¡Feliz Día Europeo de la Mediación! ¿Qué relatos ganaron nuestro I Concurso de microrrelatos, poesía y haikus?

Departamento Jurídico de Sepín Mediación y Arbitraje

El 21 de enero, coincidiendo con la fecha de aprobación de la Recomendación n.º R (98)1, sobre Mediación Familiar, aprobada por el Comité de Ministros del Consejo de Europa el 21 de enero de 1998 en su 616.ª reunión, se conmemora el Día Europeo de la Mediación.

Con motivo de esta efeméride, la Editorial Jurídica Sepín y el portal especializado TOP Jurídico Mediación y Arbitraje organizaron un Concurso de microrrelatos, poesía y haikus: ¿me lo cuentas? con la mediación como hilo conductor.

En primer lugar, queremos agradecer la participación de todos los autores, que ha superado con creces las expectativas. Muchísimas gracias.

Tras una deliberada (y emocionante) votación (con un cuádruple empate) por parte del Jurado formado por miembros del Departamento Jurídico de Familia, Mercantil, Responsabilidad Civil, Tráfico, Arrendamientos Urbanos, Propiedad Horizontal, Nuevas Tecnologías, Administrativo, Mediación,  y del Departamento de Marketing, se alzó con el primer premio, dotado con tres meses de suscripción al TOP Jurídico Mediación y Arbitraje, el siguiente relato:

 

Pulsaciones

Llego a tiempo. Pensé… no me pondré nervioso, pero tengo el estómago encogido. Primer piso, puerta derecha, dedo en el timbre y mi corazón se sale del pecho. Aparece la mediadora, resulta agradable. Nos dirigimos a la sala, mi mujer está ahí, sentada, me mira de reojo, tengo la boca seca, 100 pulsaciones. Nos sentamos y comenzamos. El sitio es sencillo pero acogedor. Ya nos habían explicado en qué consiste la mediación. Firmamos el acta inicial. Habla la mediadora, me pongo más nervioso pensando en lo que voy a decir, 120 pulsaciones, estoy encogido en el asiento. Mi turno, empiezo a hablar, 150 pulsaciones, es como si me sacaran pus, me duele y me alivia a la vez. Seguimos un rato largo. Habla ella, hablo yo, la mediadora va haciendo pequeños apuntes que nos van ayudando. Poco a poco mi corazón se estabiliza. Me encuentro bien, 75 pulsaciones, ha sido algo difícil, pero nada que ver con los meses que llevamos de discusiones y dolor. Siento que se ha abierto una ventana. Los días siguientes van rodando, con algún bache, pero avanzando. Estoy más centrado y tranquilo en mi trabajo y con mis hijos. Corazón al fin estable, muchas gracias.

María del Mar Oriol López

 

Con el segundo premio, dotado con un mes de suscripción a TOP Jurídico Mediación y Arbitraje:

Mediación nació prematura. Sus padres, allegados y conocidos la mimaron con ternura, le dedicaron años de cuidados, sin horarios ni retribución, cargados de buenas intenciones. A medida que pasaba el tiempo, Mediación se convirtió en una joven solvente, con capacidad para inspirar a muchos y con una forma de desempeñarse única y profesional. Comenzó a dar buenos resultados en su escuela y, como era curiosa por naturaleza, indagó en muchas disciplinas que, al principio, pareciera que no le pertenecían. Cuando finalizó su carrera, muchos querían tener a Mediación de su lado, pero ya no les gustaba tanto esa forma libre de acercarse al problema y querían que Mediación se decantara por uno u otro bando, sin comprender que su esencia era la multiparcialidad, o estar del lado de todos. Mediación se sentía extraña; lejos quedaban los años de lucha inocente, del ganar-ganar, y lejos también los frutos esperados. Por eso, un día Mediación y todos aquellos familiares, amigos y allegados que la entendían salieron a la calle y se negaron a convertir en lobo a la pequeña oveja mediadora.

Laura Hernández Perera

 

Con el tercer premio, dotado con un mes de suscripción a TOP Jurídico Mediación y Arbitraje:

La situación estaba tensa. No conseguía hacerle entender que tenía que hacer lo que yo le estaba diciendo. Que era lo mejor para él. Se había posicionado y no conseguía que comprendiera el interés más allá de toda posición. Lo que le beneficiaba, lo que le estaba ofreciendo. No quería seguir insistiendo para no recibir un «no» por respuesta. Así que de repente se me encendió una bombilla y pensé qué pasaría si era él el que daba la solución y no yo. Por ello recurrí a la vieja técnica de posicionarle en el lugar del otro. Le creé un escenario: Imagina que eres papá y tu hijo está malito. Si quieres que se cure, ¿qué harías? Pensó durante un instante y dijo: «Le daría una medicina».

Inmaculada González Pina

Desde aquí queremos dar la enhorabuena a todos los premiados por sus relatos, esperando que disfruten de este día tan especial para los mediadores.

Felices mediaciones.

 

 

 

2 comentarios en “¡Feliz Día Europeo de la Mediación! ¿Qué relatos ganaron nuestro I Concurso de microrrelatos, poesía y haikus?

  1. Que labor tan importante cumplen Uds.los mediadores
    Sin embargo me atrevo a preguntar
    Por que debemos conciliar cuando tenemos la razón y la otra parte no merece tener facilidad alguna para condenar parte de una deuda si fuera el caso .
    Reciente mente tengo un juicio por reclamación de cantidad .
    De 33.000
    Que demandó la parte demandada ofrece según mi letrado 10.000
    Ni la 3ra.parte.
    Teniendo yo los medios suficientes para demostrar lo que reclamó.

    Dejó ahí este caso
    Espero poder obtener una respuesta por parte de Uds.

    Claro q por mi parte aceptaría como mínimo el 50% en mano.
    Mi letrado intenta convencerme de que yo acepté
    Tampoco entiendo la suma ofrecida no es aceptable .

    Dejó ahí este pequeño caso
    Gracias
    Y felicitaciones a la Dra.Mar Oriol.
    Ya se me calmaron las pulsaciones puesto que veré en poco la luz al final del túnel.

    • Estimado Sr. Hugo:

      En primer lugar le agradecemos la lectura de este blog.

      En cuanto a su pregunta, cuando uno quiere simplemente que le den la razón, acude a juicio. Cuando uno quiere solucionar el conflicto, acude a mediación.

      Siempre cuento una mediación entre dos empresarios, uno no pudo entregar un encargo a tiempo, lo que le hizo perder al otro empresario un cliente y una gran cantidad de dinero, por eso, planteó una reclamación de cantidad por la pérdida económica.

      En mediación (no en conciliación, que es otra figura distinta) quién no cumplió con el encargo explicó que se había producido un incendio en su fábrica, había sufrido muchas pérdidas y estaba pendiente del seguro, no pudiendo hacer frente a ese momento con la cantidad que se le reclamaba. Con ayuda del mediador exploraron otras vías, y entre ellos acordaron que el importe debido, lo cambiarían por clases de inglés, ya que uno de los empresarios era hijo de madre británica y bilingüe, y el otro tenía un hijo que necesitaba reforzar esa área para su proyección profesional. En el seguimiento que se hizo posteriormente, ambos empresarios habían retomado su relación que tras el incidente se había suspendido indefinidamente, y el hijo del empresario que aceptó las clases de inglés pudo prepararse una entrevista para una empresa muy importante inglesa, trasladando su residencia a la City, con un puesto de prestigio y un sueldo acorde.

      No insinúo que acepte la trasmutación de su deuda en clases de inglés, simplemente explore que posibilidades hay de saldar esa deuda. Lo mismo la parte deudora no dispone de ese efectivo en ese momento pero si lo tendrá en 6 meses, lo mismo necesita pagarlo en cuotas muy pequeñas, lo mismo tiene un objeto por ese valor que le puede interesar para hacer negocio… es lo bueno de la mediación, que es un trabajo de diseño específico.

      No acepte lo que no esté de acuerdo, porque eso siempre le dejará un poso de insatisfacción, si no encuentran un arreglo en dos sesiones, pruebe en tres siempre que a otra parte también quiera solucionarlo, y tenga en cuenta que si no logra un acuerdo satisfactorio, acudir a mediación, no cierra las puertas a un juicio posterior.

      Lo peor que le puede pasar, es que en un juicio, el juez le de la razón, pero por insolvencia del deudor, no logre recuperar esa cantidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.