Declarado nulo el contrato de participaciones preferentes, toca hacer la declaración de la Renta

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn58Share on Google+8Email this to someonePrint this page

Samuel de Huerta Hernández

Director de Sepín Fiscal. Abogado

Próximamente culminará un año judicial en el que uno de los principales asuntos que ha ocupado gran parte de las resoluciones en el ámbito civil ha sido la demanda de nulidad de contratos de suscripción de participaciones preferentes. La estimación de pretensiones conlleva que, en el fallo, se reconozca la nulidad del contrato bancario, la restitución de las respectivas prestaciones entre las partes con el incremento en las cuantías del importe correspondiente al interés legal que hay que calcular desde la fecha de suscripción hasta el momento de interpelación judicial. En el caso de no cumplir voluntariamente con la restitución en fase de ejecución de la sentencia, procederá la imposición de intereses de mora procesal.

Esto conlleva unas implicaciones de índole tributario y que deberán reflejarse en las correspondientes declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que habrán de confeccionarse, que se resumen en las siguientes:

En relación con la devolución de los intereses percibidos por las participaciones preferentes durante la vigencia del contrato declarado nulo mediante sentencia judicial, se debe considerar, en primer lugar, que la imputación de estos intereses percibidos debieron ser consignados en las declaraciones del IRPF correspondientes a los ejercicios en los que hubieran resultado exigibles/percibidos, como concepto de rendimientos del capital mobiliario procedentes de la cesión a terceros de capitales propios. La declaración de nulidad de la obligación del pago de los intereses afectaría a la declaración de los mismos y motivará que, mediante una solicitud de rectificación de autoliquidación, se obtenga la devolución de los ingresos indebidos derivados de la declaración de su ingreso en el impuesto, quedando satisfechos en el importe correspondiente a los intereses que obtuvieron la declaración de anulación.

En segundo término, la declaración en el tributo de la recompra de las participaciones preferentes derivada de la declaración de nulidad del contrato conllevará la obligación de presentar una autoliquidación complementaria por el importe de la operación de restitución.

En lo que respecta a la tributación de los intereses legales satisfechos por el tiempo transcurrido desde la fecha de la interpelación judicial hasta la fecha de la sentencia, debe indicarse que los intereses, en función de su naturaleza, habrán de tributar y consignarse en la declaración anual del Impuesto como una ganancia patrimonial. Esta ganancia patrimonial se entenderá producida y procederá su imputación temporal al momento en el que la sentencia estableció su pago y que equivaldría al momento de adquisición de firmeza del fallo judicial.

En lo que interesa a los intereses de mora procesal satisfechos por el tiempo transcurrido desde la fecha de la sentencia hasta la fecha de pago, resultará aplicable lo expuesto para los intereses legales anteriormente descritos y constituirán una ganancia patrimonial independiente. Al abarcar el período de tiempo transcurrido entre la fecha de la sentencia y la de su pago, la alteración patrimonial y la imputación temporal solo se entenderá producida cuando los mismos se reconozcan, se cuantifiquen y quede acordado su abono.

Es procedente la integración de ambos intereses -cualquiera que sea el período que abarquen- en la base imponible del ahorro del Impuesto.

Comparte en tus redes
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn58Share on Google+8Email this to someonePrint this page

13 comentarios en “Declarado nulo el contrato de participaciones preferentes, toca hacer la declaración de la Renta

  1. HOLA, EN MI CASO ME DECLARARON EL CONTRATO NULO Y ME HICIERON LA SIQGUIENTE LIQUIDACIÓN:
    cobro de los intereses de las prefrentes: 25.446.-€
    devolución de los cupones cobrados desde 2008: 23.638.-€
    Mi duda es: la cantidad que debo declarar como ganancia patrimonial son los 25.446 euros, o la cantidad que realmente cobro, que es la diferencia a mi favor de 1808.-euros?

    • Estimada Laura, gracias por seguir el Blog Jurídico de Sepín.
      Refiere la Dirección General de Tributos que “en cuanto a la tributación de los intereses legales satisfechos por la entidad bancaria al cliente por el tiempo transcurrido desde el momento en que el cliente pagó el importe de las participaciones preferentes hasta la fecha de la sentencia –minorado, en su caso, por los intereses legales que corresponden a la devolución de los intereses percibidos en su día por el cliente-, debe indicarse que en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas los intereses percibidos por el contribuyente tienen diferente calificación, en función de su naturaleza remuneratoria o indemnizatoria.
      Así, los intereses remuneratorios constituyen la contraprestación, bien de la entrega de un capital que debe ser reintegrado en el futuro, bien del aplazamiento en el pago otorgado por el acreedor o pactado por las partes. Estos intereses tributarán como rendimientos del capital mobiliario, salvo cuando, de acuerdo con lo previsto en el artículo 25 de la Ley 35/2006, proceda calificarlos como rendimientos de la actividad empresarial o profesional.
      Por otro lado, los intereses indemnizatorios tienen como finalidad resarcir al acreedor por los daños y perjuicios derivados del incumplimiento de una obligación o el retraso en su correcto cumplimiento. Estos intereses, debido a su carácter indemnizatorio, no pueden calificarse como rendimientos del capital mobiliario.
      En consecuencia, los intereses legales objeto de consulta han de tributar como ganancia patrimonial, a tenor de lo dispuesto en el artículo 33.1 de la Ley 35/2006: son ganancias y pérdidas patrimoniales las variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en la composición de aquél, salvo que por esta Ley se califiquen como rendimientos.”
      En consecuencia, procederá consignar en la declaración de la Renta como ganancia patrimonial la diferencia entre los intereses legales abonados y los que efectivamente se perciben.

    • Tenía preferentes en Bankia, el contrato ha sido declarado nulo y he cobrado 69.960,00 euros por los siguientes conceptos:
      Principal de las preferentes 68.300, Euros

      Cobro de Intereses de las preferentes………………………………………………………………………19.820,00
      Devolución de los cupones cobrados……………………………………………………………………………………………………………………………….18.160,00
      Diferencia……………………………………………………………………………………………………………………………. 1.660,00
      Importe cobrado 68.300,00 + 1.660,00= 69.960,00. Que tengo que declarar la Diferencia de los intereses o el total por favor expliquemenlo.

      • Estimado José Luis, gracias por seguir el Blog Jurídico de Sepín.
        Respecto a la tributación en el IRPF de los intereses legales satisfechos la Dirección General de Tributos (SP/DGT/57595) establece que a efectos de su consignación deberán de minorarse -en su caso- por los intereses legales que se correspondan con la devolución de los rendimientos percibidos en su día por el cliente. Para más información puede contactar con nosotros a través del servicio de consultas de Sepín en el mail:sac@sepin.es o en los teléfonos 902.33.88.00 // 91.352.75.51 o en el siguiente enlace: http://www.sepin.es/tienda/ficha_boletin/default.asp?id_pto=689&%201-CONSULTA. Un saludo

  2. Buenos dias:
    Con fecha 31/07/2016 he cobrado efectivamente la sentencia judicial que obligaba a bankia a devolver el importe de las participaciones preferentes. He recibido un importe total pero actualmente desconozco el detalle de intereses pagados e intereses descontados que se incluyen en el importe pagado.
    Pero mi gran duda viene de como proceder tributariamente hablando con el tratamiento de este importe.
    ¿Tengo que hacer declaraciones completamentarias de todos los años que estuve cobrando los rendimientos de las preferentes?
    Por otro lado, en mis declaraciones, fue considerada la perdida producida por la quita que realizo bankia al cambiar las preferentes por acciones.
    ¿Tengo que hacer complementarias de todos los ejercicios que hice la compensacion de esta perdida?
    ¿Como se deben de tratar los intereses de demora que he cobrado en la liquidacion del 31/07/2016 al ganar el juicio? Tengo que declararlos en la renta del 2016 que se realizará el proximo año 2017 o por el contrario tengo que hacer complementarias.

    Muchas gracias anticipadas

    • Estimado Florencio, gracias por seguir el Blog Jurídico de Sepín.
      Remitirnos al contenido de la consulta de DGTrib de 18 de febrero del 2016:
      “Respecto a la devolución de los intereses percibidos de las participaciones preferentes durante la vigencia del contrato declarado nulo mediante sentencia judicial, conviene precisar que dichos intereses deben haber sido consignados en las declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del cliente correspondientes a los ejercicios en los que tales intereses hubieran resultado exigibles, en concepto de rendimientos del capital mobiliario procedentes de la cesión a terceros de capitales propios, según lo previsto en el artículo 25.2 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas (BOE de 29 de noviembre).
      La declaración de nulidad de la obligación del pago de los intereses afecta a la declaración de los mismos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, lo que puede motivar una solicitud de rectificación de autoliquidación a efectos de obtener, en su caso, la devolución de ingresos indebidos por el impuesto satisfecho correspondiente a los intereses anulados.
      Para ello, debe tenerse en cuenta que el Real Decreto-ley 6/2015, de 14 de mayo (BOE de 15 de mayo), ha añadido en su artículo 15, con efectos desde 1 de enero de 2013, una nueva disposición adicional cuadragésima cuarta a la Ley 35/2006 y en el apartado 4 establece:
      “4. Los titulares de deuda subordinada o participaciones preferentes cuyos contratos hubiesen sido declarados nulos mediante sentencia judicial, que hubiesen consignado los rendimientos de las mismas en su autoliquidación correspondiente al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, podrán solicitar la rectificación de dichas autoliquidaciones y solicitar y, en su caso, obtener la devolución de ingresos indebidos, aunque hubiese prescrito el derecho a solicitar la devolución.

      Cuando hubiese prescrito el derecho a solicitar la devolución, la rectificación de la autoliquidación a que se refiere el párrafo anterior solo afectará a los rendimientos de la deuda subordinada y de las participaciones preferentes, y a las retenciones que se hubieran podido practicar por tales rendimientos”.
      Respecto a la renta negativa derivada de la recompra de las participaciones preferentes incluida en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al ejercicio 2013, la nulidad del contrato de tales valores implicará la presentación de una autoliquidación complementaria, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 122 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (B.O.E. de 18 de diciembre).
      En cuanto a la tributación de los intereses legales satisfechos por la entidad bancaria al cliente por el tiempo transcurrido desde la fecha de desembolso de la inversión hasta la fecha de la sentencia –minorado, en su caso, por los intereses legales que corresponden a la devolución de los intereses percibidos en su día por el cliente-, debe indicarse que en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas los intereses percibidos por el contribuyente tienen diferente calificación, en función de su naturaleza remuneratoria o indemnizatoria.
      Así, los intereses remuneratorios constituyen la contraprestación, bien de la entrega de un capital que debe ser reintegrado en el futuro, bien del aplazamiento en el pago otorgado por el acreedor o pactado por las partes. Estos intereses tributarán como rendimientos del capital mobiliario, salvo cuando, de acuerdo con lo previsto en el artículo 25 de la Ley 35/2006, proceda calificarlos como rendimientos de la actividad empresarial o profesional.
      Por otro lado, los intereses indemnizatorios tienen como finalidad resarcir al acreedor por los daños y perjuicios derivados del incumplimiento de una obligación o el retraso en su correcto cumplimiento. Estos intereses, debido a su carácter indemnizatorio, no pueden calificarse como rendimientos del capital mobiliario.
      En consecuencia, los intereses legales objeto de consulta han de tributar como ganancia patrimonial, a tenor de lo dispuesto en el artículo 33.1 de la Ley 35/2006: “Son ganancias y pérdidas patrimoniales las variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en la composición de aquél, salvo que por esta Ley se califiquen como rendimientos”.
      Por lo que se refiere a los intereses de mora procesal, resulta aplicable lo expuesto anteriormente sobre el tratamiento tributario de los intereses indemnizatorios, constituyendo una ganancia patrimonial independiente.
      A la imputación temporal de las ganancias patrimoniales se refiere el artículo 14.1.c) de la Ley del Impuesto estableciendo como regla general que “se imputarán al período impositivo en que tenga lugar la alteración patrimonial”.
      Conforme con lo anterior, la alteración patrimonial correspondiente a los intereses legales objeto de consulta se entenderá producida con la propia sentencia que establezca su pago, pues su cuantificación ya queda limitada a la fecha de la sentencia. Lo que a su vez conlleva su imputación temporal al período impositivo de adquisición de firmeza de la sentencia, tal como resulta de lo dispuesto en el artículo 14.2.a) de la Ley 35/2006: “Cuando no se hubiera satisfecho la totalidad o parte de una renta, por encontrarse pendiente de resolución judicial la determinación del derecho a su percepción o su cuantía, los importes no satisfechos se imputarán al período impositivo en que aquélla adquiera firmeza.”
      No ocurre lo mismo con los intereses de mora procesal, pues al abarcar el período de tiempo transcurrido entre la fecha de la sentencia y la de su pago, la alteración patrimonial solo puede entenderse producida cuando los mismos se reconozcan, es decir, cuando se cuantifiquen y se acuerde su abono.
      Una vez determinada la calificación de los intereses legales y de mora procesal como ganancias patrimoniales, así como su imputación temporal, el siguiente paso es determinar cómo se realiza su integración en la liquidación del Impuesto.
      Tradicionalmente, con la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas anterior a la actualmente vigente, en cuanto estos intereses indemnizaran un período superior a un año, este Centro Directivo mantenía como criterio interpretativo que su integración procedía realizarla en la parte especial de la renta del período impositivo; desaparecido este concepto en la Ley 35/2006, el mantenimiento de una continuidad en la aplicación de este criterio interpretativo, unido a la inclusión en la renta del ahorro de los intereses que constituyen rendimientos del capital mobiliario, llevan a concluir que los intereses objeto de consulta procederá integrarlos (cualquiera que sea el período que abarquen) en la base imponible del ahorro, en aplicación del artículo 49.1.b) de la Ley del Impuesto.
      Ahora bien, en relación con lo expuesto en el párrafo anterior procede realizar una matización y que resulta aplicable a partir de 1 de enero de 2013 y hasta 31 de diciembre de 2014, debido a la modificación del artículo 46.b) de la Ley 35/2006 (vigente durante ese tiempo) realizada por la Ley 16/2012, de 27 de diciembre (BOE de 28 de diciembre): los intereses que indemnicen un período no superior a un año formarán parte de la renta general, procediendo su integración en la base imponible general. Matización que no resultará operativa a partir del 1 de enero de 2015 debido a la modificación normativa realizada por la Ley 26/2014, de 27 de noviembre (BOE de 28 de noviembre) que vuelve a dar al citado artículo 46.b) su redacción anterior.
      En cuanto a la devolución de los bonos recibidos con motivo del canje, debe precisarse que no tiene ningún efecto fiscal.
      Por último, en cuanto al pago de las costas procesales por parte de la demandada a la consultante, resulta de aplicación el criterio de este Centro Directivo contenido en la consulta vinculante V1794-08 y que se transcribe a continuación: “la incidencia tributaria para este último viene dada por su carácter restitutorio del gasto de defensa y representación realizado por la parte vencedora en un juicio, lo que supone la incorporación a su patrimonio de un crédito a su favor o de dinero (en cuanto se ejercite el derecho de crédito) constituyendo así una ganancia patrimonial, conforme con lo dispuesto en el artículo 33.1 de la Ley del Impuesto”.
      Para más información puede contactar con nosotros a través del Servicio de Atención al Cliente en Sac@sepin.es o en los teléfonos 902.33.88.00 // 91.352.75.51.

  3. Buenos días,

    Voy a intentar explicar mi caso lo mejor que pueda. Mis padres tenían invertidos en preferentes y deuda subordinada de aBanca aproximadamente 25.000 euros. Se optó por el arbitraje y después de un año luchando por recuperar esos ahorros, se ganó el juicio. La devolución del dinero se produjo en el 2014. Ahora nos surge un nuevo problema. Hacienda reclama casi 6.000 euros por el dinero devuelto. Según la información que nos han dado en Hacienda, este cobro se efectúa porque los 25.000 euros constan como “Rendimientos positivos derivados de deuda subordinada o participaciones preferentes”. Además, después del explicarles el caso, nos han indicado que el dinero devuelto no debería considerarse como rendimientos de capital, y que lo que debemos hacer es solicitar al banco la documentación que indique que esos 25.000 euros eran ahorros invertidos y devueltos, y no un rendimiento. Con esta información hemos acudido al banco, donde nos han dicho que los datos están bien, que no hay que corregir nada, y que lo que nos pueden dar es la información fiscal del 2013 y 2014 (que es la información de la que dispone Hacienda y por la que nos solicitan ese impuesto).

    Llegados a este punto, ¿quién dice la verdad? Por el desarrollo de los hechos supongo que el banco nos sigue engañando. Me gustaría saber si está bien que ese dinero se considere rendimiento de capital o, si por el contrario, es un “error” del banco. Si es un error, ¿qué documentación hay que solicitar al banco para que se corrija?

    Disculpad por el lenguaje poco técnico ¡El mundo jurídico-financiero es muy complejo!

    Un saludo y muchas gracias de antemano.

    • Estimada Cristina, gracias por seguir el Blog jurídico de Sepín.
      Respecto a la cuestión planteada debe tenerse en cuenta el criterio de la DGTrib.:
      “En caso de laudo estimatorio, no se generarán rentas por la recompra de las participaciones preferentes, ni por la venta de las acciones recibidas, sino que se generará un rendimiento del capital mobiliario calculado por diferencia entre la cantidad máxima objeto de restitución fijada en el laudo (que comprende el importe obtenido por la venta de las acciones más el importe finalmente abonado) y el valor de adquisición de las participaciones preferentes.
      Además, en caso de existir una diferencia positiva entre el importe de la recompra de las participaciones preferentes (líquido abonado) y el importe de la suscripción de las acciones (líquido adeudado), dicha diferencia también formará parte del rendimiento del capital mobiliario y, por tanto, deberá añadirse al mismo.
      Igualmente, los gastos accesorios soportados por la venta de las acciones, si no se han tenido en cuenta en el importe finalmente abonado, podrán minorar el rendimiento del capital mobiliario antes calculado.
      Dicho rendimiento del capital mobiliario constituye renta del ahorro y su integración y compensación en la base imponible del ahorro se realizará tal y como se ha desarrollado en el apartado I.A de la consulta vinculante transcrita.
      Así, el rendimiento del capital mobiliario negativo obtenido se compensará con los rendimientos del capital mobiliario positivos a integrar en la base imponible del ahorro obtenidos en el mismo período impositivo. Si el saldo resultante de la compensación es negativo, este se compensará con los saldos positivos procedentes de los rendimientos del capital mobiliario a integrar en la base imponible del ahorro que se produzcan en los cuatro años siguientes. La compensación deberá efectuarse en la cuantía máxima que permita cada uno de los ejercicios siguientes y sin que pueda practicarse fuera del plazo de cuatro años.”
      Para más información puede contactar con nuestro servicio de consultas de pago, donde estudiaremos de manera pormenorizada el caso que nos comenta, en la dirección de correo electrónico sac@sepin.es; o en los teléfonos 902.33.88.00 // 91.352.75.51

  4. El resultado de la declaracion presentada por IRPF en el año 2013 resultó un importe a devolver, ingreso a mi favor que realizó la Hacienda publica, esta declaración incluía la quita al realizar el cambio por acciones de participaciones preferentes.
    Durante el año 2016 y por sentencia judicial ha sido declarado nulo el contrato de preferentes, procediendo a realizar una declaracion complementaria por el año 2013 y quitando de dicha declaración todo lo referente a las preferentes, resultando un importe a pagar.
    La pregunta es la siguiente:
    Hacienda por el importe que me pagó por la declaración original de 2013 ha liquidado intereses de demora y recargo del 20% sobre dicho importe. ¿Esto es correcto? o ¿por el contrario puedo solicitar la anulacion de estos intereses de demora y el recargo?
    Muchas gracias anticipadas

  5. Buenas. Mi caso es el siguiente. Tenía 18000 euros en preferentes y al declararse nulo me devolvieron unos 15500 es decir; el total menos los intereses ya recibidos en dos años q hacia q las tenía. Recibí también otra suma en concepto de intereses de ese dinero. Mi pregunta es. Q debo declarar???

    • Estimado Juanjo, gracias por seguir el Blog Jurídico de Sepín.
      Los efectos fiscales de la declaración de nulidad de un contrato de adquisición de participaciones preferentes por sentencia judicial son:
      1. La declaración de los rendimientos del capital mobiliario derivados de la recompra de las participaciones preferentes mediante la presentación de una autoliquidación complementaria.
      2. La declaración del importe correspondiente a los intereses legales satisfechos por la entidad bancaria al cliente , minorados en su caso por los intereses legales que corresponden a la devolución de los intereses percibidos en su día por el cliente en el IRPF.
      3. La declaración de los intereses de mora procesal, si estos se han producido, en el IRPF.
      4. La declaración del importe de las costas procesales, si existe condena judicial, en el IRPF.
      5. No tendrá efecto fiscal la devolución de las participaciones motivo del canje.
      Para más información puede contactar con nosotros a través del servicio de consultas de Sepín en el mail:sac@sepin.es o en los teléfonos 902.33.88.00 // 91.352.75.51 o en el siguiente enlace: http://www.sepin.es/tienda/ficha_boletin/default.asp?id_pto=689&%201-CONSULTA
      Un saludo.

  6. inverti 6000€ en acciones de Bankia cuando salio la oferta en 2011, lo lleve a juicio la sentencia ha salido a mi favor con sentencia
    FALLO.¡:
    Debo declarar y declaro la nulidad de la suscripción de la compra…… con los intereses legales que correspondan…

    Debo declarar estos intereses en el IRPF del 16
    Gracias por adelantado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *