Cómo fijar la custodia cuando existen hermanos, a la luz del CCCat.

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn16Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Ana Canturiense Santos

Documentación Jurídica de Sepín Familia

De todas las circunstancias que deben tenerse en cuenta a la hora de establecer el sistema de guarda y custodia de los menores, una de ellas es la existencia de hermanos, y, en este sentido, el art. 233-11.2 CCCat. establece que: “no pueden separarse los hermanos, salvo que las circunstancias lo justifiquen“. No se especifica si debe valorarse que los hermanos sean mayores de edad o si tras la ruptura de la convivencia existen hermanos de vínculo sencillo. Lo que sí debemos tener presente es que las circunstancias a las que se refiere el Código Civil estarán condicionadas por el respeto al interés superior de los menores.

Veamos las respuestas de los Tribunales ante las diversas situaciones analizadas:

– Siguiendo la línea de la de la Secc. 1.ª de la AP Tarragona, (entre otras, Sentencia de 30 de mayo de 2014), podríamos entender que el principio de no separación de hermanos se refiere únicamente a hermanos de doble vínculo, pues la no separación incidiría sobre el derecho de guarda del progenitor del hijo medio hermano.

Tampoco será de aplicación este principio si existen hijos de las nuevas parejas de los progenitores, pues, aunque el art. 231-1 CCCat. reconoce como miembros de la familia a los hijos del otro que conviva en el núcleo familiar, esto no supone atribuir el derecho a participar en la potestad parental de quien no es hijo suyo, ni pueden alterarse los vínculos del menor con el progenitor con quien no convive de manera habitual.

– Partiendo de lo anterior, ¿cómo determinamos las circunstancias que van a aconsejar la separación de hermanos, atribuyendo la custodia a cada progenitor?

Podrán utilizarse todos los medios al alcance del Juzgador para determinar el sistema de custodia más adecuado a cada caso, desde los informes de los especialistas hasta la exploración de los menores, cuya voluntad será valorada y tenida en cuenta por su grado de madurez al expresarse. Así lo vemos en la Sentencia de la AP Barcelona, Sec. 12.ª, de 20 de mayo de 2015, donde el hijo con edad suficiente para ser escuchado, además de manifestar su preferencia de vivir con su padre, se sentía desubicado con su madre y su nueva pareja, y se mantiene la custodia del hermano de 7 años a favor de la madre, en aras de su estabilidad.

Ya disponible nuestra edición digital sobre el plan de parentalidad en el CCCat, con doctrina, con jurisprudencia relevante y con un formulario:


La disponibilidad horaria será otra circunstancia a tener en cuenta, a la que se sumarán las necesidades de los menores, se atribuirá la custodia de cada hijo a un progenitor, pero estableciendo un sistema de estancias para que coincidan el máximo tiempo posible (AP Barcelona, Sec. 12.ª, de 18 de diciembre de 2014).

Será importante que no exista un perjuicio para el menor en el desarrollo de la custodia, sistema que ha supuesto desde el inicio la separación de los hermanos, eso sí, deberán arbitrarse los mecanismos necesarios que permitan la relación de los menores (AP Barcelona, Sec. 18.ª, de 7 de julio de 2015).

Cada vez son más frecuentes los traslados de los progenitores, ya sea por razones personales o profesionales, situación esta que puede justificar la separación de los hermanos, si, por ejemplo, no se adaptan al nuevo entorno (AP Barcelona, Sec. 18.ª, de 23 de enero de 2013). Incluso, si no existe mucha distancia entre los domicilios de los progenitores, pero desde la crisis de la convivencia se ha producido la separación de los hermanos y, como ya indicaba anteriormente, este sistema no ha supuesto ningún perjuicio para ellos, lo importante, siempre, será fijar un régimen de visitas que facilite sus relaciones (AP Barcelona, Sec. 18.ª, de 16 de septiembre de 2015).

¿Cuándo se va a respetar el principio de no separación de hermanos y, en consecuencia, no se va a producir un cambio en el sistema individual de custodia?

De nuevo es clave la manifestación de la voluntad del menor de querer continuar con el régimen de custodia que se viene desarrollando, que le permite vivir con sus hermanos, aunque sean mayores de edad (AP Barcelona, Sec. 12.ª, de 9 de octubre de 2014).

Puede haberse producido también el traslado de residencia del progenitor custodio, pero la modificación del régimen de guarda supondría la separación de quien ha sido su referente hasta el momento, incluyendo en ese referente también al hermano, no sería por lo tanto beneficioso un cambio en la estabilidad que le proporciona su entorno (AP Barcelona, Sec. 18.ª, de 13 de septiembre de 2017).

– ¿Qué sucede en el caso de que lo que se solicite sea la custodia compartida del menor?

Es clara la preferencia de la legislación del CCCat. del ejercicio compartido de la custodia de los menores, pero, una vez más, la decisión va a estar condicionada por la protección del interés del menor, así, no va a proceder acordarla:

¿Cuándo procederá acordar la compartida, aunque implique la separación de los hermanos? Pueden existir distintas situaciones:

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn16Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *