La presunción de inocencia en los delitos de violencia de género

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn127Share on Google+11Email this to someonePrint this page

Ana Vidal Pérez de la Ossa

Documentación jurídica de Sepín Violencia Doméstica

El principio de presunción de inocencia es el derecho fundamental que tiene todo imputado en un proceso penal y por el que debe ser tratado como si fuese inocente hasta que una sentencia firme establezca su condena. Este principio, en nuestro derecho, se encuentra recogido en el artículo 24.2 de la Constitución Española, así como en el artículo 11.1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el artículo 14.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en el artículo 6.2 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y en la reciente Directiva (UE) 2016/343, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de marzo de 2016, por la que se refuerzan en el proceso penal determinados aspectos de la presunción de inocencia y el derecho a estar presente en el juicio.

En violencia de género lo que ocurre es que tras una denuncia o la constatación de unos hechos, se despliega un mecanismo para evitar daños a la víctima, la Orden de protección, que incluye medidas penales, civiles y de asistencia. Se adoptará la orden de protección solo en los casos en que existan indicios fundados de la comisión de delitos de violencia domestica y exista una situación objetiva de riesgo para la víctima. Pero que se adopten estas medidas con respecto a una víctima por un posible culpable de una situación de maltrato, no quiere decir que esté condenado por los mismos, o dicho de otra forma, la orden de protección no vulnera el principio de presunción de inocencia. Así, tal como sucede en el caso enjuiciado por la SAP Baleares, Sec. 2.ª, 11-2-2013 (SP/SENT/709948), se entiende que la orden de protección estaba correctamente adoptada aunque finalmente se absolviera al acusado por falta de pruebas de los hechos, y se mantiene su condena por quebrantamiento de la prohibición de comunicación. Se entiende igualmente que no vulnera la presunción de inocencia la adopción de la orden de protección ante los indicios de coacciones basados únicamente en la declaración de la víctima, AAP Barcelona, Sec. 10.ª, 18-1-2006 (SP/AUTRJ/85424) y tampoco se entiende infringido este principio cuando lo que está en juego es el interés del menor, SAP Almería, Sec. 2.ª, 16-7-2014 (SP/SENT/788861) y SAP Barcelona Sec. 12.ª, 27-3-2014 (SP/SENT/758462). Y en todo caso, las medidas adoptadas serán levantadas de haber un pronunciamiento absolutorio, como ocurre en la SAP Madrid, Sec. 26.ª, 21-9-2015 (SP/SENT/831072), por desaparecer los indicios incriminatorios.

En base al principio penal, cuando conocemos un caso de delito de violencia de género por la prensa, leemos o escuchamos en los titulares “presunto”, “posible”, “supuesto”, ya que la prensa, según su Código Deontológico, está obligada a respetar el principio de presunción de inocencia y, sobre todo, la verdad. Y la verdad, en este caso, no la muestran solo los hechos, sino la sentencia judicial firme, tras un proceso justo y cumpliéndose todas las garantías de tutela judicial efectiva de la víctima y del acusado.

La prensa no es solo un medio de información sino que se ha convertido también en una forma de alarma social, con una gran influencia en la ciudadanía y también en los poderes del Estado. Así, tras diversas noticias sobre un tema concreto, se plantea la necesidad de modificar la legislación, de endurecer ciertas penas, de debatir políticamente sobre ello. Y por eso es su deber, tal como establece el Código Deontológico, respetar la verdad, la intimidad y propia imagen de las personas implicadas en unos hechos, especialmente si son víctimas, menores o personas especialmente débiles. Por otra parte, deben establecer siempre distinción entre lo que narran y lo que pueden ser opiniones, interpretaciones o conjeturas, aunque esto no signifique que tenga que ser neutral.

Hace algunos años, el caso Wanninkhof supuso un antes y un después en el tratamiento de la información por parte de la prensa, pues debido a la mediatización y la falta de respeto al principio de presunción de inocencia, un jurado popular condenó erróneamente a Dolores Vázquez en un proceso lleno de irregularidades. Y el culpable estuvo un tiempo más libre, sin que nadie lo investigara hasta que hubo una nueva víctima.

Además de todo esto, hay que tener en cuenta la conciencia social. La conciencia social no tiene la obligación legal de sujetarse a este principio y desde que la violencia de género se ha convertido en un fenómeno mediático, con su propio tratamiento jurídico —a fin de terminar con ella como lacra social— la sociedad juzga por sí misma a los acusados y los sentencia como culpables desde el mismo momento en que tiene noticia de ellos. Y en estos tiempos en que hay un exceso de información, queremos saber todo lo antes posible, incluso antes de que haya datos.

Habría que preguntarse entonces, si dejásemos que la opinión pública y sus juicios de valor llegasen a puerto, si no condenaríamos indebidamente a personas inocentes y no dejaríamos libres a culpables. Por eso dejamos en manos de los Tribunales de Justicia la aplicación de las leyes, con sus instrumentos de investigación, la policía judicial, las pruebas y los abogados y fiscales. Y aunque la Justicia a veces también falla, es un sistema más seguro y cauteloso que nos da unas garantías en las que quizás, las personas de a pie, deberíamos confiar un poco más.

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn127Share on Google+11Email this to someonePrint this page

34 comentarios en “La presunción de inocencia en los delitos de violencia de género

  1. He vivido un caso en que el marido ha sido condenado (aunque como delito leve) por insultos a su mujer en una noche concreta en un lugar concreto, solo teniendo en cuenta la declaración de ella cuando él había presentado tres testigos que aseguraban lo contrario (que fue ella la que insultó). A lo que parece, en la violencia de género el hombre acusado ha de demostrar su inocencia, en lugar de ser la acusadora quien deba demostrar su culpabilidad. Indudablemente eso ha de llevar a falsas denuncias, como es este caso. Los defensores de esta ley afirman que las falsas denuncias no superan a un porcentaje mínimo, menor del 1%. No me extraña: es casi imposible que el acusado demuestre su inocencia dadas las características de esa ley. ¿Que opinas, letrada?

    • Estimado Humberto
      No son los defensores de la Ley quien afirma que las denuncias no llegan al 1%, sino las estadísticas del CGPJ y Memorias de la Fiscalía General del Estado, a las que puedes acceder desde aquí:
      http://www.sepin.es/violencia-domestica/verEdicion.asp?id_edicion=26337&serie=Ediciones&tipo=26

      Por la especial protección que tienen estas víctimas, dado el problema real que existe, entiendo que hay una mayor cautela por los Juzgados y Tribunales a la hora de asegurar si una denuncia es falsa o no ha habido suficientes pruebas. Y en todo caso, hay que estar a cada caso concreto.

      Un saludo

      • Lo que yo digo es que con esa ley es muy difícil demostrar que la acusación es falsa. Si hacemos un juego: lo que tú digas es verdad y lo que yo afirme tendré que demostrarlo, va a ser muy difícil ganarte en una discusión. O sea, el hecho de que no aparezcan denuncias falsas, en mi opinión, no quiere decir que no las haya, quiere decir que hay muchos inocentes injustamente castigados.

        • No es la Ley la que dice que hay que dar más credibilidad a la víctima que al acusado, lo que iría contra el principio de presunción de inocencia. La cuestión es que por lo general (no en el caso concreto que menciona) hay dos declaraciones de un hecho que ha sucedido en la intimidad y no hay manera de probarlo más que estudiando las diferentes declaraciones. Si no se prueba nada, se sobresee el asunto.

          En todo caso, el contenido de este blog es meramente informativo. Para cuestiones particulares, como la que plantea, SEPIN tiene un servicio de consultas donde le atenderemos adecuadamente.
          Puede hacer una consulta a través de este enlace:
          enlace http://www.sepin.es/tienda-online/articulo/articulo.aspx?id_articulo=689
          También en el mail de nuestro Servicio de Atención al Cliente: sac@sepin.es
          Y en el teléfono: 913527551

          Muchas gracias

      • Tuve un profesor de estadística que, a mi entender, dijo una gran verdad.

        “Las mentiras se dividen de menor a mayor en: Pequeñas mentiras, Grandes mentiras y estadísticas”.

        Esta lacra denominada “violencia contra la mujer” no creo que se erradique en tanto en cuanto la Ley no sea igual para todos y, a la fecha, no lo es. Es la Ley del embudo en, prácticamente, todos los ámbitos.

      • Estimada Ana :

        Lo anterior no es cierto ya que esas estadísticas excluyen el 70% de denuncias que acaban en archivo, presumiblemente falsas, y del resto sólo se asumen como falsas cuando hay un dictamen al efecto, lo cuál es muy difícil que ocurra. La estadística real y cierta es que de una media de 350 denuncias diarias acabarán en condenas entre treinta y cuarenta, la mayoría además conformidades.

      • También se olvida otra estadística importante y es que España es uno de los países del mundo con menor tasa de violencia de género y menor número de víctimas. De Europa es el tercero o cuarto con menos, según el período a considerar, sólo superado por países pequeños como el Vaticano o Malta. Por citar alguno nórdico creo que Suecia nos triplica o cuadriplica tanto en víctimas mortales como en denuncias.

    • Las claves están en que por un lado: Se produce un castigo a un acusado por un simple testimonio de la parte acusadora antes del propio juicio y que no es resarcido si en la resolución judicial se le encuentra inocente. Por otro lado: La legislación discrimina al hombre por su sexo; ya que ante mismas lesiones el hombre ha venido siendo condenado por delito (cárcel) y la mujer por falta (multa). Ahora ya no existen las faltas sino delitos menores.
      Consideración aparte tiene el propio léxico (significado de las palabras) que se usan en las estadísticas; Ya que denuncia falsa no se entiende cuando el hombre ha sido declarado inocente de la acusación, sino que debe a su vez denunciar posteiormente a su falsamente acusadora. Lo cual, y teniendo en cuenta de que no tiene derecho a la gratuidad del procedimiento hace que las estadísticas no reflejen la realidad. Todo lo cual está influído por un clima ideológico según el cual el hombre por su sexo es presuntamente agresor y la mujer agredida. El ejemplo más escandaloso de esto es que por orden política y desde hace años no se cuentan en las estadísticas los hombres asesinados por mujeres, no hay ningún mapa de esa violencia, ningún número gratuito al que llamar, ningún servicio social o jurídico específico para atenderles, no se forma a la policía ni a los médicos ni se han creado protocolos para abordar este tipo de violencia que incluso no se entiende como de la misma gravedad y nuevamente no se le incluye dentro de la expresión violencia de género. Mi consejo; Infórmate, asóciate, trata de influir en tu entorno y vota en consecuencia.

  2. Discrepo radicalmente de que las denuncias falsas sean únicamente el 1%. Las estadísticas del CGPJ y del MF no son fiables porque sólo nos hablan de los asuntos en los que se deduce testimonio, y ya sabemos todos los que nos dedicamos a esto que se trata de cifras irrisorias.
    Comparto la preocupación de Humberto. Creo que en la practica forense la presunción de inocencia se ve afectada negativamente en muchas ocasiones, y en concreto la aplicación del el triple filtro de configuración jurisprudencial (verosimilitud…) para valorar la prueba testifical de la perjudicada en este tipo de delitos, que es mucho mas laxa en que otros.
    También creo, en base a mi modesta experiencia, que aunque ahora muchos juzgados sean más exigentes de lo que lo eran antes, en muchos otros siguen “regalando” las ordenes de protección, sin reparar en las gravísimas limitaciones a la libertad que conllevan, los efectos colaterales en materia civil que pueden acarrear y las gravísimas consecuencias de su eventual quebrantamiento.
    A esto hay que añadir la actitud de un MF estimulado para la acusación que, vg tiene que informar por escrito si solicita el sobreseimiento, y el exceso de celo de algunos agentes en la incitación a la denuncia.

    • Gracias por la lectura, Ignacio Andrés.
      Respecto a la fiabilidad de las estadísticas, son los datos que existen, lo otro, como dices, no se prueba y por tanto no figuran como denuncias falsas.
      Respecto a la prueba, por un lado puede parecer más laxa la interpretación del triple criterio, pero si nos atenemos a los fallecimientos por violencia doméstica, en algunos casos las víctimas habían denunciado previamente y se sobreseyó el asunto por falta de prueba.
      Quizá nos falte rodaje para tratar este asunto como es debido y poder salvaguardar los derechos civiles de unas y otras personas. Pero de momento, creo que tanto legisladores como jueces hacen lo posible por acabar con esta lacra que supone la violencia doméstica.

      Un saludo

  3. Por dañino que sea tomar medidas cautelares mediando falsa denuncia por violencia intra-conyugal, o relación análoga, es difícil estar en desacuerdo con que “es menos malo que una persona sea acusada falsamente a que haya un asesinato por deficiente protección”. Ello no obsta para ver discriminación “donde el TC no la quiere ver”. No por ser menos los casos de violencia inversa – posición dominante de la mujer vs. varón – debe dejarse de protección. Todo abuso merece igual tutela judicial efectiva. También en caso de igual abuso entre cónyuges de igual sexo, otra discriminación que el TC tampoco ve.

  4. BUENOS DIAS:
    DENUNCIA UN VIERNES POR LA TARDE DE HECHOS OCURRIDOS HACE DOS AÑOS.
    TE DETIENEN Y TE PASAS LA NOCHE DEL VIERNES Y LA DEL SABADO DETENIDO.
    CON SUERTE PASAS A DISPOSICION EL DOMINGO Y TE PONEN EN LIBERTAD.
    JUICIO RAPIDO EL LUNES YA QUE EL DOMINGO EL JUZGADO DE VIOLENCIA NO ESTÁ DE GUARDIA.
    SOBRESEIMIENTO DEL ASUNTO.
    ¿QUIEN TE PAGA LAS DOS NOCHES DE CALABOZOS?
    Y SI PIDES UN HABEAS CORPUS EL SABADO CON LA MISMA TE DETIENEN HASTA TI.
    ¿CREES SINCERAMENTE QUE LOS DERECHOS DEL PRESUNTO INVESTIGADO (COMO SE DICE AHORA) ESTAN DEBIDA Y CONSTITUCIONALMENTE PROTEGIDOS?
    ¿DONDE CREES QUE A ESTAS ALTURAS SE ENCUENTRA EL PRINCIPIO DE IGUALDAD?

  5. Dictar medidas de protección sin multiples elementos de convicción que las fundamenten, con solo el dicho de la victíma, violenta el debido proceso y el derecho a ser tratado como inocente, se abusa de las medidas cautelares, más en los casos de supuesta violencia sicológica, donde la pareja se insulta y descalifica mutuamente. Son ofensas bilaterales, que solo se toman en cuenta para imponer las medidas al hombre, que debe cerrar la boca para no ser castigado anticipadamente.

  6. Leo muchas palabras, quejas, planteamientos de desigualdades, términos legales. Intelectualmente les entiendo. Vale, puedo sentirme tranquila, no soy tonta del bote.
    Soy una mujer tratada con violencia física de niña. En comparación a una boca reventada a los 7 años, la destrucción real es la de dentro. El ser humano que tienes dentro. Las supuestas victimas son olfateadas por individuos determinados. Lamento decir que en mi caso, casualmente, fue otro hombre. La tortura a una mujer por parte de ese hombre puede destruirla sin ponerle un dedo encima; difamándola, teatralizando conversaciones telefónicas, dejándola por loca y vengativa; porque es facilísimo vender la figura de la ex, -la que se escapó despavorida, con su hijo, el de los dos-, esa puta vengativa y retorcida. Yo vivo así. Cada día en que unos se enfadan, otros tratan de ser razonables y buscar límites y soluciones. Mañana sé como será mi día, porque se diferenciará poco de hoy, de ayer. O a lo mejor hay suerte y ya me he muerto de una vez, -disculpende, pero es que estoy tan cansada…-
    No tengo pruebas de nada… él nunca deja pruebas. Claro que necesito salir, pero, legalmente, yo estaría loca.
    A ese hombre que se enfada tanto por el injusto y desigual lugar que debe ocupar en el mundo hoy en día, le pediría -sin ningún derecho, obviamente- que dedicara solo, ¿3 minutos? a pensar, en los cientos (…) de mujeres que viven así una vida entera. ¿Me escapo? ¿y dejo a mi hijo atrás?.
    Esto no es una materia legal, es una cuestión moral. Y de lo que hablan es -dicho de una forma poco correcta políticamente hablando- de violencia machista. Y por eso es tan difícil; y por eso entiendo que sean necesarias tantas precauciones. Gracias. No cuento con verlo, pero espero que consigan “arreglarlo”. Un saludo

    • Aurea, dices que “La tortura a una mujer por parte de ese hombre puede destruirla sin ponerle un dedo encima”, que crees que hacen las mujeres maltratadoras. Pero por desgracia en este país solo hay visión para un tipo de violencia y de sufrimiento. Se perfectamente lo que estas sufriendo, porque aunque yo sea un hombre me llevan destrozando poco a poco desde hace unos 10 años. Pasando la peor depresión que puede pasar una persona, cierta mujer me cerró la puerta de casa no dejandome entrar y dejándome en la calle como a un perro. Se aprovechó de mi debilidad al estar enfermo, para dejarme sin nada mediante un convenio regulador que no recuerdo ni haber firmado. … Tu como mujer tienes lugares , teléfonos de ayuda. Los hombres no tenemos nada, solo nuestra desesperación, nuestra impotencia , como cuando vas a la policía a denunciar insulto recibidos y te dicen que los insultos ya no son delito desde Julio de 2015. Osea que tu pareja te puede seguir machacando y la ley no te proteje. Si se me ocurriera devolverle los insultos y me denuncia por la bendita ley integral de violencia de genero, por lo menos una noche paso en el calabozo, no creo que vea a una mujer allá. IGUALDAD! Y se les llena la boca algunos con esta palabra….

  7. Aurea, el hecho de que un hombre o dos o tres hayan abusado de ti, que eres mujer, no justifica que todos los hombres del mundo tengan que perder sus derechos ante el estado, frente a todas las mujeres del mundo. Porque no todos los hombres son iguales, ni todas las mujeres, cada individuo es único y debe responder por sus actos y no por los que hayan cometido otros de su mismo sexo. Porque un hombre haya abusado de ti, no tiene por qué haber otra mujer, que no tiene nada que ver contigo, que tenga derecho a meter en la cárcel cuando le dé la gana a otro hombre, que tampoco tiene nada que ver ni contigo ni con el que abusó de ti. No se puede partir el mundo en hombres y mujeres y decir que unos son malos y las otras buenas, o viceversa, todos tenemos que tener los mismos derechos. Y para proteger a una persona no se pueden vulnerar los derechos de otra si no hay pruebas de que sea culpable, no puedes partir de la premisa de que como el denunciado es un hombre ya es culpable o que aunque sea inocente pues que se aguante porque una mujer maltratada lo pasa muy mal y entonces, por si acaso… lo detenemos y le ponemos una orden de alejamiento o lo que sea, pues no, habrá que proteger hasta donde se pueda respetando siempre el derecho a la presunción de inocencia y la igualdad ante la ley. Y respecto a los comentarios del principio de las denuncias falsas, el CGPJ habla de denuncias que se investigan porque pueden ser falsas, pero en el mismo estudio aunque eso se lo callan (pero se puede ver si se lee el estudio) el CGPJ da los datos concretos de cómo en un porcentaje alto de denuncias (concretamente en 43 sobre 201) el tribunal encuentra indicios de denuncia falsa, e incluso se pueden leer los comentarios de los tribunales al respecto, y sin embargo, de esas 43 solo investigan por posible denuncia falsa una de ellas, así que el estudio del CGPJ lo que demuestra es que las denuncias falsas no se investigan. Así como también recogen el altísimo porcentaje de condenas en las que la única prueba de cargo es el testimonio de la víctima, lo cual demuestra que el principio de presunción de inocencia en delitos de violencia de género no existe, sino que hay presunción de culpabilidad.

  8. Violencia de los hombres contra las mujeres. Si una mujer va a comisaría a denunciar la agresión de un hombre, y dice que le tiene miedo, ya adquiriría un derecho de protección ante ese hombre. A partir de ahí, la igualdad se complica, y la presunción de inocencia no desaparece, pero hay que tomar algún tipo de precaución porque ha habido demasiadas denuncias retiradas por demasiadas mujeres muertas. (Aquí ya hablamos de extremos).
    Si se dan 7 denuncias en un año (que para mi ya son importantes, cada una) pues es posible que no sea necesario crear leyes nuevas. No generarían alarma social. Pero creo que los números son otros.
    Dije que había sido tratada con violencia para que se entendiera que sé algo del tema y no pretendo filosofar. Ni creo que las mujeres somos buenas y los hombres malos. Una cantidad importante de ciudadanos, hombres agreden a otra considerable cantidad de ciudadanos mujeres.
    Lo que creo es que se trata de que los hombres entiendan que esa igualdad es imposible sin su ayuda. Siempre habrá mujeres maltratadas mientras los hombres no colaboren. Todos.
    Un saludo

    • Pues mira Aurea.

      Yo nunca he visto en mi casa malos tratos por parte de mi padre…pero si de mi madre.

      Tanto físicos (hasta que pudo) como psicológicos (cuando ya físicos no podía porque tenia mas fuerza que ella).

      Pero si vas a una comisaría a denunciarlo, ya no es que te pongan o no pongan una orden de protección. Además se ríen de ti…

      Por tanto, no me cuentes cuentos…

      Ahora extrapolemos el caso a un matrimonio o pareja…

      Además de reírse de ti supongamos que te toman la denuncia, la denuncia prospera..¿Y que?…

      Te separas de ella y le pasas una pensión compensatoria y otra a tus hijos si los tienes, se queda con la vivienda (de la que tienes que seguir pagando la hipoteca religiosamente) ..y tu ¿donde vives y con que? porque aunque estés trabajando…no se si te llegará para comer después de pagar pensiones, hipoteca y alquiler…

      La VIOLENCIA DOMESTICA (que no de genero) no va a terminar hasta que las mujeres “TODAS” entendáis que igualdad vine de IGUAL, no de parecido ni de discriminación positiva y esto se refleje en el ordenamiento jurídico.

      Lo que, de momento, nos están vendiendo no es igualdad.
      Es ANDROFOBIA.

  9. La verdad es que no deseo que nadie se enfade. Es claro que cada ser humano pasa las suyas. También conozco mujeres malas, unas cuantas. Lo que intentaba era transmitir un poco de calma y paciencia por parte de los hombres buenos. Esas dos malas mujeres has hecho daño a dos hombres, una a su hijo, otra a su pareja; y lo que creo dije antes es que por esas dos mujeres, para las que no tengo calificativos, miles somos ignoradas por no tener pruebas físicas o de testigos.
    Y por mi parte nada de androfobia. Los hombres me encantan. Matizo, los hombres buenos.
    Yo me fui de la casa familiar, no me llevé nada y un juez tuvo que obligarle a pasar una cantidad al mes a su hijo. Creo que la mayoría de las mujeres no somos malas. Ni que la mayoría de los hombres lo sean.
    Un saludo

    • No Aurea no son enfados.

      Los enfados no sirven para nada.

      Es solo la opinión de cada uno e incluso las vivencias personales.

      Hay algunos, muy pocos, que nos atrevemos a contarlo pero te aseguro que hay muchos, muchos, muchos casos que la sociedad los ignora o los minimiza.

      No es violencia de género como dije con anterioridad. Es violencia domestica. Y no solo es violencia contra la mujer…también existe, y mucha, violencia contra los hombres, Pero eso da igual verdad?. Políticamente no interesa.

      En tanto en cuanto no se entienda que la igualdad viene de la palabra IGUAL y así se desarrolle en el ordenamiento Jurídico (en todos los ámbitos del ordenamiento) la violencia domestica no va a desaparecer.

      La razón es muy sencilla; no se está atendiendo a la causa, solo se están intentando paliar las consecuencias cargando la culpa sobre los hombres (en general).

        • Sin ningún problema.
          Siempre estoy abierto al dialogo.
          Enriquece mucho conocer la opinión y el punto de vista de otras personas.
          Aunque el tema de este debate es de aquí y de ahora.

          • Vamos a ver…
            Este no es el lugar para hablar de eso, principalmente, porque no es el tema de debate.

            Si quieres propón ese tema para debatir, por mi no hay problema.

  10. No deseaba salir del tema. Es que se trata de eso, de la Historia. El hombre ha creado su historia y la mujer una distinta; a veces colaborando pero mayoritariamente por fuerza. Lo que ocurre un día tras otro, mires hacia donde quieras mirar, hay hombres ejerciendo violencia y poder sobre mujeres. Presunción de inocencia… Cuando ocurre una y miles de veces lo mismo, ¿quien es la persona más sospechosa? Dejando de lado a las sinvergüenzas. No son mayoría.

  11. Solo un comentario, con respecto de la presunción de inocencia si una mujer dice haber sido amenazada por teléfono, sin ninguna prueba el hombre es detenido,esposado públicamente, ingresado en un calabozo y presentado al día siguiente ante el juez. ¿Dónde está la presunción de inocencia?. En relación a las estadísticas sobre denuncias falsas de CGPJ no se las creen ni ellos. Hablen en privado con la policía, la guardia civil y con muchos jueces y les dirán lo que públicamente niegan, y es que la ley de Violencia de Género además de un engendro jurídico es enormemente injusta e ineficaz para el fín que se pretendía. Si una mujer miente y no presenta prueba alguna , ¿cómo demostrar la mentira?. Le aseguro que las hay a miles y es que además ser “víctima” tiene sus ventajas como por ejemplo que se impida al padre de forma automática tener la posibilidad de la custodia compartida, entre otras.

    • La NEGATIVA a la presunción de inocencia por parte de la Justicia es algo que, sobre todo los hombres, tenemos muy claro y personalmente no voy a seguir discutiendo porque no hay nada que discutir. Los hechos son los hechos.

      Lo que ocurre es que políticamente interesa la Ley de ¿violencia de género?.

      Solución: Aléjate de las lobas “Que te comen”. Están legalmente protegidas y no en peligro se extinción.

  12. Las estadísticas advierten del aumento imparable de personas que viven, vivimos solas, no me extraña. Una de las causa es esta reciente locura denunciadora que desvirtúa los principios elementales de la unión hombre-mujer. Nuestros hijos lo ven y obran en consecuencia. ¿Para cuándo una ley que persiga al hombre que huye de las mujeres?

  13. No sólo hay violación de la presunción de inocencia por el hecho de una detención sin la más mínima diligencia y la consiguiente o no orden de protección. Una simple denuncia verbal de contravenir esa orden de protección sin prueba alguna tiene ya unas consecuencias catastróficas para el hombre si éste no ha tenido la precaución de armarse de pruebas en contra. Es por ello que los abogados recomiendan activar GPS y aplicaciones de registro de movimiento, guardar tickets de autopista, de restaurantes, teléfonos de posibles testigos,…Al hombre no se le sacará del calabozo entretanto no se verifiquen sus justificantes de no haber podido contravenir el alejamiento. La mujer le habrá encarcelado con sólo su palabra.

    • Totalmente de acuerdo Alfredo.

      En el caso que nos ocupa la presunción de inocencia brilla por su ausencia.

      Y en otros muchos también. Lo que llaman Justicia no se corresponde con los fines etimológicos de la palabra (en general…).

      A mi entender solo responde a la defensa de los intereses del Estado.

      Ni una sola vez que haya pedido Justicia la he obtenido.

      Claro…luego eres malo si te la tomas por tu mano…pero es lo que hay…

      • “…luego eres malo si te la tomas por tu mano…”

        Pues esta frase descalifica todo lo que podría haberse considerado de los argumentos dados tratando de ir “a favor” de los hombres y su “desigualdad”.

        Podemos estar de acuerdo en que la ley no es precisamente la mejor, ni la justicia la más eficaz. Podemos estar de acuerdo en muchas cosas, algunas incluso poco correctas desde la corrección política que se nos impone. Pero desde el momento en el que se hace una alusión, si quiera velada, a la violencia, se acabó cualquier posible razonamiento, justificación o disculpa; sólo por pensar en “la mano” se desacredita todo posible argumento y desaparece cualquier evidencia. Y se hace bueno lo que, hasta ese momento, podría ser manifiestamente mejorable.

        Flaco favor, pues.

        • Antxon.

          Tu seras de los que ponen la otra mejilla…(un sometido más…).

          Yo no. Si me atacan me defiendo y si el Estado (supuestamente garante de derechos y libertades Constitucionales) no cumple con su función, por pura lógica, tendré que garantizarlo yo mismo.

          Si bien es cierto que la Ley predica que todos somos iguales ante ella, no es menos cierto que la realidad nos demuestra que unos son mas iguales que otros.

          Flaco favor te haces y le haces a tu género.

  14. Según se afirma en el artículo “El principio de presunción de inocencia es el derecho fundamental que tiene todo imputado en un proceso penal y por el que debe ser tratado como si fuese inocente hasta que una sentencia firme establezca su condena.”

    Para a continuación exponer que a pesar de no haber nadie culpable de nada, ya que aún no se ha juzgado a nadie si hay unas medidas sobre la persona denunciada tal como expone, “…la Orden de protección, que incluye medidas PENALES, civiles y de asistencia”.

    Si a alguien le imponen unas medidas penales será por que deba penar por un delito. Pero si no tiene ningún delito juzgado y condenado y se ejercen sobre un hombre, imposible que sea una mujer, unas medidas penales se ha de entender que no presuponen la inocencia de ese individuo.

    Este hecho va en contra de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su artículo 11.1 dice que:

    (1) Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.

    Veo en el artículo que tiene bien documentado el concepto de presunción de inocencia, pero la argumentación de que no se trata al hombre desde el primer momento como culpable es desmontada por su propia argumentación.

    No solo lo presume culpabilidad antes de la sentencia en una ocasión sino que cuando afirma sobre la orden de protección “…tras una denuncia o la constatación de unos hechos, se despliega un mecanismo para evitar daños a la víctima, la Orden de protección, que incluye medidas penales, civiles y de asistencia.” Da por hecho que detrás de la denuncia hay una víctima, por su puesto la mujer.

    Según la Asociación Erich Fromm, con datos del Consejo General del Poder Judicial, solo el 12,3% de las denuncias de malos tratos han tenido sentencia de culpabilidad.

    Por lo tanto el 87,7% no están probados, son archivados o sobreseídos o se trata de denuncias falsas o simulaciones de delito. En total entre 2004 y 2015 serían 1.299.578.

    http://www.actuall.com/familia/mas-del-87-de-las-denuncias-por-violencia-de-genero-no-acaba-en-condena/

    ¿Se podría considerar esas 1.299.578 como víctimas al haber alguien que las ha acusado de un delito tan excepcional como es el mal llamado “Violencia de género” y no ser culpables?
    ¿Cómo no hay juicio y han sido acusados piensa usted que son culpables, presuntos culpables o inocentes?

    Yo creo que lo contrario de culpable es inocente. Y si después de diversas situaciones comenzadas por una denuncia no son culpables, la lógica es que son inocentes. Aunque en derecho cualquiera sabe.

    ¿Cuántas de esas personas denunciadas y que no llegan ni a juicio tiene posibilidades de denunciar a la otra parte por medios económicos y de todo tipo? ¿Cuántos están dispuestos a llevar el desgaste psicológico que conlleva un juicio penal?

    ¿Se podría decir que esas 1.299.578 en su totalidad o en parte forman parte de un acoso psicológico a hombres por el hecho de serlo después de haber estado en pareja?

    De hecho que la ley sea diferenciada por sexos es un argumento que actúa en contra de poder decir que el 12,3% de las denuncias de culpabilidad son justas, ya que en la diferencia de trato entre hombres y mujeres por un mismo hecho invalida cualquier razonamiento. Todo ello por ley de leyes en España que es La Constitución de 1978 y que en su artículo 14 dice claramente:

    Título I. De los derechos y deberes fundamentales

    Capítulo segundo. Derechos y libertades

    Artículo 14
    Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

    La realidad es que no somos iguales ante la ley. De todas formas entiendo que personas tan formadas saben todo esto. ¿Cómo no va a saber esto un abogado, un político, jueces,…?
    Una mujer insulta, un hombre insulta. Uno al calabozo por lo penal, ella ni una falta. Da lo mismo. La realidad no importa. Muchos intereses creados. Él será maltratador culpable de un delito penal y víctima de una falta, ella haciendo lo mismo víctima de un delito penal y culpable de una falta. Degrada la justicia esa manera de emplearla y hace que las verdaderas mujeres víctimas de malos tratos, como los hay hombres estén realmente desprotegidos.

    Una mujer dice que le insulta un hombre, sin testigos, sin pruebas y…no se sabe

    Una mujer no te deja ver a tu hijo por meses y…no se sabe. Si es el hombre quien lo hace es violencia psicológica. ¿No debería de serlo en los dos casos por el bien superior del menor? ¿Es superior el bien de la madre? Hay gente que opina que la custodia compartida impuesta es un método de perpetuar el maltrato y la violencia contra la mujer. ¿Es que la maternidad y la paternidad no es una responsabilidad en común y que se tomó en común? Pues así debería de ser la crianza. Pero claro ¿Cuántos de esos 1.299.578 casos ocurren en divorcios contenciosos?

    Ese hijo que es varón cuando nació ya tenía una ley que decía que 18 años después él, sin hacer nada, tendría unas leyes para él y otra para las niñas con las que ha crecido. Muy democrático y legal no parece.

    Sería interesante saber cuantos de esos 1.299.578 son hombres que están en procesos de divorcios traumáticos y cuantos de ellos forman parte en algún momento de la lacra de los suicidios de varones en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *