¿En vías de subsanar la discriminación para acceder a la nacionalidad de “origen” de españoles hijos de inmigrantes?

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn26Share on Google+1Email this to someonePrint this page

Gema Murciano Álvarez

Documentación Jurídica de Sepín. Mediadora familiar. Abogada

La Ley 52/2007, de 26 de diciembre (SP/LEG/4491) nació con vocación de paliar de alguna manera el menoscabo de derechos de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura. Con el transcurso del tiempo se vio su ineficacia ya que se produjeron algunos casos de imposibilidad de acceso, porque en su disposición adicional séptima se impidió de hecho la posibilidad de obtener la nacionalidad española para algunos descendientes de españoles y, sobre todo, de españolas que abandonaron nuestro país en un momento de circunstancias delicadas a nivel político y económico.

Si recordamos, la citada Disposición Adicional Séptima de la Ley 52/2007, enmarcaba en dos grupos a los descendientes de las personas que quisieran optar por la nacionalidad española:

Hijos menores de edad.- Los hijos menores de 18 años de las personas que hayan optado a la nacionalidad española de origen, podrán, a su vez, optar a la nacionalidad español no de origen, según dispone el art. 20.1. a) del Código Civil.

Hijos mayores de edad.- Los hijos mayores de edad de las personas que hayan optado a la nacionalidad española de origen, en virtud de la misma Ley 52/2007, no podrán optar a la nacionalidad española de sus padres, salvo que puedan acogerse a otras disposiciones del Código Civil.

Estas asimetrías en el acceso de la nacionalidad española que son susceptibles de darse dentro de una familia, es lo que motiva una nueva proposición de Ley en materia de concesión de la nacionalidad española a los descendientes nacidos en el extranjero de españoles presentada por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

Recordemos que desde que se visualizaron los problemas que generó esta norma, muchas fueron las voces que se alzaron para subsanar sus deficiencias, llegándose a registrar otras proposiciones como la que realizó el Grupo Parlamentario Popular en 2015 y que no llegó a buen término.

En esta actual proposición se solicita la modificación de los siguientes artículos 17, 20 y 24 del Código Civil.

Las principales claves de esta proposición son las siguientes:

  •  Que todos los hijos nacidos en el exterior de los españoles emigrados serán considerados españoles de origen.
  •  Posibilitar la concesión de la nacionalidad española de origen a los hijos nacidos en el exterior de españoles emigrados que hayan conservado, recuperado o perdido su nacionalidad independientemente de las causas socio-políticas y económicas que determinaron dicha situación de pérdida.
  •  Posibilitar la concesión de la nacionalidad española por opción de origen a los hijos de aquellas personas originariamente españolas nacidas en el extranjero.
  •  Posibilitar el acceso a la nacionalidad de todos los nietos nacidos en el extranjero de españoles emigrados, independientemente de si sus abuelos mantuvieron, recuperaron o perdieron su nacionalidad española.
  •  Posibilitar el acceso a la nacionalidad de todos los nietos que habiendo ostentado su nacionalidad española, les fue privada por no ratificarla a su mayoría de edad, recuperarán la nacionalidad optando por la nacionalidad de origen.
  •  Posibilitar el acceso a la nacionalidad por opción a los hijos, menores y mayores de edad, de aquellas personas que optaron o que podrían haber optado por la nacionalidad de origen.
Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn26Share on Google+1Email this to someonePrint this page

One thought on “¿En vías de subsanar la discriminación para acceder a la nacionalidad de “origen” de españoles hijos de inmigrantes?

  1. Hola! Soy bisniento de español emigrado a Cuba en el siglo XX y me alegra que se haya propuesto esta ley. Aunque es impredescible saber si llegara a ser aprobada, por lo menos agradecería que se valorara en lo que resulte pertinente la correlación de fuerzas politicas en el parlamento para valorar si la referida correlación estaría a favor de su aprobación y quizá ver las posibilidades de que el Consejo de Ministros no la vete. Ya faltan solo 5 días para que expire el plazo de contestación del Gobierno y este no se ha pronunciado.Porqué será?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *