Diferencias entre la nulidad y la anulabilidad de los contratos

Comparte en tus redes
Share on Facebook117Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn9Share on Google+9Email this to someonePrint this page

Iciar Bertolá Navarro

Directora de Sepín Obligaciones y Contratos. Abogada

Entre los diferentes grados de invalidez de los contratos se distinguen dos acciones que son tratadas de forma confusa e imprecisa, en parte por la ambigüedad terminológica con la que nuestro Código Civil se refiere a las mismas, razón por la hemos querido dedicar este espacio a la denominada nulidad absoluta o inexistencia, y la mera anulabilidad o nulidad relativa.

La nulidad es la mayor sanción que nuestro ordenamiento otorga a un negocio jurídico, al negar al mismo la posibilidad de producir consecuencias jurídicas, y que tiene lugar cuando faltan alguno de los requisitos esenciales para su perfección, como son el consentimiento, el objeto y la causa especificados en el artículo 1261 CC, o cuando el contrato se ha celebrado vulnerando una norma imperativa o prohibitiva (art. 6.3 CC).

El principal efecto de la nulidad de pleno derecho es la falta total de efectos del contrato, de forma que al tratarse de un contrato nulo de pleno derecho, no es necesaria ni su impugnación ni que la nulidad sea declarada judicialmente.

Así, son características de la acción de nulidad:

-La nulidad de un contrato opera ipso iure, de manera automática, pudiendo declararse de oficio, sin expresa petición de parte (Sentencia del TS, de 14 de Mayo de 1994).

-La amplia legitimación, ya que pueden solicitarla no solo quienes han intervenido en el contrato, sino, además, quienes hayan podido resultar perjudicados con el mismo (Sentencia del TS, de 25 de Abril de 2001).

-Se trata de una acción imprescriptible. La acción de nulidad no está sometida a plazo de prescripción, porque lo nulo en su inicio no puede ser convalidado con el paso del  tiempo (AP Cádiz, Sec. 5.ª, de 1 de Octubre de 2009).

Por otro lado, la anulabilidad se encuentra regulada en los arts. 1300 y ss del CC. Es un tipo de ineficacia del contrato que tiene lugar cuando el mismo adolece de un vicio que lo invalida con arreglo a la Ley, como pueden ser el defecto de capacidad de obrar, la falta de capacidad del otro cónyuge y los vicios del consentimiento (error, dolo, violencia o intimidación).

En este caso el contrato existe, puesto que en él concurren consentimiento, objeto y causa, pero sufre algún vicio o defecto, por lo que es susceptible de anulación por los tribunales.

Como señala la sentencia de la AP Granada, Sec. 3, de 7 de Febrero de 2005,  la anulabilidad se conceptúa como un tipo de ineficacia relativa caracterizada porque el contrato produce sus efectos desde el momento de su perfección, pero estos son claudicantes, ya que su eficacia puede destruirse por el ejercicio de la acción de anulabilidad, que, en el caso de prosperar, determina la aparición de la ineficacia con efecto retroactivo, referida a la fecha de celebración del contrato; produciéndose, entonces, la restitución de las prestaciones que las partes hubieren realizado en virtud del contrato anulado, con sus frutos e intereses ( artículo 1303 CC), y, en su caso, si tal no fuese posible, se deberá restituir su equivalente ( artículo 1307 CC).

 Son características de la acción de anulabilidad:

-La anulabilidad no opera ipso iure, sino que precisa del ejercicio de una acción mediante la cual se declare por la autoridad judicial competente que tal ineficacia existe.

-La legitimación es limitada. El art. 1302 CC establece que pueden ejercitar dicha acción los obligados principal o subsidiariamente por el contrato que hayan sufrido el vicio en su consentimiento o sean menores o incapacitados. Se excluye la posibilidad de acordar la anulabilidad de oficio.

-En cuanto a su duración hay que decir que la acción de anulabilidad sólo durará 4 años, estableciendo el art. 1301 CC diferentes pautas en cuanto al inicio del cómputo. Así lo establece, entre otras, la sentencia del TS de 4 de Octubre de 2006. Este precepto, a pesar de referirse a la acción de anulabilidad, habla de la nulidad, de ahí la ambigüedad a la que nos referíamos al inicio de este post.

-Por último, la acción es susceptible de extinción, bien por el transcurso de los 4 años, por la confirmación o convalidación del contrato (véase la sentencia de la AP Barcelona, Sec. 13.ª, de 14 de Junio de 2013) y por la pérdida de la cosa.

 La diferencia sobre ambas acciones, efectos y supuestos que determinan su ejercicio han sido objeto de análisis en el estudio de jurisprudencia al detalle dedicado a esta materia.

*Actualización: En septiembre de 2014 se publicó la monografia sobre la nulidad y anulabilidad contractual, en la que se estudian de manera pormenorizada ambas figuras:

Nulidad y anulabilidad contractual

 

Comparte en tus redes
Share on Facebook117Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn9Share on Google+9Email this to someonePrint this page

13 comentarios en “Diferencias entre la nulidad y la anulabilidad de los contratos

  1. Tengo el siguiente caso: que agradeceria su opinion profesional:
    En la ciudad de Camiri Dpto. Santa Cruz – Bolivia
    1. La doble venta de una superficie de terreno por parte del municipio a uno de los funcionarios municipales,
    En 1950 la H. A. M vende a mis padres Severo Rios V. y Andrea Garnica de Rios 487,50 mt 2
    En 2001 consolida a antenor Cuevas Tarraga una superficie dentro del terreno vendido en 1950. con un documento de compra en que la madre de este funcionario Modesta Tarraga compra a mi padre en el año 1963 dicha superficie. realiza la transaccion solamente con mi padre. sin el conocimiento de mi madre. Mis padres ni siquiera habian iniciado divorcio, ambos han fallecido casados.

  2. Agradecería aclarasen si una escritura de compra venta puede ser considerada nula si el que compra, en el mismo acto, agrupa varias fincas. Para modificar los linderos, sustituye los vecinos y números del registro por las parcelas catastrales, aprovechándose de que la finca que incorpora no figura en el catastro. Con esta maniobra, incorpora una finca que no le pertenece, posteriormente la segrega y vende a terceros. Al tratarse de fincas rústicas, los verdaderos propietarios no se dan cuenta hasta transcurridos 20 años. Registralmente existen dos propiedades superpuestas, la original y la que se forma después de modificar maliciosa. la nueva finca se encuentra parcialmente poseída y otros terrenos desocupados.
    Cuál sería vuestra recomendación para poner las cosas en su sitio y poder recuperar la totalidad de la finca? Gracias.

  3. en unas capitulaciones matrimoniales, 4 años antes de divorcio, ahora pasados 4 años desde su firma se puede pedir de algún modo la nulidad o anulabilidad, fuera de esos 4 años del codigo civil

  4. Buenos días, mi tío es una persona mayor de edad incapacitada por mandamiento judicial por causa psiquica, siendo nombrado tutor mi padre, mi tío viene realizando con frecuencia en la entidad bancaria descubiertos en su cuenta corriente, por lo que el banco le ofrece un seguro relacionado con tal causa, cuyo contrato firma el sólo, sin el consentimiento de mi padre, el cual tras percatarse del mimo, acude al banco para informarse recibiendo un trato vergonzoso, así que vamos a reclamarlo, dado que, el banco no ha tenido en cuenta la situación de incapacidad de mi tío, (aunque no está informado de ello, salvo que el juzgado lo realice de oficio), por lo que me surge la siguiente duda ¿ Se trata de NULIDAD o ANULABILIDAD?.

  5. tengo un caso donde una pareja se ha divorciado, el Juez ha homologado un acuerdo transaccional donde ambos demandante y demandado se comprometen a hacer usufructo del departamento hasta que ambos fallezcan, (es decir divorciados pueden aun compartir el depratamento), bien, la ex esposa, ha denunciado a la fiscalia por violencia contra la mujer de parte del ex esposo que no la deja entrar al departamento, es mas, ha firmado un acta donde el exposos expresamente dice que no desea que la ex esposa haga uso del departamento; ¿ corresponde una demanda de anulabilidad del acuerdo transaccional por incumplimiento del acuerdo por parte del ex esposo? Muchas Gracias.

  6. Buenas tardes, quería su opinión sobre la imprescriptibilidad en la acción de nulidad de cláusula abusiva de préstamo hipotecario.
    Se trata de saber si no hay plazo alguno para reclamar la nulidad de cláusula de gastos de formalización de hipoteca constituida en el año 1992, amortizada y cancelada en el año 2004, y pedir la devolución de lo cobrado de forma indebida.

  7. Hola
    Si no hace falta la declaración de un juez para dictaminar la nulidad absoluta de una cláusula abusiva de pleno derecho, como por ejemplo, las cláusulas suelos. Cómo es, qué en los juzgados las declaran nulas, para restituir lo pagado indebidamente por ella.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *