Jurisprudencia del 2016 del Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo en RCyS

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn47Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Marta López Valverde

Directora de Sepín Responsabilidad Civil y Seguro

Se realiza en este post un somero comentario de la jurisprudencia dictada por el Pleno de la Sala Primera de lo Civil del Tribunal Supremo sobre la responsabilidad civil y los seguros. Estas resoluciones constituyen una herramienta fundamental para los profesionales del derecho, ya que se dictan tras la celebración de Plenos Jurisdiccionales que abordan cuestiones de especial importancia respecto de las que se establece una doctrina autorizada, que es de aplicación en los órganos jurisdiccionales inferiores.

Como se puede comprobar a continuación, las principales discusiones del Pleno han sido por la posible intromisión ilegítima en el derecho al honor, intimidad o imagen, sobre todo en temas novedosos o de actualidad, como el tratamiento de los datos personales por Google, o la publicación de correos privados en el Caso Nóos.

Pero también se debatió la devolución de cantidades anticipadas por aval o seguro en la compraventa de viviendas en el caso de cooperativas o cuando se realizó por la promotora en forma de póliza colectiva o la fecha del siniestro en el seguro de accidentes y la consecuencia en la determinación de los intereses de demora, y la naturaleza de la relación entre las empresas suministradoras y/o comercializadoras de electricidad con el consumidor.

En orden cronológico, la primera resolución es del 5 de abril y, en ella, la Sala Primera determina que Google deberá indemnizar la cantidad de 8.000 euros a un perjudicado por indexar en su buscador una noticia que contenía sus datos personales, sobre el indulto concedido en 1999 por un delito cometido en 1981 (SP/SENT/847059). En el mismo mes, con fecha del 20, el Pleno delibera sobre el uso de la palabra “chaquetero” y su amparo por la libertad de expresión al producirse en el testimonio recogido en un libro sobre los maquis y guerrilleros en la zona cantábrica, en el contexto de una investigación histórica (SP/SENT/850624).

En el mes de junio, en concreto el día 15, se especifica que las personas jurídicas de Derecho Público, como un Ayuntamiento, no son titulares del Derecho fundamental al honor (SP/SENT/859124), y unos pocos días más tarde, el 20, se reconoce que la Fundación Gala-Salvador Dalí no está legitimada para ejercitar la acción por intromisión del derecho a la imagen, como derecho de la personalidad, ya que no se pretende proteger la memoria del difunto, sino unos intereses de carácter estrictamente patrimonial (SP/SENT/858957).

La contratación del aval o seguro que garantice la devolución de las cantidades anticipadas es una obligación esencial mientras que la vivienda no esté terminada y en disposición de ser entregada, y su falta es causa de resolución de la compraventa. Este es el objeto de una sentencia del 12 de julio, y la Sala precisa que, si existe una sociedad mercantil profesionalmente dedicada a la gestión de cooperativas, es ella la obligada a devolver las cantidades anticipadas a las cooperativas, al ser su responsabilidad contratar el aval o seguro (SP/SENT/863450).

Además, el 14 de julio, para el Alto Tribunal, la divulgación de los correos electrónicos sobre las presuntas infidelidades de uno de los acusados del “Caso Nóos” supone una afectación leve de la intimidad del demandante, justificada por su relevancia pública en el caso del diario El Mundo y de la revista Semana: pero las opiniones de los intervinientes en la tertulia del Programa de Ana Rosa no se circunscriben al entorno procesal del caso, vulnerando el derecho a la intimidad (SP/SENT/862987).

Para la siguiente resolución relacionada con la materia, hay que acudir al 24 de octubre, en el que se dictamina que es la empresa comercializadora la que contrata directamente con el cliente, y, por lo tanto, la que debe responder por los daños derivados u ocasionados por el suministro de energía eléctrica, sin que se pueda obligar al cliente a averiguar quién es la entidad suministradora (SP/SENT/874831).

Y en el mes de diciembre, se dictan otras dos sentencias, ambas en la misma fecha, el día 21, en una se recoge que, en caso de estar ante un seguro de accidentes, se tendrá por fecha del siniestro la de la producción del mismo y no la de la declaración o reconocimiento de la invalidez y que el interés de demora a satisfacer por la aseguradora desde dicha fecha debe calcularse durante los dos primeros años siguientes al tipo legal más un 50 % y, a partir de ese momento, al del 20 % si aquel no resulta superior (SP/SENT/881610).

Y para terminar, se acuerda que la obligación del promotor de devolver las cantidades entregadas a cuenta para el caso de incumplimiento por retraso o falta de entrega de la vivienda está cubierta por la póliza colectiva, sin que el banco pueda, en perjuicio del comprador, oponer que no fue entregado aval individualizado (SP/SENT/881614).

Ya está disponible nuestra Crónica del Tribunal Supremo 2016, en la que podréis encontrar todas las sentencias del Alto Tribunal que afectan a la Responsabilidad Civil, Seguro y Tráfico:

Crónica Tribunal Supremo RC

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn47Share on Google+0Email this to someonePrint this page

3 comentarios en “Jurisprudencia del 2016 del Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo en RCyS

  1. Es muy interesante. Yo me encuentro a muchos conductores que no entienden que el seguro del coche haya subido de precio con los nuevos baremos.

  2. (SP/SENT/850624).
    La persona no demandada no lo fue porque había fallecido en el transcurso de preparación de la demanda, transcurso un poco largo si tenemos en cuenta que desde se contacta con el despacho de abogados hasta que se presenta la demanda transcurren dos años, tiempo un poco dilatado dado que las fuentes orales eran octogenarias. Abonada la minuta desde un año antes de presentarla una vez que se toma la decisión firme de demandar después de fracasar los intentos de evitar la vía judicial.

    Qué va, los justicieros tienen razón, la pistola no era para causar daño alguno a su hermano, era para hacerle cosquillas… Si hubiera sido verdad que quería entregar a su hermano no habría tenido necesidad alguna de empuñar una pistola, era tan sencillo como cuando su hermano estuviera cenando dejar encendida la luz de la penúltima y/o última planta de la vivienda para que la vieran desde el cuartel.

    Porqué se niegan a pedir la grabación (sin manipular como sí admite el personal del juzgado que hizo la transcripción) para ver quién y con qué intenciones calumnió, y se dejan de hacer interpretaciones surrealistas de que era para hacer un favor a su hermano? Hermano que se fue al monte por salvar la vida, que dijo en casa que no volvería a ponerse voluntariamente en manos de la GC, y que si le cogerían sería a tiros.

    ¿Por qué mutila la grabación el historiador, Valentín Andrés gómez, acaso no quiere quedar haciéndole el caldo gordo a uno de los mayores represores de la entonces provincia, que supuestamente fue el que puso el bulo en circulación, él que como es bien sabido está a la izquierda de la izquierda?

    Que a una persona se le llame chaquetero en 1950, y que por añadidura que quería entregar a su hermano para ganar honores diga el Pleno del TS que no es una injuria solo demuestra como poco que la moral de sus magistrados es bastante laxa. Para el protagonista de la demanda, de lo peor que se le podía llamar en la época a una persona. Un pequeño ejemplo de ello: el capitán del cuartel comarcal al padre de la demandante: “Le dije (a un vecino) que no volviera por aquí si no estaba dispuesto a poner la denuncia por escrito”, ésta es una pequeña muestra de lo que significa chaquetero, otra es maniobrar hasta poner a una persona al borde de la muerte, literal, lo dieron por muerto… y esto SS SSªª no lo consideran una injuria.

    ¿Un cambio de bando porque fue Presidente de junta vecinal? Como se recoge en el libro (documento Nº 1) el historiador, Valentín Andrés Gómez, no piensa lo mismo del alcalde de un pueblo vecino que fue obligado a ser alcalde nada más salir de la cárcel por desavenencias entre los que ganaron la guerra. ¿Fue acaso a preguntarle al Presidente de la junta vecinal los motivos por los que aceptó el cargo? Cargo en el más amplio sentido de la palabra.

    Habla del improcedente juicio de los tribunales sobre la verdad histórica… Qué ha hecho la oficina de prensa del TS cuando filtra la sentencia y no se digna mencionar que en la demanda (documento nº 14) hay un informe del cabo del cuartel, Francisco Ruiz, de 1951 con ocasión de un consejo de Guerra por socorrer al hermano maqui que dice del “chaquetero” en 1950, que ES DE IDEOLOGÍA IZQUIERDISTA (ES, 3ª persona de singular del PRESENTE, 1951, de indicativo del verbo ser). Documento éste que hasta que no llegó al TS permaneció invisible en el fallo del Juzgado Nº 8 de Santander, el de la AP de Cantabria… y hasta para el abogado de la acusación en la vista oral. Ah! Izquierdista para el cabo, el hemisferio cerebral derecho no sabía lo que pensaba el izquierdo. ¿Era un chaquetero o era izquierdista, qué pasa, que la GC de ser lo primero y supuestamente a quien más interés tendría en hacérselo saber no se había enterado?… Pues de torpe tenía lo justo.

    Dicen SS SSªª que “el método seguido por el autor, consistente en recoger los testimonios de quienes vivieron personalmente los hechos, es conocido y aceptado por la historiografía desde antiguo”.

    En absoluto las fuentes orales vivieron personalmente los hechos, la primera reconoce ignorar como eran las relaciones entre los hermanos: “Lo que había ente ellos no lo sé” (…) “A saber lo que habría entre ellos”. La otra fuente con 19 ó 20 años estaba a 700 Km de distancia… distancia de 1950 no de nuestros días. Puso en práctica el me dijo que le dijo que había dicho…

    En cuanto a la historiografía:

    “La Historiografía se ha consolidado como una disciplina científica ya que cuenta con un objeto de estudio y con métodos y recursos con los cuales operar para analizar tal objeto de estudio. En este sentido, algunas de las cuestiones que la Historiografía buscará desentrañar serán elementos como la confiabilidad de las fuentes utilizadas”.
    – La disciplina Científica tiene que ver con las exigencias de precisión y objetividad propias de la metodología de las ciencias.
    Exigencias de precisión es la abstracción o separación mental que hace el entendimiento de dos cosas realmente identificadas, en virtud de la cual se concibe la una como distinta de la otra.

    * Precisó ¿Qué? Científica de qué?…

    * ¿Confiabilidad quién admite que no sabe cómo eran las relaciones entre hermanos y quien se encontraba a 700 Km… en 1950?

    Hablan también de “periodo histórico investigado”, investigar es:
    – Indagar para descubrir algo. Investigar un hecho.
    – Realizar actividades intelectuales y experimentales de modo sistemático con el propósito de aumentar los conocimientos sobre una determinada materia.

    * No confrontó las fuentes cuando “investigó” el libro ni con el protagonista y/o su hermano, ni con el testigo cuando publicó pese a indicárselo.

    Para terminar:

    – ¿Tendrán que ver los primeros fallos judiciales en NO VER el informe del cabo: “ES DE IDEOLOGÍA IZQUIERDISTA” (1951) documento 14, ni la declaración del testigo: SI CREE QUE LE VOY A ENTREGAR A MI HERMANO YA ME PUEDE IR PEGANDO DOS TIROS”, documento 7 y 9 de la demanda, con que el Presidente del TSJC era por aquel entonces profesor asociado con la universidad demandada? Más tarde magistrado del TS en otro orden distinto al civil.

    – ¿Tendrá que ver con que el abogado de la acusación J.R. Merino Ganzo no mencionara la documentación citada anteriormente en la vista, y la 2ª pregunta que hace a la demandante, quien le pagó su buena minuta, perjudicara a la causa, y que además cuando le planteó la víspera que se la iba a hacer a la parte contraria avisarle que perjudicaba (Al final no perjudicó porque se argumentó, y se admitió por el fiscal en la vista y la jueza en el fallo que no cabía duda alguna sobre quien se estaba hablando) tendrá que ver repito con dar de alta en el registro mercantil un centro de formación de letrados en un domicilio donde no hay tal cuando tenía que estar presentando la demanda? ¿La demora en su presentación tendría que ver con que dado que las fuentes orales eran octogenarias esperaba que fueran falleciendo, como así sucedió, apurando los plazos de prescripción para que no se viera, en el mejor de los casos, el pelo de la dehesa y no poner en evidencia a quien había respaldado toda una universidad?

    – Tendrá que ver que el Pleno del TS no diga la verdad cuando dice que la declaración del testigo no se presentó en la demanda (documento Nº 7 y 9) y en la que afirma lo mismo que dijo su padre a la demandada: “LE DIJO AL CABO (a Casimiro Gómez en la Comandancia de Santander cuando fue a la cárcel en 1951 por socorrer a su hermano) SI CREE QUE LE VOY A ENTREGAR A MI HERMANO YA ME PUEDE IR PEGANDO DOS TIROS”, tendrá que ver repito conque un magistrado del TS (El sr. Pantaleón había sido profesor de la Universidad de Cantabria, otro lo fue de la universidad de Valencia con la que la universidad demandada tiene relaciones comerciales estrechas como demuestran albaranes aportados a la demanda, por no hablar de otros magistrados que han tenido relación laboral con otras universidades y ponen en práctica hoy por la tuya, y mañana por la mía? Sabiendo que eso no es opinión si no INFORMACIÓN y que ésta cuando no es veraz es punible.

    Esperemos que el TEDH sea más justo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *