Qué hacer cuando la aseguradora dice «no»

 

Marta López Valverde

Directora de Sepín Responsabilidad Civil y Seguro. Abogada

Todos confiamos a la hora de un siniestro que el seguro contratado, y cuya prima pagamos religiosamente, cubra los desperfectos o lesiones provocadas en el mismo. Pero una vez comunicado el siniestro a la aseguradora, puede que se nos dé una contestación negativa, por lo que mostramos en este post algunos consejos para el caso de hallarnos en esta situación.

Así, ante la negativa de la aseguradora a cubrir un siniestro lo primero que se debe hacer es, y aunque parezca obvio, leer detalladamente el contenido de la póliza para saber si realmente lo reclamado es objeto de cobertura, ya que a la hora de contratar es muy posible que no se lea la misma por su extremada extensión o por confianza en lo publicitado o narrado en la oferta. Además, en dicha lectura se debería averiguar cuáles son los límites y el procedimiento para interponer reclamaciones de la compañía aseguradora.

Si después de ello, se entiende que la negativa es infundada y que si deberían cubrirse los daños es cuando comenzaría el proceso de reclamación,  debiendo exigir a la aseguradora que se remita por escrito la explicación del porque de la negativa, ya que puede deberse a un simple error formal o de lectura y la entidad debería rectificar su actuación.

Para efectuar la reclamación, se suele remitir al asegurado, tomador o beneficiario a la atención telefónica de un Departamento de atención al cliente, y/o Defensor del asegurado, en el cual se da un número especifico a la queja para el seguimiento del expediente, pero insistimos en que se peticione alguna dirección postal, correo electrónico, fax o similar para poder presentar por escrito la documentación necesaria. En cualquier oficina o teléfono de información de la compañía aseguradora están obligados a facilitarles los datos de contacto de este servicio, que suele figurar en los condicionados generales de las pólizas. Actualmente muchas compañías permiten descargarse a través de Internet el formulario de reclamación.

La información fundamental a acompañar ante la negativa de la aseguradora, debe ser:

  • Las llamadas telefónicas realizadas, con fecha y el resultado de las conversaciones.
  • La primera reclamación a la que la aseguradora dio la negativa
  • Si los daños fueron físicos, presentar informes médicos que certifiquen las lesiones.
  • El asegurado deberá argumentar la situación que le provoca dicha negativa.
  • Cualquier otra documentación de la que se disponga, fotos, atestados, etc…

Es preferible enviar la documentación por correo certificado para que exista constancia oficial de que la entidad ha recibido la información.

Si pasan 30 días y no se ha recibido noticia alguna, se debería volver a presentar la queja por escrito.

Transcurridos 2 meses sin recibir respuesta o en caso de disconformidad con la misma, el reclamante puede dirigirse al Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. El sistema de protección al asegurado y reclamaciones es exactamente el mismo que para la banca y mercado de valores e incluso las quejas pueden presentarse indistintamente en oficinas de la Dirección General de Seguros, del Banco de España o de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Para la admisión de una Queja o Reclamación ante el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones se debe justificar el cumplimiento de los siguientes requisitos:

  1. Haber formulado previamente la queja o reclamación al departamento o servicio de atención al cliente o, en su caso, al defensor del cliente o del partícipe de la entidad reclamada, por cualquier medio que permita tener constancia de su presentación. Este requisito no se cumple cuando el reclamante ha formulado su queja o reclamación a la entidad sin especificar más o a cualquier departamento, servicio o persona de la entidad. En este sentido se recomienda que en su escrito de queja o reclamación frente a la entidad conste claramente que la misma se dirige al servicio de atención al cliente o, en su caso, al defensor del cliente o del partícipe.
  2. Haber sido denegada la admisión o desestimada su petición, o bien que hayan transcurrido más de dos meses desde la fecha de presentación de la queja o reclamación sin que haya sido resuelta.

El expediente concluirá con un informe final del Servicio de Reclamaciones, que será notificado a los interesados y a la entidad. Dicho informe no tiene carácter vinculante ni la consideración de acto administrativo recurrible. La Dirección ofrece una GUÍA PRÁCTICA DE PRESENTACIÓN DE CONSULTAS, QUEJAS Y RECLAMACIONES en su pagina web.

En resumen, los pasos serían los siguientes:

1) Acudir al Departamento de atención al cliente, y una vez acreditada la negativa de la entidad por este departamento;

2) Presentar la queja al Defensor del asegurado, si la aseguradora dispone de dicho departamento. En caso de no existir dicha figura se debe ir al paso siguiente directamente.

3) Reclamar al Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros si no se ha conseguido el resultado deseado o no se ha tenido respuesta en 2 meses. Recordar que las quejas pueden presentarse indistintamente en oficinas de la Dirección General de Seguros, del Banco de España o de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Paralelamente, o finalizado el cauce anterior, la vía judicial, la mediación o el arbitraje podrían ser otra solución al conflicto con la entidad aseguradora que ha denegado la cobertura del siniestro.

5 comentarios en “Qué hacer cuando la aseguradora dice «no»

  1. El post de hoy (interesante, como tantos otros que publica SEPIN) nos sitúa en el marco de una aseguradora que deja mucho que desear. Por eso y aun cuando los pasos a seguir que refiere el post son variados, yo matizo sobre uno de los ya indicados y añado otro:

    Notificar a la aseguradora el siniestro por carta certificada para que quede constancia. Pero esa constancia es relativa, porque (dado el supuesto de que estamos tratando de una aseguradora que rompe moldes) de lo que quedaría constancia es de haber recibido un sobre a su nombre, remitido por una determinada persona., pero no si el sobre contenía alguna comunicación sobre un siniestro… Lo mejor al respecto sería, creo, remitir la comunicación por burofax, aunque, naturalmente, este conlleva un gasto adicional.

    Y un consejo nuevo: si la aseguradora hace pasar el «calvario» que expresa, implícita o tácitamente, refiere el post se impone, sí o sí, resolver cuanto antes el contrato y formalizar otro con, ya sí, una ASEGURADORA, sin que esta resolución se entienda, ni expresa, ni tácitamente, que se renuncian a las acciones pertinentes en base resuelto contrato de seguro.

  2. Hola, soy Cristóbal Triviño -Corredor de Seguros- a lo anterior que esta maravillosamente explicado, añadiría que se contraten los seguros con un mediador cualificado y, tengo que decir, sin rubor alguno, que si es Corredor de Seguros mejor aún, el cual te va a asesorar de forma independiente sobre el contenido de la póliza (derechos y obligaciones), así como, en la gestión del siniestro.

    Respecto del proceso de reclamación que indicáis, que es correcto, mi experiencia es que a través de dicho trámite en contadas ocasiones el asegurado obtiene una respuesta satisfactoria, y se trata de un trámite que se alarga en el tiempo de forma interminable, teniendo que acudir finalmente a la vía judicial. Saludos. J. Cristóbal Triviño Mendoza.

  3. Muy bien explicado el procedimiento que la Ley tiene previsto.En mis 30 años como director técnico de una Correduría, solamente en dos ocasiones tuvieron nuestros clientes que utilizarlo, coincido con mi colega en la importancia del Mediador de seguros profesional.

    • Muchas gracias por sus comentarios, y comparto la opinión de que lo realmente deseable es que no se de dicha situación, así como de la importancia de los mediadores de seguros profesionales.

  4. que hacer cuando en tu banco te dicen que van a mejorar tu poliza vivienda y la directora miente en la renovacion y tu te das cuenta tres años despues cuando sufres un robo y la compañia te dice que no te cubre por estar en despoblado.siempre estuvo en despoblado y me cubrian otros robos el seguro tiene 20 años ella cambia los datos y se lava las manos y como esta vinculado a la hipoteca se niegan a darme de baja pago 540 euros al año

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.