En separación o divorcio, ¿Hacienda para quién?

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn13Share on Google+5Email this to someonePrint this page

 Samuel de Huerta Hernández

Director de Sepín Fiscal. Abogado

Una separación o divorcio no solo supone una nueva situación en la relación existente hasta el momento entre los cónyuges y entre estos con sus hij@s, sino que de la misma nace una nueva relación de cada uno de los cónyuges con Hacienda, en concreto en sus respectivas declaraciones y comunicaciones con Tributos, de la que dista bastante el romanticismo.

En el ámbito del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, los excónyuges deberán tener en cuenta en sus declaraciones las particularidades de la tributación de las reducciones y deducciones por unidad familiar que serán de aplicación, el tratamiento de la prestación por alimentos y las posibles reducciones por pensiones compensatorias que hubieran de proceder.

1. Reducción por unidad familiar

La normativa del Impuesto determina la posibilidad de tributar conjuntamente las personas que formen parte de una unidad familiar.

  • La integrada por los cónyuges no separados legalmente y, si los hubiera, los hijos menores, con excepción de los que, con el consentimiento de los padres, vivan independientes de estos; los hijos mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.
  • En los casos de separación legal, o cuando no existiera vínculo matrimonial, la formada por el padre o la madre y todos los hijos que convivan con uno u otro.

Nadie podrá formar parte de dos unidades familiares al mismo tiempo.

La determinación de los miembros de la unidad familiar se realizará atendiendo la situación de guarda y custodia existente a 31 de diciembre de cada año.

La reducción no presenta dificultad en situaciones derivadas de separaciones o divorcios en la que la guarda y custodia de los hij@s es atribuida a uno de los cónyuges, con independencia al régimen de visitas que se tenga pactado entre ambos, siendo este progenitor el que podrá optar por la tributación conjunta con sus descendientes.

No ocurre lo mismo cuando en la separación o el divorcio se atribuye la guarda y custodia compartida entre los cónyuges. En estos casos, Tributos admite la posibilidad de optar a la tributación conjunta por cualquiera de los dos progenitores, si bien solo por uno de ellos y nunca, bajo ninguna premisa, podrá determinar con carácter previo a quien le corresponde este derecho. En este supuesto, solo uno de los progenitores podrá formar unidad familiar con los hij@s y presentar declaración conjunta, atribuyéndose los beneficios fiscales que ello conlleva, por lo que impondrá al otro excónyuge, como única opción, la declaración del IRPF de forma individual.

La conclusión es evidente, nadie en un procedimiento de separación o divorcio en el que la guarda y custodia de los hij@s se presume compartida se plantea la intervención de un tercero, ajeno a cualquier vínculo consanguíneo o afectivo. Si, además, ese tercero es Tributos, tras el acuerdo y discusión de las principales cuestiones que regularán la separación o el divorcio (vivienda, régimen de visitas de los hij@s, alimentos, compensatoria, gastos, etc.), se hace necesario abrir un nuevo debate, ¿quién se queda con Hacienda?

Dado que Hacienda no tiene la capacidad de decidir “a quien quiere más, si a papá o mamá”, habrá de preestablecer esta nueva relación mediante su inclusión, en calidad de invitado principal, en el correspondiente convenio regulador que deben adoptar los excónyuges.

Para los que consideren que el debate carece de interés para los cónyuges, cabe indicar que en el caso de unidades familiares compuestas por el padre o la madre separado o divorciado legalmente con hij@s, se establece, actualmente, una reducción en el Impuesto por este concepto de 2.150 euros anuales.

2. Mínimo por descendientes

En el caso de la aplicación de los mínimos por descendientes, la normativa del Impuesto establece que será de aplicación el mínimo por los descendientes cuando:

  • El descendiente sea menor de 25 años a la fecha de devengo del impuesto, salvo que se trate de descendientes discapacitados con un grado de minusvalía igual o superior al 33 por 100, en cuyo caso podrá aplicarse el mínimo familiar por descendientes, cualquiera que sea su edad, siempre que se cumplan los restantes requisitos.
  • El descendiente conviva con el contribuyente.
  • Que el descendiente no haya obtenido en el ejercicio  rentas superiores a 8.000 euros anuales.
  • Que no presente declaración del IRPF independientemente del contribuyente, con rentas superiores a 1.800 euros, si bien deben efectuarse las siguientes  precisiones:
  1. Tributación individual del descendiente y rentas iguales o inferiores a 1.800 euros: los progenitores podrán aplicar el mínimo por descendientes.
  2. Tributación individual del descendiente y rentas superiores a 1.800 euros: ninguno de los progenitores podrá aplicar el mínimo por descendientes.
  3. Tributación conjunta del descendiente con uno de los progenitores (separación legal o inexistencia de vínculo matrimonial) y rentas iguales o inferiores a 1.800 euros: el mínimo por descendientes se distribuirá entre los padres con el que conviva el descendiente por partes iguales, aun cuando uno de ellos tribute conjuntamente con el descendiente. En sentido contrario a la aplicación de las reducciones por unidad familiar, también se podrá aplicar esta regla de distribución proporcional del mínimo entre los excónyuges, incluso en caso de guarda y custodia compartida, cuando los descendientes tributan conjuntamente con uno de los progenitores.
  4. Tributación conjunta del descendiente con uno de los progenitores (separación legal o inexistencia de vínculo matrimonial) y rentas superiores a 1.800 euros: el progenitor que tributa conjuntamente aplicará íntegramente el mínimo por descendientes, no pudiendo aplicar el otro progenitor mínimo por descendiente.

Conclusión, ante la existencia de discrepancias entre los excónyuges sobre la aplicación de la reducción por unidad familiar,  en supuestos de separación o divorcio de guarda y custodia compartida, bien pudiera la Administración Tributaria adoptar idéntica solución: atribución de la misma en forma proporcional.

3. Anualidad por alimentos

La normativa del IRPF en referencia a las anualidades por alimentos fijadas a favor de los hijos precisa que no podrán reducir la base imponible general. No obstante lo anterior, sí se tendrán en cuenta para calcular la cuota íntegra estatal y autonómica del Impuesto.

Se tomará en cuenta para su cálculo el importe dinerario que efectivamente se haya satisfecho en concepto de anualidad por alimentos y que se corresponda estrictamente con los términos que obran en el convenio regulador de divorcio, por lo que toda cantidad que no respondiese a dichos fines previstos, no tendría reflejo alguno en la declaración del Impuesto.

Debe señalarse que el tratamiento previsto por la ley del Impuesto para las anualidades por alimentos a favor de los hijos y del que se infiere solo es de aplicación cuando los progenitores no tengan derecho a aplicar el mínimo por descendientes por ellos.

No obstante, este tratamiento de las anualidades por alimentos y la aplicación de los mínimos familiares han sido cuestionados por el Tribunal Económico-Administrativo Central, en su resolución de 11 de septiembre de 2014, fijando en unificación de criterio que el tratamiento fiscal de las anualidades por alimentos satisfechas en virtud de decisión judicial a favor de los hijos, en aquellos casos en los que el contribuyente ostente la guarda y custodia compartida respecto de sus hijos, y la aplicación del mínimo por descendientes son compatibles.

4. Pensión compensatoria

Preceptúa la Ley del IRPF que las pensiones compensatorias a favor del cónyuge y las anualidades por alimentos, con excepción de las fijadas en favor de los hijos del contribuyente, satisfechas por decisión judicial, podrán ser objeto de reducción en la base imponible del que las satisface.

En consecuencia, el excónyuge que la percibe habrá de integrar su cuantía en su base imponible como rendimientos del trabajo.

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn13Share on Google+5Email this to someonePrint this page

15 comentarios en “En separación o divorcio, ¿Hacienda para quién?

  1. Si todo eso está muy bien, todo eso es lo que dice la ley. El problema es que HAY QUE CAMBIAR LA LEY. En España los padres divorciados estamos maltratados. Parece que hubieramos matado a alguien y tenemos que pagar por ello. Normalmente el hombre pierde los hijos, la casa, más de la mitad del sueldo , independientemente de que tu ex mujer tenga un sueldo superior al tuyo, y además tiene que buscarse la vida en un piso de alquiler, los gastos del mismo, alimentarse, vestirse, pagar gastos extras de los hijos, que no lo olvidemos, siempre los hay, te quedas fuera de los beneficios de la famila numerosa, te quedas fuera de las exenciones de Hacienda… No me vale que la ley diga eso. Lo que no vale es la ley. Nadie habla de eludir todos los compromisos a los que un padre está obligado a cumplir. No tiene la culpa la ex mujer. Es problema de una ley injusta que trata al hombre en desigualdad. Un padre se supone que debe sufragar el 50% de los gastos de los hijos. Si echas cuentas es mucho más lo que pagas. Y a eso hay que añadir que tu TIENES QUE VIVIR TAMBIEN. A ver si de una vez alguien tiene a bien hacer un estudio de esta injusticia e intentar cambiar las leyes.

    • Estimado Javier, tanto la regulación de hacienda al igual que las leyes que regulan la separación y el divorcio y sobre todo la parcialidad de los juzgados y los jueces de familia no tienen nada que ver con la administración de justicia. Todo esto está hecho deliberadamente para maltratar a los padres que se separan o divorcian. Se llama revancha de género. Aunque es evidente y lo sabemos hombres y mujeres, lo políticamente correcto es decir que son medidas en favor de la igualdad.
      La desigualdad desfavorable en contra de las mujeres y las injusticias que efectivamente existen en otros ámbitos se pretenden compensar con injusticias y desigualdades en contra de los hombres en todo lo que tiene que ver con el ámbito familiar y la relación de pareja.
      Da igual si es injusto o arbitrario o incluso si va en detrimento de los hijos de la pareja que se rompe. Revancha de género ni más ni menos. Es esto lo que se tiene que denunciar y cuando esto se rechace y cambie la tributación también cambiará y será más equitativa.

  2. Un artículo muy interesante. Ante una situación tan complicada como la de un divorcio es importante tener en cuenta absolutamente todo y hacienda es una de las primeras cosas ya que nunca se sabe por donde puede afectarnos. Un saludo y enhorabuena por este espacio.

  3. Buenos dias,
    saludaros a todos y comentarte Luis que realmente describes la situación muy bien, cuando calificas la situación como “revancha de género”.

    El martes pasado estuve en hacienda para realizar la declaración para adaptarla a mi nueva situación y fue un auténtico desastre.
    Interpuse demanda de divorcio en marzo 2015 y establecieron medidas provisionales en julio con una pensión alimentos para mis dos hijos de 600 euros y le otorgaron el uso de la vivienda a mi ex-mujer teniendo que contribuir al pago de la hipoteca a partes iguales.Desde marzo de 2016 existe sentencia definitiva rebajando la pensión por alimentos a 540 euros (custodia a favor de mi ex-mujer y la patria potestad conjunta con régimen amplio de visitas) y se mantiene el tema de uso de la vivienda.
    Pues como digo pedí cita previa en hacienda para realizar las modificaciones pertinentes y tuve que estar manifestando mi disconformidad y pasar por diferentes mesas y responsables, aunque a mi entender todavía no es correcto.
    1.- Primero de muchas preguntas y consultas decidieron poner estado civil casado, creo que correctamente y eliminar datos descendientes ( 2 hijos menores ), esto último tengo mis dudas.
    2- Segundo me dijeron que sólamente podía desgravar de la vivienda la parte proporcional de los 8 meses que estuve viviendo y desde el auto provisional hasta sentencia definitiva no podía desgravar.Quedó demostrado después de diversas consultas hacia responsables superiores que podía desgravar todo el año.Supongo que correctamente.
    3- Tercero en un principio como a 31 de diciembre no había convivencia con mis hijos ( la custodia era de mi exmujer desde agosto), me comentaron que no tenía derecho a mínimo por descendiente y que el prorrateo no existe.Tampoco podía utilizarse para calcular la parte integra estatal y autonómica la pensión satisfecha de las medidas provisionales hasta las definitívas.
    4- Cuarto, como no estaba conforme depués de pasar por otros responsables, comentó uno que como ya tenía la sentencia definitiva existía retroactividad hasta las medidas provisionales. Aplicaron reducción de la parte integra en base a la pensión de alimentos desde las provisionales de agosto hasta diciembre (5 meses), calculándolo en base a los 540 euros ( no los 600 que realmente me habían impuesto en las previas). Sobre los primeros 7 meses no existía prorrateo por descendiente aunque hubiera dependencia económica (contribuía cada mes económicamente y me hacía cargo del total de la hipoteca).

    Alguien podría aclararme si han realizado correctamente la declaración porque yo sinceramente no lo tengo claro.
    Un saludo.

    • Estimado Enrique,
      Lo único que puedo de momento es contar mi propia experiencia. Lo que describes me pone los pelos de punta porque yo también pedí una cita previa para asegurarme de “hacer bien” la declaración. Me atendieron y he hecho la declaración de acuerdo a lo que se me indicó. Mi caso es parecido al tuyo y lo que se me dijo que hiciera e hice es distinto a lo que te han dicho y has hecho tu. La realicé a principios de abril. No me han hecho la devolución y temo que ahora se me envíe algún requerimiento señalando que es incorrecta.
      Como en tu caso desde marzo de 2015 hay un auto del juez con medidas previas como resultado de un “acuerdo” entre abogados (lo del acuerdo tiene mucha tela y no este el sitio para contarlo). En mi caso aún no hay sentencia definitiva, pero es irrelevante pues el ejercicio es 2015. En el auto se le asigna a la madre de mis hijos la custodia de los tres niños y el uso de un piso. A mi se me asigna una pensión alimenticia que incluye gastos en educación y extraescolares de 900€ y el uso de lo que era la vivienda familiar.
      Le di esta información al funcionario. Le enfaticé que no había aún sentencia definitiva de divorcio, pero que vivíamos separados que ella tenía a los niños y que todas las medidas estaban recogidas en el auto del juez. Le dije también que mis hijos iban a un colegio concertado en el que se daban donativos y que el 50% de los mismo aparecía en mi borrador. Con esta información me dijo que hiciera e hice lo siguiente:
      1. En estado civil: separado/divorciado legalmente. (creo que esto está mal)
      2. Eliminar datos de descendientes. (creo que esto está bien)
      3. Desgravar el 50% de lo que corresponde por deducción de la vivienda familiar (cuyo uso se me adjudica y que tiene hipoteca) tal y como aparecía en el borrador, sin prorrateos, todo el año. (creo que esto está bien)
      4. Incluir la renta imputada del piso y de la plaza también al 50% (cuyo uso se asignó a la madre) tal y como aparecía en el borrador, sin prorrateos, todo el año. (creo que esto está bien)
      5. Inclusión del total del pago anual por pensión de alimentos que no estaban contemplados en el borrador. (no se si esto es correcto o no, pero creo que por pura lógica si estás pagando una pensión debe figurar sea cual sea el estado de tu procedimiento de divorcio).
      6. Inclusión del 50% de los donativos que se pagan en el colegio concertado de los niños (que en realidad son una especie de colegiaturas encubiertas), tal y como aparecía en el borrador (sobe esto tampoco se qué decir).
      Me temo que ya es tarde para realizar más averiguaciones y me temo que contrastadas tu experiencia y la mía sería de poca utilidad. Es previsible a alguno de los dos o a los dos nos requiere hacienda por “no haber hecho bien” la declaración. Cuando esto ocurra no estará habrá que compartir también los resultados de esa experiencia.
      Parece que a los divorciados somos en buena medida responsables de la falta de recursos con los que cuenta la hacienda pública para ocuparse de quienes realmente defraudan al fisco.
      Un saludo y suerte.

  4. Estimado Señor Huerta,
    Dado que usted es experto en la materia sería de gran interés para este blog que contrastando los casos de Enrique y el mío señalara lo que le parece correcto e incorrecto respecto a las declaraciones de la renta que hicimos ambos pues sus opiniones serían muy clarificadoras para los lectores del blog.
    Como podrá comprobar si lee los dos comentarios ambos estuvimos con medidas provisionales en procedimiento de divorcio desde marzo de 2015, ambos estuvimos sin sentencia de divorcio antes de que concluyera el ejercicio fiscal, ambos tenemos hijos y posibilidad (o no) de desgravar por pensiones y por vivienda. Ambos hemos hecho la declaración de forma distinta tras recibir ambos asesoría de los funcionarios de hacienda ¿Qué ha estado bien y qué ha estado mal?.
    Un saludo.

    • Estimados Luís y Enrique, gracias por seguir el Blog de Sepín.
      Las cuestiones planteadas exceden del contenido del Blog, no obstante excepcionalmente y en términos generales que imponen cuestiones tan particulares como son la declaración de la Renta indicar, respecto a los gastos correspondientes a la adquisición de vivienda que, en un divorcio o separación declarado judicialmente podrá continuarse aplicando la deducción por adquisición de vivienda (la que fue habitual durante el matrimonio) en tanto el inmueble continúe teniendo esta condición para los hijos comunes y el progenitor en cuya compañía queden. Por todas Consulta de la Dirección General de Tributos de fecha 9 de abril del 2003 (SP/DGT/6860).
      En lo que refiere a las pensión por alimentos y gastos, como los de escolarización, desplazamientos, etc. las prestaciones por alimentos abonadas y reconocidas judicialmente tributan en la Renta del obligado a pagarlas, padre o madre, sin posibilidad de reducir su base imponible, considerándose únicamente en la progresividad del Impuesto. Los gastos inherentes a la situación de separación o divorcio, según la reciente consulta a la Dirección General de Tributos del 21 de mayo del 2014 (SP/DGT/47048) respecto a los gastos de desplazamiento para cumplir con el régimen de visitas, no se consideran como parte de los alimentos satisfechos en favor de los hijos. Para el caso concreto de las deducciones por gastos de escolarización que mencionan, al tratarse de una deducción dependiente de la normativa establecida por cada Comunidad Autónoma habrá de estar al contenido concreto de la normativa aplicable siendo que (generalmente) a los efectos del IRPF se trata de una deducción que se podrá aplicar únicamente el padre, madre o ascendiente que conviva/n con los hijos o descendientes escolarizados, siendo la convivencia en el ejercicio la que determine su aplicación total o en porcentaje.
      Para más información puede contactar con nosotros a través de nuestra dirección de correo electrónico sac@sepin.esmailto:sac@sepin.es, en los teléfonos 902.33.88.00 // 91.352.75.51, o bien a través de la web http://www.sepin.eshttp://www.sepin.es

  5. Buenas noches , enhorabuena por el foro.
    Después de navegar y navegar… a punto de naufragar por las redes en busca de información sobre cómo tributar después de un divorcio con hijos, por fin veo un sitio donde parece que se tienen las cosas claras. Aunque el que está hecho un lío soy yo.
    Resumo mi situación a ver si me pueden arrojar un poco de luz.
    Me divorcio en Junio de 2015 de manera amistosa y pedimos la custodia compartida. También una “pensión alimenticia” de 150 € cada uno que va a una cuenta comun a nombre de nuestro hijo para gastos del colegio, ropa, calzado y actividades extraescolares. La vivienda se la queda mi ex esposa y con ella lo que resta de hipoteca.
    El lunes pasado voy a hacienda a que me hagan la declaración y que me despejen dudas y el funcionario que me atiende parece tener menos idea que yo, pues le expongo los cambios que he tenido en este último año ( divorcio, vivienda que ya no hábito pero en la que sigo apareciendo como parte de la hipoteca, hijo en custodia compartida, pensión alimenticia ….) y de una declaración en la que en principio me devuelven 350€ aproximadamente, me la convierte en una en la que tengo que pagar casi 100€. Me había quitado la deducción por vivienda, no me incluyó la pensión alimenticia y no sabía como poner a mi hijo en la declaración. Menos mal que antes de validarla me preguntó y le dije que no la presentase, que tenía que hablar antes con mi ex mujer para ver si ella había incluido también al niño. En fin que salí peor de lo que había entrado.

    Bueno voy al grano, y aunque he leido el Blog y las distintas situaciones que se pueden dar en estos casos, al no tener formacion juridica ni fiscal se me escapan algunos terminos y no termino de entender y llevar a la practica en mi caso toda esta información.

    Mis dudas son las siguientes:

    – Puedo hacer la declaración conjunta con mi hijo?

    – De las opciones que hay en el programa de la renta para incluir a mi hijo cual debo escojer? A,B,C,D ó E. Teniendo en cuenta mi situación.

    – Nos podemos desgravar el mínimo por descendiente los dos al 50%?

    – En el caso de que yo pueda tributar conjuntamente con mi hijo, como lo lo refleja su madre en su declaración?

    – Puedo seguir desgravando la vivienda en mi declaración? Para hacienda sigo apareciendo como cotitular. Aunque le daré a mi ex la parte que le pertenece desde que ella asume la hipoteca.

    – Queremos que en la hipoteca solo aparezca ella, pues en realidad es quien paga la hipoteca y a mi solo me lastra ante la posibilidad de querer comprarme otra vivienda. Puede el banco negarse a que yo salga de la hipoteca aunque ella pueda pagarla olgadamente y ser funcionaria del grupo A?
    No se si se me olvida algo, muchas gracias por este espacio en el que poder expresarnos y así entre todos poner un poco de claridad en estas situaciones tan difíciles en las que cualquier ayuda es bienvenida.

    Un cordial saludo y hasta pronto.

    • En cuanto a la vivienda:
      Debes modificar las cláusulas del divorcio, de común acuerdo, ADJUDICANDO la plena propiedad de la vivienda (cesión de tu mitad indivisa) a tu ex con la SUBROGACION por su parte en todas las obligaciones derivadas del préstamo hipotecario. (La adjudicación firmada por el Juez, está exenta de impuestos -AJD y TP (actos jurídicos documentados y transmisiones patrimoniales) así como del arbitrio de plusvalía-.
      No una Compra/Venta tradicional, con subrogación de hipoteca, que genera los citados impuestos.
      Con la sentencia de modificación en la mano, firmada por el Juez, acudes a un Notario, quien te hará una ESCRITURA DE ADJUDICACION Y SUBROGACION DE HIPOTECA. Una vez con una copia simple de esta escritura, la entregas en el Banco ó Caja acreedor, titular de la hipoteca, para que modifiquen los datos y YA ESTA.
      Naturalmente, en estos documentos, aparte de los datos completos de la vivienda, dirección, número de finca registral, referencia catastral…….debe indicarse con precisión la Entidad Financiera y número de préstamo hipotecario que grava la finca.
      Bueno, en cuanto a la declaración de IRPF, debo mirarlo con detenimiento, pero si sé que si tienes la guarda y custodia compartida, puedes incluir a tu hijo en tu declaración y desgravarte, SIEMPRE, que ella no lo haga constar (ó uno u otro) (un hijo sólo puede formar parte de una unidad familiar). Si bien, tengo la duda, que creo que se puede hacer (sólo en los casos de guarda y custodia compartida) consignar el mínimo familiar al 50%, pero dudo que puedas modificar el importe en la casilla correspondiente.
      Bien, hasta ahí llego, espero haberte ayudado, aunque sé que no del todo.
      Saludos y suerte.

  6. MI caso es el siguiente, estoy divorciado desde diciembre de 2014. En la declaración de 2015 me declaré los gastos de vivienda habitual que por sentencia debo pagar, intenté que me aclararan donde consignarlo, pero no supieron en Hacienda. Se que por ley tengo derecho a su deducción pero no se donde ponerlo. Hacienda dice que como vivo en otro domicilio no puedo deducirme la vivienda donde viven mi hijo y mi ex mujer, aún teniendo la sentencia de divorcio.

    • Estimado José, gracias por seguir el Blog de Sepín.
      Los gastos correspondientes a la adquisición de vivienda -la que fue habitual durante el matrimonio- podrán continuar consignándose en la declaración en tanto el inmueble continúe teniendo esta condición para los hijos comunes y el progenitor en cuya compañía queden, conforme establece la Dirección General de Tributos en Consulta SP/DGT/6860.
      Para más información puede contactar con nosotros a través de nuestra dirección de correo electrónico sac@sepin.es, en los teléfonos 902.33.88.00 // 91.352.75.51, o bien a través de la web http://www.sepin.es

  7. Buenas tardes. En mi caso que estoy separada con custodia compartida, mi ex pareja y yo hemos llegado al acuerdo de tributar en declaración conjunta cada año uno de nosotros, para que ninguna de las dos partes quede perjudicada por ello. El asesor de mi ex marido así se lo comentó puesto que no podíamos desgravarnos ambos y declarar conjuntamente junto a nuestro hijo. Eso sería correcto verdad?

    • Estimada Teresa, gracias por seguir el blog jurídico de Sepín.
      Podrá tributar en conjunta el progenitor al que el convenio regulador atribuya la guarda y custodia de los hijos, por lo que en caso guarda y custodia compartida puede acordarse una alternancia en la forma de tributación, esto siempre que se cumplan los requisitos dispuestos por la Dirección General de Tributos (Consulta Vinculante SP/DGT/59017, entre otras).
      Para más información puede contactar con nosotros a través de nuestra dirección de correo electrónico sac@sepin.es o en los teléfonos 902.33.88.00 // 91.352.75.51 y a través de la web http://www.sepin.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *