Los vehículos eléctricos o híbridos deberán hacer mucho más ruido

Marta López Valverde

Directora de Sepín Responsabilidad Civil y Seguro

Ya en el Reglamento (UE) n.° 540/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de abril de 2014, sobre el nivel sonoro de los vehículos de motor y de los sistemas silenciadores de recambio se reconoce que los beneficios para el medio ambiente que se esperan de los vehículos eléctricos híbridos y eléctricos puros se han traducido en una reducción sustancial del ruido emitido por estos.

Pero esa reducción ha eliminado una fuente importante de señales acústicas en las que confían peatones y ciclistas, invidentes o con deficiencias visuales, entre otros usuarios de la carretera, para detectar el acercamiento, la presencia o la salida de esos automóviles.

Como consecuencia de ello, se desarrollan sistemas de aviso acústico de los vehículos (SAAV) para compensar la falta de señales audibles en los eléctricos híbridos y eléctricos puros con el objetivo de mejorar la seguridad de los usuarios vulnerables de la vía pública en las zonas urbanas, como los peatones invidentes o con discapacidad visual o auditiva, los ciclistas y los niños.

Así, ya en el 2014 se estableció que cualquier tipo de coche eléctrico puro o híbrido homologado antes del 1 de julio de 2019 debe llevar dicho sistema, y a partir de julio de 2021 será obligatorio para los nuevos.

En el presente post, se estudia el funcionamiento de este de acuerdo al anexo VIII del Reglamento 540/2014, tras la modificación de mayo de 2019:

¿En qué consiste el Sistema de aviso acústico de vehículos (SAAV)

  • Es un sistema que generará automáticamente un sonido en el rango mínimo de velocidad, esto es, desde el arranque hasta aproximadamente 20 km/h, y durante la marcha atrás.
  • Cuando el automóvil esté equipado con un motor de combustión interna que esté en funcionamiento en dicho rango, el SAAV no producirá sonido.
  • Si el coche ya dispone de un dispositivo de advertencia acústica de marcha atrás, no es necesario que el SAAV genere sonido durante la marcha atrás.

¿Habrá algún modo de controlarlo por el conductor?

  • Debe existir un interruptor al que el conductor pueda acceder con facilidad para su bloqueo y desbloqueo. Al arrancar nuevamente se situará automáticamente en la posición “activado”.
  • El nivel sonoro del SAAV podrá ser atenuado durante períodos de funcionamiento.

¿Qué tipo y volumen tendrá el sonido?

  • Será un sonido continuo que informe a los peatones y otros usuarios de la vía pública de que un vehículo está funcionando y debe ser similar al sonido de uno de la misma categoría equipado con un motor de combustión interna.
  • Deberá indicar fácilmente el comportamiento del coche, por ejemplo, a través de la variación automática del nivel sonoro o de las características en sintonía con la velocidad de este.
  • No superará el nivel sonoro aproximado de uno similar equipado con un motor de combustión interna y que funcione en las mismas condiciones.

 

El derecho al silencio: acciones legales contra el ruido en el ámbito del derecho administrativo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.