista riesgo de contagio por el COVID-19 para personas no relacionadas con dicha actividad, porque, nuevamente, ¿quién decide si las actividades que se reanudan están cumpliendo lo dispuesto en la citada Orden

¡eBook gratis! 5 Cuestiones prácticas sobre aplazamiento en el pago de la renta y las ayudas del Estado

 

 

19 comentarios en “¿Son las Comunidades de Propietarios las grandes olvidadas en esta crisis sanitaria?

  1. Bueno, eso de que no se pueden reunir las comunidades de propietarios ????, …..electrónicamente por videoconferencia es mas que factible. por ZOOM, y otras aplicaciones. Estamos en el siglo XXI. Las reuniones formales, vistas y demas, han cambiando mas rápido de lo podiamos imaginar, por suerte para todos, ahorrando desplazamientos y tiempo, ganando en comodidad y eficacia.

    • si no se pueden reunir las comunidades siempre al que tiene que decidir es el presidente de la comunidad y nuca el administrador que es un empleado de la comuni dad y si si puede equivocar el administrador tambien lo puede hacer el presidente que para algo esta propuesto por ley ya que les molesta que tomen decisiones los presidentes de comunidad en las zonas verdes pero no les importa que todo el mundo use el ascensor o es limpiado cada vez que se usa.

  2. Siento diferir con la autora del articulo pero ni el Consejo General de Colegio de Administradores de Fincas de España (CGCAFE), ni los Colegios de Administradores, ni el propio administrador tiene facultad, ni atribuciónes para prohibir el uso de las zonas comunes y es mas que discutible que una prohibición de uso sealegal pues es una copropiedad. Podran hacer indicaciones o consejos pero solo eso. Será obligatorio el mantener las distancias de seguridad, y no podrán hacerse reuniones o fiestas en esos lugares, pues eso esta en el RD pero repito, solo eso.
    Por otro lado creo que es una opinión muy particular el que la LPH impida el uso de los medios audiovisuales para las Juntas o el empleo de los correos electronicos. No los recoge, pero no los impide y es curioso que se pueda votar por correo para las elecciones generales de la nación y no se pueda, si asi ha sido aprobado por la comunidad, para los asuntos de una comunidad de propietarios.
    Finalmente indicar que desde hace años las convocatorias y las actas son enviadas por correo electronico por casi la totalidad de administradores ¿entonces?.

    • Totalmente de acuerdo, este artículo me parece un total despropósito. Reconoce que la normativa no contempla prohibiciones sobre las zonas comunes para a continuación celebrar que, gracias a Dios, los administradores de fincas han estado ahí para prohibirlos ellos por el bien de la humanidad. Pero quiénes son ellos para prohibir nada? Es una locura!

      • En primer lugar, gracias por leer nuestro post.

        El RD 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, limita la libertad de circulación de las personas, esa es la principal prohibición y esa debe ser la interpretación. Sentimos si otro ha podido ser la conclusión que puede desprenderse de la exposición de este post.

        De este modo y, con independencia de la interpretación de las vías o espacios de uso público, que podía haber dado lugar a discusiones, era necesario una organización, y como tampoco podía decidirse cómo hacerlo, se gestionó por la persona encargada de la Comunidad, en este caso el profesional que la administra, en base a lo dispuesto en el art. 20 de la LPH, puesto que los vecinos sería no podían adoptar acuerdo alguno al respecto al no poder convocar y celebrar Juntas, de acuerdo con las previsiones de la Ley de Propiedad Horizontal.

        Reiteremos que, la finalidad de la norma es la no concentración de las personas para evitar el contagio, por eso, se tiene que limitar cualquier tipo de actuación que facilite la reunión de personas en un mismo espacio, como son las zonas comunitarias.

        Ante esta situación, entendemos que determinadas Comunidades se habrán autogestionado, pero en aquellas en las que existía una Administrador de Fincas, habrán tenido que ser ellos, la razón considero que ha sido, en cumplimiento de su trabajo.

        En cualquier caso, todo seria más sencillo si no fuese necesario interpretar nada, pero no ha sido así. Esperamos, por ejemplo, que no sea tan difícil, por ejemplo, cuándo se trata de las piscinas comunitarias.

        Un cordial saludo,

        Fdo: María José Polo Portilla

        • No estoy nada de acuerdo con ustedes, creo que el colegio de Administradores, no es quien para poner las normas a los propietarios, solo veo que tienen un claro interés en desentenderse de los problemas.
          Hay mil medios, para hacer convocatorias virtuales, prácticamente todos los ciudadano en la actualidad tenemos firma digital, hacemos tramites con el Estado
          La situación esta cambiando, pasando a nuevas fases y por lo que respecta a mi cas, los administradores, se ocultan tras una carta, que no tiene ninguna validez

          • Buenos días,

            Podemos entender que, en el momento actual en el que una gran parte de la población utiliza, tanto a nivel personal como profesional, las nuevas tecnologías, parezca extraño que no pueda hacerse en el ámbito comunitario y más concretamente con respecto a la convocatoria y celebración de Juntas pero, a este respecto, habrá de estarse a lo dispuesto en la Ley de Propiedad Horizontal, que es la que regula este régimen y allí se fija que, será en el seno de la Junta de Propietarios donde se adopten los correspondientes acuerdos y para ello es necesario que, previamente sean convocadas.

            La citada convocatoria hay que notificarla a todos los comuneros, lo que tendrá que hacerse en el domicilio designado por el propietario y, en su defecto, en el piso o local de la finca, no señalando la citada Ley que haya de fijarse, además, un correo electrónico a estos efectos. Tampoco se prevé legalmente la posibilidad de celebrar Junta por videoconferencia o forma similar, de tal modo que si estas se llevan a cabo sin haberse cumplido las previsiones legales, cualquier propietario afectado, es decir, todos aquellos que no dispongan, o simplemente no quieran utilizar este tipo de medios, podrán impugnar judicialmente los acuerdos adoptados con todas las posibilidades de éxito y, en su caso, si esta nulidad de acuerdos ya no tuviese eficacia, exigir las correspondientes responsabilidades. Lo que podría dar lugar, llegado el caso y con previsión a la estimación de la demanda por el propietario impugnante, a gastos para la Comunidad.

            Solo en Cataluña a el art. 4.4 del Decreto Ley 10/2020 de 27 de marzo, señala que las reuniones ya convocadas que debían celebrarse durante la vigencia de este Estado de Alarma, quedan suspendidas y se tienen que volver a convocar dentro del mes siguiente a su levantamiento, a menos que sea posible llevarlas a cabo por los medios establecidos en el artículo 312-5.2 del Código civil de Cataluña, esto es, podrán reunirse por medio de videoconferencia o de otros medios de comunicación, siempre que quede garantizada la identificación de los asistentes, la continuidad de la comunicación, la posibilidad de intervenir en las deliberaciones y la emisión del voto.

            Además, según este artículo, durante la vigencia del estado de alarma, queda admitida también la posibilidad de adoptar acuerdos sin reunión, a instancia de la persona que preside la junta, si se cumplen los requisitos establecidos en el artículo 312-7 del Código civil de Cataluña, es decir, mediante la emisión del voto por correspondencia postal, comunicación telemática o cualquier otro medio, siempre que queden garantizados los derechos de información y de voto, que quede constancia de la recepción del voto y que se garantice su autenticidad.

            Repetimos, nada se ha previsto en el régimen estatal a este respecto. Esta medida solo será aplicable en Cataluña y en los casos señalados. En el resto de España, no vemos la posibilidad legal de poderlas celebrar por estos medios, ni adoptar acuerdos sin reunión o Junta.

            Antes de esta situación excepcional, que esperemos haya servido para darse cuenta de que es necesaria una reforma de la citada Ley de Propiedad Horizontal, ya existía una propuesta de los Administradores a este respecto en la que, entre otras cosas, se incluía esta adaptación de las Comunidades de Propietarios a las nuevas tecnologías. Pero en momento en la que nos encontramos, si el Gobierno no lo ha permitido, la LPH no contempla esta forma de convocar y celebrar, por lo que, no podrán hacerse y si se realizan, se incumplirá lo dispuesto en la citada Ley, con las posibles consecuencias antes expuestas.
            Todo ello con independencia de que, en las cuestiones internas y para aquellos propietarios que así lo hayan solicitado, se utilice una dirección de correo electrónico que haga más fáciles las comunicaciones.
            En cualquier caso, esta es nuestra opinión, consideramos, avalada en derecho, si bien, otro podría ser el criterio, llegado el caso, dado por los Tribunales.

        • no es cierto que en ausencia de poder reunirse, la ley de propiedad H. da poder a los administradores. sino al presidente de la comunidad la pena es algunos presidentes hacen dejadez de sus obligaciones y hay esta el problema pero algun administrador se esta pasando en sus deberes y me estraña que tengan haora tanto interes cuando no siempre hacen su trabajo como esta estipulado.

    • Totalmente de acuerdo contigo, creo que el colegio de Administradores, no es quien para poner las normas a los propietarios, solo veo que tienen un claro interés en desentenderse de los problemas.

  3. Que gracia me hace eso de que los administradores actuaron con rapidez…si, para mandarnos a los conserjes/porteros los carteles informativos…del resto, nos hemos encargado nosotros. Las administraciones no son las que han cuidado y actuado en las comunidades, han sido los conserjes y los servicios de limpieza. Ni administradores ni presidentes ni vecino alguno. A ver si os dais cuenta que los grandes olvidados hemos sido los mismos de siempre, los menos preciados y mal pagados conserjes. Y lo único que hemos recibido de las administraciones y juntas de propietarios ha sido el obligarnos a permanecer toda la jornada completa en las 2 semanas de los «esenciales» sentados mirando la pared porque no había nada que hacer después de las labores de limpieza…sí, un aplauso para ellos…

  4. Tengo una vecina, del piso superior al mío, que es una disruptora. Duerme hasta horas avanzadas del día, en cambio, no se va a dormir hasta las 3 y media de la madrugada. Está todo el tiempo arrastrando muebles, la mascota con sus juguetes incordiando todo el día, pero por la noche es insoportable, además esta vecina no camina va dando saltos cual yegua. Se le ha notificado las incidencias a la administración y a la presidenta, que además es la propietaria de la vivienda en cuestión. No han hecho absolutamente nada, en varias ocasiones he tenido que llamar a la policía municipal para que haga acto de presencia. Pues bien, nada ha mejorado, incluso ha empeorado los ruidos. Tengo ansiedad, parte médico… Qué más puedo hacer? Agradezco cualquier información

  5. Es triste q estando como estando viviendo como vivimos y en mi caso dónde es una zona bastante mala .me pongo en contacto con el presidente puesto q se paga 50 eur al mes y le digo q me quedé sin trabajo q no tengo nada su respuesta la comunidad hay q pagarla no me niego pero hay q bajar contestación no q se hace? Q puedo hacer ?

  6. Me asalta inseguridad jurídica sobre si el plazo para impugnar judicialmente acuerdo de la Junta de Propietarios, adoptado con anterioridad al estado de alarma, irrumpiendo el estado de alarma en dicho plazo, ¿ se encuentra suspendido?, peenso que sí, pero la inseguridad jurídica es inevitable. Si me podeis respoder a ésta cuestión. Gracias.

  7. En un Complejo Urbanistico de 330 viviendas y al no poder celebrar Asambleas, la Junta de Presidentes pueden decidir si se abre o no las piscinas y pistas polideportivas, en el estado de alarma por el COVID-19

  8. Buenos días. Autorizada la práctica de Padel en pistas de la comunidad de propietarios, pregunto sobre el acceso de personas ajenas a la comunidad “DIRECTAMENTE” a las pistas con las prevenciones de acceso al recinto (mascarillas, distancia de seguridad..) acompañado por el vecino/ propietario.
    Es posible? Creo que requiere interpretación, porque no hay norma al efecto y se debe de aplicar por analogía las instrucciones para las instalaciones de uso publico.

  9. me estraña la actuacion de los administradores de fincas con ganas de tener un poder, que la la LPH no les da y se atribuyen una preocupacion que rara vez la tienen en el cumplimiento de su contrato con la comunidad

  10. que en pleno 2020, todavía haya que hacer las reuniones presenciales… me parece arcaico. Es uns ector que no avanza, las leyes avanzan segun avanza la tecnología.
    Deberían digitalizarse un poco más los profesionales del sector.

    Gracias por este tipo de artículos.

  11. Buenas tardes,
    Tengo un gabinete de Logopedia en un edificio en Murcia, estoy empezando de nuevo y ya empiezo a tener problemas con la comunidad respecto al tránsito de gente no perteneciente al edificio y quisiera saber que medidas he de tomar para poder abrir mi gabinete sin tener problemas con la comunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.