¡Que las doce uvas no te quiten los doce puntos!

Miguel Guerra Pérez

Codirector de Sepín Tráfico. Abogado

En estos días de fiestas se presenta casi imposible no tomar una copa, dos, o tres o para algunos no caer en el exceso y no celebrar con nuestros seres queridos alguna alegría: desde el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo a los Reyes Magos, el fin y comienzo de un año nuevo o simplemente el premio del gordo -aquellos afortunados entre los que desgraciadamente no me encuentro-.

Siempre suele ser habitual en mi despedida a los alumnos de la Universidad la advertencia de los riesgos que supone la dicotomía alcohol-conducción y quizás este recordatorio dirigido a alumnos de 20 años que son los consumidores por excelencia de las fiestas del 31 de diciembre debemos hacérnosla extensiva a todos.

Aún a riesgo de parecer un aguafiesta se hace necesario recordar los efectos del alcohol en la conducción como pone de manifiesto la propia DGT:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.