Tiempos inciertos: Guía sobre contratación Bancaria

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn5Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Adela del Olmo

Directora de Sepín Mercantil

productos bancarios complejos

Este post está dedicado a la nueva obra que publica Sepín, coordinada por Enrique Sanjuán y Muñoz que también es coautor y escrita por un magnífico equipo de colaboradores, Magistrados del Tribunal Supremo, Magistrados especialistas en Mercantil, catedráticos, profesores y asesores jurídicos de banca. Hemos llenado un hueco muy necesario, solo las asociaciones de consumidores y en otro nivel, quizás contrario, las empresas de servicios de inversión y los consultores privados, tenían parte de la llave que abre el complejo e intrincado mundo de la contratación   bancaria. Y lo hemos hecho, en el momento en el que no cabe duda de que todos somos conscientes de que acudir a una entidad de crédito a adquirir algún producto, o incluso abrir una cuenta corriente, conlleva toda una serie de consecuencias y de factores esenciales por su trascendencia económica y por tanto personal.

El libro que presentamos es, además, eminentemente práctico y comprende cuadros, esquemas, definiciones y croquis que lo hacen aún más visualizable y útil.

La información desde luego es poder, y con este Libro conseguimos que pase a manos del cliente bancario, del usuario o dicho más sencillamente de la parte a la que se debe tutelar en este tipo de contratos.

Seguridad y buena fe, como apunta acertadamente Sanjuán, es el binomio en tensión de toda esta historia.

La complejidad del comercio internacional, la globalización, las nuevas tecnologías, los fondos de capital y las grandes corporaciones, generan un derecho bancario complejo y yo diría peligroso, cuando se permite que se destine a quien no es su receptor natural

El Primer Capítulo de la mano de Enrique Sanjuán y Muñoz, recorre la evolución de la contratación bancaria desde la tradicional, productos financieros como, préstamo, crédito, descuento comercial, anticipo de factura, instrumentos de pago, leasing, renting, factoring, confirming, inversión en renta fija, en renta variable, fondos de inversión y de pensiones, hasta los actuales derivados financieros.

Más adelante, se detiene en las entidades bancarias y no bancarias supervisadas, su régimen jurídico, los tipos de clientes: inversor, minorista, pequeño ahorrador y consumidor con su régimen de especial protección que emana de Directivas comunitarias, de la LMV, TRLGCU y LCGC. Analiza los test MiFID, de idoneidad y conveniencia, recogiendo, con rigor, su contenido, aclara también el “deber de información” que pesa, “ex lege”, sobre las entidades y realiza un brillante análisis sobre el paso de la “Simplicidad a la Complejidad”.

Sanjuán nos recuerda una realidad que muchas veces se olvida, el consumidor financiero sigue confiando en el sistema, por un lado por el control administrativo y por otro por la eventual garantía del Estado o de la UE y esto, a su vez, genera, que esté más desprotegido, y por ello aboga por el más estricto cumplimiento de la legalidad, como única forma de constituir un sistema medianamente equilibrado y responsable.

Resaltamos el indudable interés del apartado titulado “Heurística de los juicios” en el que se analizan los motivos, los parámetros, las variables y el contexto que influye en las decisiones, sobre todo en las de tipo económico. Reflejando la comprensión jurídico-económico tanto en cuanto al resultado como al modo en que se construye o logró aquel.

El autor incluye, también, la intervención pública en el mercado bancario y la cláusula “rebus sic stantibus”- fuera de lo pactado, sin culpa de las partes y de forma sobrevenida, cuando las circunstancias que dotaron de sentido o finalidad al contrato cambian profundamente las pretensiones de las partes, lo que conforme al principio de buena fe hace esperar que en este contexto, pueda adaptarse o revisarse el objeto, de acuerdo al cambio operado- que nunca encontró un momento en el que fuera más necesaria.

El Capítulo finaliza con una completa reflexión sobre la “Ética de mínimos”.

El siguiente Capítulo, aborda los Índices de Referencia, el Número Tres, la moderna configuración, fundamento técnico y caracterización de la cláusula “rebus sic stantibus” a través del comentario a la STS 17 de enero de 2013.

El Capítulo Cuarto, se reserva a los Productos tradicionales de la contratación bancaria a corto y largo plazo: las operaciones activas. El siguiente, trata el tema crucial del Asesoramiento en inversión y los Servicios de intermediación, custodia y administración.

El Capítulo Sexto, afronta los Productos de renta fija privada: pagarés de empresa, bonos, obligaciones y cédulas. Obviamente, el tema de la Deuda Pública también queda reflejada sistemáticamente en el Capítulo siguiente, en el que incluso se ofrecen recomendaciones acertadísimas sobre como y cuando habría de comprarse.

El Capítulo Octavo, afronta uno de los temas que más han conmocionado, y conmocionan, las estructuras socio económicas, Participaciones Preferentes y Deuda Subordinada.

Consecuentemente con el diseño de la estructura de la obra, desde productos tradicionales a actuales, el siguiente, el Noveno, aborda los denominados Derivados Financieros: contratos de futuro- forwards-, opciones- warrants-, permutas financieras-swap- y los llamados contratos por diferencias, que aún no existen en nuestro Ordenamiento.

El Capítulo Décimo explica los “aparentemente sencillos” Planes y Fondos de Pensiones, de enorme interés, por su uso generalizado, incluso como parte de la contraprestación salarial.

La Guía sobre Contratación Bancaria de Productos Complejos, finaliza con un asunto de absoluta actualidad, del que estamos incluso esperando la tan anunciada Sentencia del TS, el 25 de febrero de 2015, que al tiempo de realizarse este post continúa aún sin ser publicada, y que fue objeto de mi post del mes pasado.

Me estoy refiriendo al tema fundamental de las Condiciones Generales de la Contratación y su control en cuanto a incorporación, información y transparencia, que dedica sendos apartados a la Directiva 93/13 y a la STS de 9 de mayo de 2013.

La verdad es que me siento tremendamente orgullosa, de ser testigo de la llegada al público de este Libro y sé que tendrá una genial acogida.

El mundo bancario ha evolucionado hacia lo más complejo y los Organismo de Supervisión y Control se han revelado en muchas ocasiones ineficaces. este tipo de trabajos lo único que nos puede proporcionar una vía para movernos, con criterio y sin riesgos, dentro de él.

Guía sobre contratación bancaria de productos complejos

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn5Share on Google+0Email this to someonePrint this page

One thought on “Tiempos inciertos: Guía sobre contratación Bancaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *