Día de la Justicia Gratuita y del Turno de Oficio

Anselmo Carrasco Merlo

Abogado. Autor del libro Crónicas de un abogado de oficio

El otro día vino al despacho un señor solicitando mis servicios. Le habían notificado una demanda de divorcio con unas medidas paterno filiales que había interpuesto su mujer y le daban el plazo legal para contestar. Me comentó que estaba desempleado y que no podía pagarme si no le financiaba el pago de mis honorarios, pero que quería un abogado privado. Era consciente de las dificultades económicas por las que estaba pasando este señor, y le aconsejé que se acercara al servicio de orientación jurídica que se encontraba en los juzgados, que le concederían la asistencia jurídica gratuita y un abogado de oficio, que confiara en él, que le llevaría el caso de una forma profesional. Me comentó que no se fiaba de los abogados de oficio, que no hacían nada. ¡Lo que hace la ignorancia y las malas lenguas! Entonces yo le expliqué, con toda la educación que mis padres me dieron, que yo también pertenecía al turno de oficio, y le hice ver que estaba equivocado. Le instruí al respecto y comprendió la realidad del asunto. Comprendió que ser abogado de oficio es sinónimo a creer en la igualdad y la justicia, que la desigualdad social y económica no debe ser impedimento para acceder al derecho de defensa jurídica. Comprendió que ser abogado de oficio es vocacional, no lo hacemos por dinero, sino porque nos gusta nuestra profesión y la forma más bonita de ejercerla es ayudando a los que no tienen recursos suficientes. Comprendió que ser abogado de oficio significa estar siempre al día, siempre preparado, siempre dispuesto, a pesar de las dificultades. Por último, comprendió que ser abogado de oficio es amar nuestra profesión.

El señor hizo caso de mi consejo y solicitó un abogado de oficio que defendió sus intereses a capa y espada. Con el tiempo este señor volvió a verme y me dio las gracias porque el letrado que le asignaron hizo muy bien su trabajo (como todos) y estaba muy contento de cómo sucedieron los acontecimientos. Le di un último consejo: si algún día quiere solicitar los servicios de un abogado privado, que se decante por uno que esté o haya estado en el turno de oficio.

En homenaje y agradecimiento a los compañeros del turno de oficio que tan bien ejercen su profesión a pesar de todo.

 

Crónicas de un abogado de oficio

3 comentarios en “Día de la Justicia Gratuita y del Turno de Oficio

  1. Apreciado compañero, gracias por difundir una realidad del trabajo de los compañero que pertenecemos al Turno de Oficio. Que día tras días defendemos los intereses de los casos de aquellas personas que por su situación económica no pueden afrontar los gastos que conllevan los honorarios de un Abogado de libre designación. Es cierto que hay personas, que tienen un concepto no muy positivo del Abogado de Oficio. Pero al mismo tiempo no es menos cierto que la gran mayoría de aquellas personas que han sido defendidas por Letrados de Oficio, después del trabajo realizado por los abogados de Oficio, han recomendado a conocidos y familiares para que el Abogado de Oficio que les defendió se haga cargo de su asunto. Existe un tópico infundado de cierto rechazo al Abogado de Oficio.

  2. Muy bueno Alselmo, felicidades!!!. Yo me siento identificada contigo, y doy gracias a mi Colegio ICAM y a mis clientes mayoría TO.

    Y la editorial SEPIN, como no…. he estado con ellos, ahora por mala economia no… Pero estaré de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.