Taxi y UBER deben llevar matrícula azul y un vehículo averiado se puede señalizar con un luminoso

Marta López Valverde

Directora de Sepín Responsabilidad Civil, Seguro y Tráfico

Ya comienzan a verse las nuevas matrículas azules en los taxis y coches de alquiler con conductor, y ello es porque hace unos meses, mediante una orden, se modificaron algunos de los anexos del Reglamento General de Vehículos. En este post, se analizan las novedades que trae dicha norma y que no solo afectan a estos vehículos.

Así, en primer lugar, para adaptar la normativa con el fin de aplicar medidas ambientales relacionadas con la gestión del tráfico se crean las ya conocidas pegatinas medioambientales como una nueva señal relativa a los diferentes distintivos ambientales que se asignan a cada categoría de vehículo según su potencial contaminante, y se introducen nuevas definiciones de vehículos por tipo de combustible empleado.

Se incorpora la definición de vehículo de uso compartido, destinados al alquiler sin conductor y disponibles a través de una plataforma tecnológica para ser utilizados en cualquier momento por los clientes mediante el empleo de aplicaciones móviles y se añade el distintivo que lo identifica.

A su vez, se crea la clasificación específica de los vehículos pick-up a los que se aplicarán las normas de circulación de los turismos, ya que hasta ahora se han clasificado como un vehículo tipo camión.

Se unifica el color de los dispositivos luminosos de los vehículos prioritarios para que, en todos los casos, sea azul y su utilización indica la prestación de un servicio de policía, extinción de incendios, protección civil y salvamento, o asistencia sanitaria, en servicio urgente.

El color amarillo auto quedará reservado para los dispositivos luminosos de los vehículos que están parados o estacionados o circulan a una velocidad que no supera los 40 kilómetros por hora, mientras desempeñan una actividad o trabajo en la vía.

La parada de un vehículo en la vía por causa de avería o accidente supone un grave riesgo para la circulación, por lo que, mientras se espera la llegada del servicio de auxilio en carretera, se permite la colocación en el exterior del vehículo de un dispositivo luminoso de color amarillo auto, de alimentación autónoma, alta visibilidad y que quede estable sobre una superficie plana. Es un elemento opcional, junto al ya existente triángulo de peligro, que sigue siendo obligatorio.

Por último, para evitar el transporte público de viajeros por entidades no autorizadas y facilitar la identificación por parte de sus potenciales clientes de los automóviles destinados al servicio de taxi y de alquiler con conductor de hasta nueve plazas, se debe modificar el color de la placa de matrícula a azul siendo suficiente con que sea únicamente la trasera, por lo que se mantiene el color blanco en la placa de matrícula delantera. Tampoco se modifica la numeración de sus placas de matrícula, que sigue siendo la misma que la actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.